Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

La nueva apuesta de Efromovich

El magnate brasileño ve en Colombia uno de los destinos turísticos con más futuro en el continente. Por eso le está apuntando a la industria hotelera.

Germán Efromovich es uno de los símbolos de la confianza inversionista en el país. En 2004, cuando Colombia todavía no figuraba en el radar de los grandes negocios internacionales, el empresario brasileño le apostó al futuro y compró Avianca, incluso cuando parecía imposible sacarla de sus aprietos financieros. Pocos años después, a punta de gerencia, trabajo y una sensibilidad para oír a los clientes -a quienes él mismo atiende-, Efromovich transformó la aerolínea y la convirtió en una de las líderes del continente con presencia en la bolsa de valores.

Y varios años después de esa primera incursión, decidió repetir. Esta vez quiso probar suerte en la industria hotelera nacional. Su primer paso en este mercado fue comprar el hotel boutique Cartagena de Indias en el centro histórico de La Heroica. Y hace dos semanas, lanzó Movich Hotels, su propia cadena hotelera que suma sedes en Pereira, Rionegro y Medellín, donde compró el Hotel Intercontinental. Este será el único que conservará su nombre. Los demás, incluido el de Cartagena, se conocerán como Movich Hotels.

En los próximos meses, construirán dos en el norte de Bogotá y, posteriormente, abrirán otros en ciudades como Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Santa Marta, San Andrés y Pasto. Según Juan Pablo Franky, presidente de Movich, "el reto es convertirnos en una gran cadena hotelera colombiana que pueda competir con otras cadenas reconocidas internacionalmente".

Los hoteles están dirigidos a hombres y mujeres de negocios. Cuentan con todas las comodidades y la tecnología de punta necesaria para que los empresarios extranjeros y locales puedan desarrollar sus actividades profesionales, así como convenciones y reuniones de alto nivel. A mediano plazo, los directivos evaluarán si es viable entrar en el sector de hotelería turística. Por ahora, los distintos hoteles ofrecen habitaciones que oscilan entre los 250.000 y los 600.000 pesos.

Con esta nueva inversión -de más de 250.000 millones de pesos-, Efromovich deja claro que ve en Colombia uno de los destinos turísticos del futuro en América Latina. Los 50 años del conflicto armado han dejado al país rezagado en este frente. Se da por hecho que si esta guerra llega a terminar, serán cientos de miles los extranjeros que querrán conocer Cartagena, las playas y las selvas colombianas. Además, con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, para nadie es un secreto que Colombia también se está convirtiendo en un importante centro internacional de negocios. Ante esta expectativa, nada más lógico que integrar la aerolínea nacional con hoteles en todas las ciudades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.