Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2017 12:24:00 PM

La novela negra también tiene su escritor colombiano

El escritor antioqueño John Saldarriaga presentó en la Fiesta del Libro de Medellín El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático, una novela detectivesca basada en un caso real.

Es difícil hacer literatura negra después de Raymond Chandler y su detective Philip Marlowe; o de Ricardo Piglia y su investigador impresionante, Emilio Renzi, sin embargo se sigue intentando, el ingenio de los escritores nos sigue sorprendiendo. En Colombia la novela negra no ha tenido escritores destacados, pero en la Fiesta del Libro de Medellín se conoció a uno: John Saldarriaga, que presentó su novela El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático, que escarba en clave de ficción en la muerte del dramaturgo paisa Farley Velásquez. Semana.com habló con Saldarriaga —que es un curtido periodista del diario El Colombiano— sobre esta novela.

SEMANA: ¿Qué tanto de ficción hay en este libro basado en un hecho real?

John Saldarriaga: Yo creo que no soy el primero que lo dice: no se tiene que escribir sobre cosas absolutamente reales, sin embargo gran parte de mi literatura parte de la realidad y desemboca en la ficción. Puede que el dato disparador, como dicen los periodistas, sí fue lo de la extraña muerte de Farley, sin embargo después de unas indagaciones iniciales ya todo lo demás es ficción. No se puede decir que sea un espejo total de la realidad.

SEMANA: ¿Qué le llamo la atención del caso de Farley?

J.S.: Me llamó la atención un dato que a la postre puede que no haya tenido mucha implicación o gravedad, me pareció muy curioso que se anunciara la muerte un martes de septiembre como si hubiera muerto en la noche del lunes, y en realidad él murió entre la noche del domingo y la madrugada del lunes y permaneció como NN 24 horas en Medicina Legal y no entiendo por qué ocultaron ese pedazo que no era culpa de nadie. También me llamó la atención que apareció muerto en el andén de una casa de masajes recreativos, eso le pareció difamatorio a las personas que lo querían, sabiendo que las casas de ese tipo de recreaciones existen hace tanto y no hacen daño, como tantas otras cosas que sí lo hacen. Bueno, en todo caso ahí entra mi personaje, el Fiscal Rosado, para tratar de darse cuenta de todo.

SEMANA: El género negro suele no ser muy apetecido por la literatura “seria” ¿por qué le interesó a usted?

J.S.: Siempre me ha interesado este género negro, me ha interesado como lector. Siempre he tenido a la par la lectura de otros géneros: novela histórica, novelas de la edad media, a la par de estar leyendo cualquier tipo de literatura, y también me interesa la aventura, y ahí me interesa el género detectivesco y el negro. Yo creo que son géneros muy recreativos, un aliciente, porque el ser humano no aguanta tanta realidad. No creo que sea literatura más fácil, pero le deja a uno una energía más divertida para poder seguir trabajando y subsistiendo.

SEMANA: Hay muchos grandes detectives en la literatura, ¿cuál es la personalidad de Rosado?

J.S.: La colección de UPB que ahora me publica quiere que este sea un personaje recurrente, que aparezca en muchos casos, lo que se instala en la tradición detectivesca. Entre todos los detectives hay civiles y policivos, el mío es un fiscal que estudió derecho y criminalística, un hombre muy moderno que también se guía por las corazonadas y el pálpito. Creo que un detective moderno estaba haciendo falta, porque ya conocemos a los clásicos que aparecen a finales del siglo XIX y la revolución industrial.  

SEMANA: Pronto publicará el libro Las fábulas de Alí Pato, ¿por qué publicar fábulas cuando parece un género olvidado?

J.S.: Tengo una admiración profunda por los animales y les tengo más fe y confianza que a los seres humanos, porque casi nunca defraudan. En ellos casi no está la maldad. Desde que aprendí a leer comencé leyendo las fábulas y luego han tenido una gran influencia sobre mí. He leído fábulas de la India, de China, de Europa, del siglo XIV, de la edad media. Encuentro en el género todo un mundo por explorar y por eso quise escribir el libro, fábulas que no fueran sólo para niños.

SEMANA: Usted ha publicado novelas, cuentos, poesía y crónicas, ¿en qué género se siente más cómodo?  

J.S.: Para mí todos los géneros son lo mismo en la medida de que son formas de contar la vida, tanto la ficción como la no ficción. En ficción uno tiene la posibilidad de dar su punto de vista sobre la vida, la sociedad, en fin, lo hace a través de los personajes, lo mismo sucede con la crónica, estás contando un aspecto de la vida, un filón que te interesa a ti, pero a través de una historia ajena.  

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.