Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2003/06/09 00:00

La negra tiene 'tumbao'

En el mejor momento de su vida política la senadora Piedad Córdoba hace una apuesta riesgosa: hacer oposición desde la copresidencia del Partido Liberal.

La negra tiene 'tumbao'

Para unos fue una derrota; para otros una muestra de sabiduría política. Una semana después de haber ganado las votaciones internas del congreso liberal la senadora Piedad Córdoba aceptó la presidencia colegiada de la dirección, junto al senador Juan Manuel López. En sólo unas semanas esta política antioqueña de 48 años pasó de estar en el ostracismo político a presidir las toldas liberales. En ese éxito se combinan la coherencia ideológica, la postura de crítica al gobierno y la fortaleza de carácter.

Piedad Córdoba vive el punto más alto de una carrera política, que se inició hace 20 años de la mano de William Jaramillo. Ha sido concejal de Medellín, diputada de Antioquia, representante a la Cámara y senadora desde 1994. La 'Negra' se ha convertido desde el Congreso en la defensora de las minorías étnicas, de género y de orientación sexual. No es fácil defender esas causas liberales en un país tan conservador como Colombia. No obstante, impulsó la ley de las comunidades negras y de protección a la familia y de creación de la Dirección de Equidad para la Mujer. Este trabajo legislativo le ha ganado el respeto de las organizaciones de mujeres, homosexuales y afrocolombianos. Asimismo, se ha ganado la animadversión de grupos católicos por su defensa al proyecto de ley que despenaliza el aborto y que regula los derechos de las parejas del mismo sexo.

El camino a la dirigencia liberal no ha sido fácil. Estuvo inmiscuida en las investigaciones de fraude electoral que la Registraduría denunció en las pasadas elecciones legislativas; sin embargo al final conservó su curul, aunque estuvo muy cerca de quemarse. Luego perdió el puesto que tenía en la comisión primera, que trata las reformas constitucionales, y tuvo que entrar a la séptima, especializada en temas laborales. No le sirvió su estrecha relación con el hoy embajador ante la OEA, Horacio Serpa. En esa comisión se destacó como opositora de los proyectos de reformas laborales y pensionales. Mientras los liberales oficialistas buscaban acercarse a Uribe y algunos hasta desertaron del serpismo, Córdoba endurecía su posición contra el gobierno.

Pero sería el debate de Invercolsa contra el ministro del Interior, Fernando Londoño, el golpe de opinión que la impulsaría a regresar por la puerta grande al Partido Liberal que la había marginado. A pesar de que para muchos observadores el Ministro ganó el debate, fueron la tenacidad y la perseverancia de la 'Negra' lo que les permitió a los colombianos conocer mejor las acusaciones de Invercolsa. Su victoria en el congreso partidista del 31 de mayo preocupó a los sectores uribistas ya que Córdoba podría arrastrar a la bancada liberal oficialista a una férrea oposición y dar al traste con los silenciosos pero constantes acercamientos con el gobierno.

Con la presidencia colegiada de la dirección liberal el llamado antiuribista de Córdoba queda un poco silenciado. Sin embargo ya se ganó una posición de liderazgo en el liberalismo. Desde allí puede aprovechar para hacerle pasar malos ratos al gobierno, como la moción de censura que impulsa contra el ministro Fernando Londoño. Este es el cuarto de hora de Piedad Córdoba y será una de las protagonistas políticas de este año. De cómo lo maneje depende si sigue como una voz solitaria en el desierto o se consolida como la líder de la oposición a Alvaro Uribe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.