Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/20/2014 12:00:00 AM

La pelea que perdió el procurador con el fiscal

La historia de un nuevo roce entre Alejandro Ordóñez y Eduardo Montealegre.

De nuevo, aunque en esta ocasión de manera silenciosa, se libró un nuevo round entre el procurador general, Alejandro Ordóñez, y el fiscal general, Eduardo Montealegre. La confrontación se originó porque delegados del Ministerio Público decidieron evaluar con lupa varios documentos del jefe del ente acusador.

Al final, Montealegre se impuso y Ordóñez se vio obligado a sacar bandera blanca. Esta es la historia.

En esta última semana delegados del Ministerio Público tenían previsto realizar una inspección en una notaría de Bogotá en la que reposan documentos firmados por el fiscal Montealegre.

Específicamente, en la Notaría se encuentran papeles que certifican la renuncia de Montealegre a varios poderes en procesos que tuvo cuando fungía como abogado y asesor de diferentes firmas. Sin embargo, la inspección se canceló cuando se estableció que no tenía las facultades para adelantarlas.

En la oficina de registro público ubicada en la zona industrial, el abogado de Montealegre fue notificado de la acción. El jurista alegó que no se podía realizar esta acción ya que el juez natural del fiscal general es la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.

Ante la insistencia de los delegados del procurador, el fiscal tuvo que intervenir desde su lecho de convaleciente. Montealegre está incapacitado desde hace varios días porque padece una fuerte gripa. Aun así, Montealegre tomó el teléfono y llamó al procurador general. En la conversación le exigió explicaciones sobre el tema. ¿Quién ordenó esa inspección? ¿Qué motivos tenían para recolectar esos documentos privados? Fueron algunos de los interrogantes que le hizo a Ordóñez en la charla.

Este, por su parte, le respondió que no conocía nada sobre el hecho y le manifestó que iba a hacer todas las averiguaciones internas con el fin de establecer quién había dado la orden. Ante esto, se comunicó con sus asesores y delegados para conocer toda la información relacionada.

Pocos minutos después, se presentó una nueva comunicación entre los dos. En esta oportunidad, el Procurador le aseguró a Montealegre que ya había ordenado la suspensión inmediata de dicha acción y que había tomado decisiones internas. Fue una nueva confrontación. Silenciosa en este caso y de la que, por ahora, Montealegre salió victorioso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.