Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/2013 12:00:00 AM

La pena que pagará el policía que mató a su esposa

El patrullero José Rubiano deberá pagar 318 meses de cárcel tras aceptar que cometió el crimen.

Con resignación, el patrullero de la Policía José Rubiano escuchó la sentencia de 26 años y medio que la juez cuarta de conocimiento de Bogotá le impuso por haber aceptado que asesinó a su esposa, Ladydiana Bonilla, en octubre del 2012.

El agente una vez conoció la pena definitiva a purgar y luego que se le hizo una rebaja de la tercera parte (13 años) por haberse allanado al cargo de homicidio agravado, señaló ante la juez que no tenía nada para decir, ni ningún recurso para interponer.

El fallo fue conocido en medio de duros argumentos de la juez, quien señaló que este hecho deja un grave antecedente de intolerancia y del sometimiento de la mujer. Indicó además que la víctima era agredida por su esposo cuando no accedía a las cosas que él quería.

Tras conocer la sentencia, María Benedicta Mayorga, progenitora de la víctima, señaló que está conforme con la decisión de la juez y que espera que el caso de su hija sea tenido en cuenta para evitar que se sigan cometiendo atropellos contra mujeres indefensas.

“Que mi Dios lo perdone y que no vayan a pasar tantos casos como este (…) Es que no tengo palabras para decirles, porque a mí me duele en el alma. Hoy no tengo para salir adelante”, indicó la mamá de Bonilla, al tiempo que señaló que jamás el agresor le pidió perdón por asesinar a su hija.

Mayorga dijo que su hija vivió todo un infierno al lado del policía durante los 12 años que permanecieron juntos, y que nunca denunció los atropellos por miedo. “La maldecía. Le daba una mínima de centavos para que hiciera mercado, para que le alcanzara un mes y ella me decía ‘mamá no me alcanza para hacer mercado para el mes, ¿qué hago?”, narró la mujer.

Los hechos

El representante de la familia de la víctima, abogado Gildardo Acosta, dijo que está conforme con la pena impuesta y que ahora sigue el incidente de reparación, al tiempo que recordó los hechos que llevaron a la muerte de la mujer de 27 años.

“En octubre del año pasado se dirigió a llevar a su hija al colegio, al regresar a la casa, la estaba esperando su esposo con un cuchillo y le propinó 19 puñaladas (…) No conocemos las circunstancias que desataron los hechos porque hace muy pocos días la señora se había ido a vivir a la casa de la mamá, precisamente por los maltratos”, indicó.

El patrullero Rubiano en el momento del crimen, perpetrado en el barrio J. J. Rondón, de la localidad Ciudad Bolívar, se encontraba adscrito a una estación del centro de Bogotá.

Señalan los testigos que Bonilla una vez vio que el Policía la estaba esperando, intentó correr. Pero su carrera fue en vano ya que fue alcanzada por el hombre, quien la agredió con el cuchillo. Ladydiana alcanzó a ser trasladada al hospital de Meissen, pero pese al esfuerzo de los médicos falleció.

Ladydiana, oriunda de Otanche (Boyacá), había nacido hace 27 años en esa población. Del matrimonio con Rubiano existe una niña de 7 años, que en la actualidad, según la progenitora de la víctima, está bajo custodia de la familia del patrullero.

Después de perpetrado el hecho, Rubiano estuvo desaparecido. No volvió a la estación donde laboraba. Sólo se supo de él un día después de que los familiares le dieran cristiana sepultura a Bonilla, quien laboraba como enfermera en una clínica de Bogotá.

Según el abogado del patrullero, su cliente estuvo muy arrepentido en esos días en los que nadie supo de su paradero. De hecho, agregó el jurista, el acusado pensó en quitarse la vida. El policía actualmente se encuentra recluido en la cárcel La Picota de Bogotá en el pabellón de funcionarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.