Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2014 12:00:00 AM

La política entre ‘hackers’ y la ‘loca de las naranjas’

¿Fueron adecuadas las respuestas de Claudia López y Armando Benedetti a quienes les tomaron estas imágenes en el Congreso?

Las imágenes fueron tomadas de espaldas. La senadora Claudia López tiene un libro en sus manos y audífonos en sus oídos. El senador Armando Benedetti pasa sus dedos con rapidez sobre la pantalla de una tableta. En ese mismo instante en el recinto hay una discusión por el tema de la sequía que golpea con fuerza a buena parte del país y que se cierne sobre la población y el medio ambiente como una grave amenaza de consecuencias imprevisibles.


En las pasadas elecciones parlamentarias, Claudia López fue una de sensaciones. Alcanzó la envidiable cifra de 81.045 votos como candidata del partido Alianza Verde. Muchos de esos votos fueron hechos por anónimos ciudadanos que premiaban sus valientes antecedentes. Ella fue una de las investigadoras que se atrevieron a documentar los nexos entre paramilitares y algunas estructuras políticas del país.

De hecho, buena parte de sus informes se convirtieron en el punto de partida para que la justicia sustentara los procesos que se conocieron como la ‘parapolítica’, y que condujeron a la captura de más de una veintena de congresistas y políticos de otros niveles a quienes se les han comprobado sus vínculos con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Armando Benedetti, del Partido de la U, es una de las figuras más reconocidas del parlamento. No sólo por sus propuestas atrevidas que buscan dejar atrás temas tabú relacionados con las drogas y la sexualidad en su propósito de construir una sociedad más liberal sino el aprendizaje que tiene de la mecánica del Congreso del cual llegó a ser su presidente.


Y ambos comparten su antagonismo ideológico con Álvaro Uribe Vélez. Esta característica los ha puesto en la mira de muchos sectores. Es posible que algunas personas afines al expresidente o al excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga les hayan tomados las imágenes que ahora circulan profusamente en las redes.

De hecho, López y Benedetti lo interpretaron así y respondieron con singulares mensajes en la red. No es algo extraño. De hecho, es difícil encontrar hoy un político en cualquier parte del planeta que no haga uso de esta herramienta. La pregunta natural es: ¿lo hicieron adecuadamente? El periodista Ricardo Galán, con experiencia en el liderazgo de oficinas de comunicación de los políticos y en apasionado de las nuevas tecnologías, dice “Twitter es un medio caliente para cabezas frías”. Si no se aplica esta máxima, el trinador corre el riesgo de que un simple microblog genere un ruido de consecuencias monumentales.

Y esto es lo que parece haberles pasado a López y Benedetti. Al margen de quién les haya tomado las fotos y esté escrutando cada uno de sus movimientos en un escenario abierto como es el Congreso, ambos pusieron tal pasión en sus trinos que ahora son tendencia en la red.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.