Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/29/2013 12:00:00 AM

La primera cita del conductor ebrio con la justicia

Este martes se realizará la audiencia de imputación de cargos en contra de Fabio Andrés Salamanca.

Esta semana terminará la dolorosa espera de las familias Bastidas, Torres y Cangrejo. En la mañana de este martes se realizará la audiencia de imputación de cargos en contra de Fabio Andrés Salamanca, el joven ebrio que mató a dos ingenieras que se transportaban en un taxi -Diana Bastidas y Ana Torres-, y dejó al conductor Holman Iván Cangrejo gravemente herido.

Semana.com estableció que hacia las 6:30 de la mañana, el fiscal 43 de la unidad de vida solicitará ante el centro de servicios judiciales la asignación del juez de control de garantías que presidirá la diligencia judicial, la cual se llevará a cabo en un juzgado del complejo judicial de Paloquemao, en Bogotá.

En la primera cita de Salamanca con la justicia, que solo se realiza cuando el ente acusador reúne los elementos probatorios del caso, se le imputarían los delitos de homicidio con dolo eventual y lesiones personales agravadas. También se solicitaría que el joven sea cobijado con medida de aseguramiento.

Según fuentes extraoficiales, el implicado y su familia estarían interesados en conciliar con la Fiscalía para que se llegue a un acuerdo de indemnización. En caso de lograrse dicho acuerdo, Salamanca gozaría el beneficio de que se le cambie el delito que se le imputa y así se reduzca la pena.

También se conoció que en las próximas horas, el joven se someterá a nuevos exámenes, los cuales serán realizados por peritos de Medicina Legal, así lo confirmó una fuente de ese instituto a este medio. Por ahora no se precisa si dichos exámenes son médicos o siquiátricos.

Si se demuestra la recuperación íntegra del joven, es decir, el pleno uso de sus facultades mentales, no habrá ningún impedimento para que este comparezca ante el juez.

El concepto favorable sobre su salud se conoció el pasado viernes 26 de julio, cuando Salamanca fue dado de alta por la clínica Montserrat, donde estuvo internado las últimas dos semanas. Esto, con el fin de recuperarse de un cuadro de estrés agudo que habría presentado tras el trágico suceso, ocurrido el pasado 12 de julio en la calle 26 con carrera 32.

La historia clínica fue entregada a las autoridades competentes. Sobre ese asunto habló, en días pasados, el director seccional de Fiscalías de Bogotá, Eduardo Carranza, quien confirmó que esa autoridad fue notificada sobre la salida del joven del centro asistencial.

Según Carranza, citado por ElTiempo.com, por el momento, no se pedirá una orden de captura en contra de Salamanca debido a que su abogado y su familia aseguraron que el ingeniero se presentará voluntariamente a la diligencia.

Sin duda, este caso es polémico. Una de las controversias se presentó el pasado 19 de junio, cuando se conoció sobre un inesperado examen médico. Al parecer, el día que ocurrió el fatal hecho, el Hospital Universitario Mayor (Méderi) le practicó una examen médico al joven, cuya conclusión era que Salamanca se hallaba en plenas condiciones físicas y mentales, es decir, no presentaba el mencionado cuadro de estrés agudo. (Lea 'Las dudas sobre la salud de Salamanca')

Según algunos medios, fuentes cercanas a la investigación de este caso aseguraron que los resultados de la prueba de Méderi permitieron que, en ese momento, se le diera de alta al ingeniero.

En diálogo con Semana.com, Roberto Bastidas, el padre de Diana -una de las víctimas-, le envió un mensaje a Salamanca.

“Desafortunadamente, usted tiene que pagar, porque nos hizo un mal muy grande a cuatro familias, incluyendo la suya. Su familia debe estar también destrozada, pero lo visitarán detrás de muros y se tiene la esperanza de que algún día salga a la calle, pero, ¿nosotros qué, Fabio Andrés?, ¿cómo nos dejó usted? Con las manos vacías. Usted dejó de ser una persona próspera y pasó a ser un delincuente, porque usted asesinó a mi hija y la justicia tiene que seguir su rumbo… Ojalá que otras personas no cometan el mismo error”. (Lea 'Las vidas que apagó un conductor ebrio')

Mientras se conoce la decisión de la justicia en este caso, las familias de las víctimas, en medio del dolor, enfrentan la ausencia forzosa de sus seres queridos y marchan para que el lamentable episodio no quede en la impunidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.