Sábado, 20 de septiembre de 2014

| 2013/01/28 00:00

La primera cita de Petro con la justicia este año

por María del Pilar Camargo, periodista de Semana.com

La Fiscalía citó al alcalde para interrogarlo sobre su actuación frente al nuevo modelo de aseo.

Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Foto: Archivo SEMANA

Las anunciadas diligencias preliminares de la justicia en contra del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, por el nuevo modelo de aseo, ya tienen una primera fecha. 


El próximo jueves 31 de enero el mandatario deberá acudir a su primera cita con la justicia. A las 9 de la mañana comenzará el interrogatorio por parte del fiscal Mauricio Martínez, delegado ante la Corte Suprema de Justicia, ante quien Petro deberá rendir su versión sobre el manejo dado al nuevo esquema de basuras.


De confirmar la existencia de elementos probatorios, la justicia imputará cargos contra el burgomaestre, según lo confirmó a Semana.com una fuente que pidió la reserva.


En declaraciones recientes, el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, aseguró que con las diligencias preliminares se buscar “verificar si se cumplieron los principios de planeación y transparencia propios de la administración pública”. Así mismo, negó que la indagación tenga algún “tinte político”. “A la Fiscalía no le temblará la mano”, agregó el jefe del ente acusador. 


En el pasado mes de diciembre comenzaron a sonar las investigaciones de la Fiscalía en contra del alcalde. En ese momento, Montealegre anunció un "examen muy minucioso" sobre la contratación y el impacto ambiental del polémico modelo de aseo. Esto, con el fin de determinar si el mandatario incurrió en una falta penal.


Varias fueron las motivaciones que tuvo el organismo fiscalizador para realizar las diligencias preliminares. En primer lugar, analizar "la contratación de la medidas que se tomaron". "Hay que hacer un examen muy minucioso sobre la contratación de las medidas que se tomaron, si fueron medidas prudentes", explicó. 


En segundo plano, revisar si el esquema de recolección de basuras tuvo efectos negativos en el medio ambiente. "Como un hecho conexo se tendrá que determinar si la situación que se presentó con las basuras en Bogotá tiene o no impacto en el medio ambiente, y si eso tiene relevancia penal", agregó el jefe del ente acusador. Lo anterior, por la acumulación de basuras que se dio en los primeros días del nuevo modelo, que arrancó el 18 de diciembre pasado.


Como tercer punto, el fiscal Montealegre dijo que la investigación busca estudiar algunos "temas contractuales" en referencia a un posible análisis sobre el alquiler de los camiones compactadores de basura. 


"He designado un funcionario de muy alto nivel para que valore la denuncia presentada en contra del alcalde y determine si esas conductas que se le están atribuyendo al alcalde mayor de Bogotá tienen o no relevancia penal”, precisó Montealegre, quien concluyó que el ente acusador busca establecer la responsabilidad de Petro en la finalización de los contratos a las empresas privadas recolectoras de basuras.


Las respuestas de Petro


El alcalde Petro, quien ha mantenido un aparente desinterés frente a las investigaciones en su contra, ha emitido desafiantes declaraciones ante los llamados de la justicia, en las que asegura “no tener miedo”.


Estas han sido algunas de sus respuestas:


“Las investigaciones son bienvenidas". 


"No tenemos nada que ocultar. En mi experiencia de largos años al frente de la lucha contra las mafias y la democracia en Colombia, lo que he tenido son investigaciones, eso no me quita ningún minuto de tranquilidad y serenidad".


"No estamos dispuestos a seguir arrodillando el Distrito a tres o cuatro contratistas por muchos amigos políticos y de medios que tengan".


“No nos asusta que nos amenacen con la cárcel. No nos asusta que la única empresa operadora de aseo que tiene todos los días la visita de Fiscalía, Procuraduría, etc. sea la de Bogotá, mientras no les hacen visitas a los privados”.


“No me disgusta la idea de que tengamos nuevas elecciones este año”.


No obstante, hace varias semanas, en una entrevista con la agencia EFE, Petro admitió la incapacidad del nuevo operador público de recoger a tiempo todas las bolsas de basura. "Hubo personas que se dedicaron en la Administración a aletargar que el operador público tuviera flota en el momento indicado (...) y esa actividad fue la que determinó que no pudiéramos tener la suficiente capacidad para soportar el momento crítico nosotros solos", argumentó.  


Las otras investigaciones


El pasado 16 de enero, la Procuraduría General de la Nación abrió formalmente una investigación disciplinaria en contra del alcalde Petro por presuntas irregularidades relacionadas con la prestación del servicio público de aseo.

El ente disciplinario verificará "la ocurrencia de la conducta (...) y las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que posiblemente se cometió el posible perjuicio causado a la administración pública y la presunta responsabilidad del burgomaestre".También se ordenó la práctica de pruebas, a cargo de la sala disciplinaria, y se dispuso escuchar en versión libre y espontánea al mandatario distrital "si así lo decide el investigado", según el comunicado emitido por el Ministerio Público.


El alcalde está en la mira del ente disciplinario luego de que la Personería de Bogotá solicitó una investigación en su contra por “obstaculizar el cumplimiento de las funciones de una autoridad de control”. 


Lo propio hizo el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, quien el 18 de diciembre también pidió a la Procuraduría abrir una investigación al considerar que estuvo “en juego la salubridad pública de los bogotanos”.


El alcalde también tendrá que responder ante una queja por el llamado ‘carrusel de la contratación’. En septiembre pasado, el periodista Felipe Zuleta presentó la queja por un presunto vínculo entre el alcalde y los cuestionados contratistas del grupo Nule.  El tema es analizado por el Ministerio Público. 


En la información consignada en el Sistema Misional de la Procuraduría, por presunta violación del régimen de inhabilidades disciplinarias, el alcalde tiene una indagación preliminar por una supuesta irregularidad relacionada con su posesión en el cargo de senador para el periodo 2006-2010. 


Finalmente, en manos del Consejo de Estado se encuentra una investigación que busca determinar la responsabilidad del alcalde ante una presunta inhabilidad para ejercer la Alcaldía. El concejal Orlando Parada, quien presentó la solicitud, argumentó que hace más de 25 años, cuando Petro militaba en el M-19, fue condenado por un tribunal militar por el porte ilegal de armas. Petro tiene una carta a su favor. En julio, cuando el alcalde asistió a una audiencia, el procurador quinto delegado ante el Consejo de Estado Isnardo Jaimes, les solicitó a los magistrados del alto tribunal "desechar" la demanda. 


Por el tema de las basuras también existen quejas de los operadores ante la Superintendencia de Industria y Comercio. A lo anterior se suma que el operador de la basura LIME, la empresa a la que Petro vinculó con el paramilitarismo, también estudia una demanda. 


Así las cosas,  parece ser que el 2013 no será un año fácil para el alcalde Petro, por lo menos, así se prevé en el plano judicial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×