Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/05/08 00:00

La ‘papa caliente’ que tiene el juez 38

Tras haberle dado un polémico permiso a Manuel Nule, el funcionario ahora deberá decidir si le da casa por cárcel.

. Foto: .

Es probable que el juez 38 penal del circuito, Jesús Ignacio Martínez, nunca haya tenido una preocupación tan grande como la que ahora lo ronda. Y eso que ha tenido motivos de peso. En su pequeña oficina del primer piso de Paloquemao, le ha tocado decidir sobre asuntos de interés nacional como la suerte judicial de la exreina Valerie Domínguez por el caso de Agro Ingreso Seguro y la condena a siete años y siete meses a los primos Nule por el desfalco a las finanzas distritales.

Sin embargo, dicen en Paloquemao, su nombre no había quedado tan expuesto después de haberle otorgado el permiso de un día a Manuel Nule para asistir a una ceremonia de su hijo, quien celebró el sacramento de la primera comunión. Magistrados del Consejo Superior de la Judicatura prometieron investigarlo por ese permiso.

Pero esto no es nada comparado con la decisión que ahora debe tomar: conceder o no al mismo Manuel la casa por cárcel por ser padre cabeza de familia. No es tarea fácil, pues la opinión pública siente que los Nule, como cerebros del mayor desfalco en la historia reciente del país, acceden a beneficios que aunque están estipulados en la ley, a muchos otros les resulta imposible acceder.

En la solicitud, conocida por Semana.com, los abogados de Manuel Nule argumentan, jurisprudencia en mano, lo siguiente: “Tras los acontecimientos que hoy tienen al señor Nule Velilla privado de su libertad, la custodia (del menor) recayó, en su totalidad, en la madre de los menores, quien, desde hace un par de años, partiría con ellos rumbo a España, donde obtendría la calidad de residente comunitaria. En el 2012, en razón al inmensurable apego que profesaba hacia su padre, (el menor) manifestó a su mamá su deseo de regresar a Colombia para estar con su papá, a lo que ella accedió luego de que el niño presentara sintomatología depresiva”.

Entre los documentos que reposan en el escritorio del juez hay un dictamen elaborado por una siquiatra, el 17 de enero del 2013, donde se concluye que el menor presenta trastorno depresivo moderado. El abogado Hernán Gonzalo Jiménez, quien realizó la petición, concluye que, ante los hechos presentados, es necesario reunir a este hijo con su padre.

¿Cómo resolver semejante asunto? La respuesta es compleja no sólo por la decisión que deberá tomar el juez en derecho y ajustada a la ley, sino por la presión que de esta se deriva. Manuel Nule es uno de los empresarios que durante el escándalo mantuvieron un bajo perfil en el trasegar social de su familia, pero era quien tenía la habilidad para estructurar decenas de negocios del Grupo Nule que hoy son cuestionados.

Desde hace varios meses, Manuel y sus primos Miguel y Guido entraron en una especie de huelga judicial, pues decidieron no colaborar en ninguno de los procesos por el denominado ‘carrusel de la contratación’. No obstante, quienes conocen el proceso por dentro aseguran que ya no es necesaria su colaboración, pues la Fiscalía afronta algunos juicios contra servidores públicos, abogados y empresarios, y en otros casos avanza en negociaciones de rebaja de penas con otros involucrados que han colaborado efectivamente con la justicia.

En fin, la expectativa es enorme. Hace tan solo dos semanas el juez recibió la solicitud de Nule, que primero llegó a la Corte Suprema de Justicia. Podrá tomarse su tiempo porque no hay un plazo para semejante decisión, aunque desde ya sabe que es un asunto que le traerá un dolor de cabeza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×