Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2012 12:00:00 AM

La propaganda que se volvió símbolo contra la violencia de género

Un partido de fútbol celebrado entre un padre y un hijo termina en una confesión que paraliza a los espectadores. Sus creadores confirman que el espacio televisivo fue inspirado en el caso que protagonizó el técnico 'Bolillo' Gómez.

El escándalo protagonizado en el 2011 por el técnico de fútbol Hernán Dario 'Bolillo' Gómez, que le costó su puesto como técnico de la selección Colombia; y el Estudio sobre tolerancia social e institucional a la violencia en Colombia de UNIFEM (Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de género y el empoderamiento de la mujer) y la Presidencia, inspiraron la campaña "Nada justifica la violencia contra las mujeres".

El polémico episodio del 'Bolillo' fue el punto de partida de este proyecto, así lo afirma en entrevista con Semana.com Florance Thomas, coordinadora del Grupo Mujer y Sociedad y una de las líderes de la iniciativa.

"No queríamos dar la impresión de que nos aprovechábamos del mal momento del entrenador para ganar relevancia, por eso decidimos esperar un poco para lanzar la campaña. Sobre todo ahora, cuando se acerca el Mundial de fútbol”, dice Thomas.

La propaganda muestra un partido de fútbol jugado por niños y niñas que no pasan los 12 años de edad. Según los creadores, la inclusión de esta población pretende alentar la equidad de género entre los niños.

El mensaje pedagógico es dado por uno de los actores, un niño que en el partido es víctima de una falta. Su padre lo anima a cobrar el penalti: "¡Déle duro, mijo, sea varón!". Los creativos indican que tales expresiones son comunes entre los padres que crían a sus hijos de una manera machista al despreciar el papel de la mujer.

El remate del mensaje se convierte en una lección para el padre del niño, quien a uno de los comentarios de su protegenitor le responde que no desea parecerse a él.

"Porque usted le pega a mi mamá". Esta es la frase que concluye la ya popular propaganda.

Según Thomas, las estadísticas de este año sobre el tema muestran un récord penoso para el departamento de Boyacá, que podría llegar a la alarmante cifra de 500 mujeres asesinadas. La feminista afirma que este departamento sería el más violento contra las mujeres, seguido por Antioquia.

"Es escalofriante (el tema) porque nos damos cuenta de que la violencia es culturalmente legítima y justificada", señala Thomas.
 
Raquel Amaya, productora de la propaganda, asegura que el medio de mayor penetración en Colombia es la televisión, la cual, en su criterio, permite masificar y llegar claramente con los mensajes al público.

Amaya relata que 250 personas participaron como extras en la grabación y que tres propagandas más integrarán la estrategia de comunicación del programa integral contra la violencia de géneros, coordinado por la Presidencia.

La empresaria reconoce, al igual que Thomas, que la coyuntura del gran evento deportivo permite aumentar el grado de sensibilibidad del público objeto de esta campaña.
 
De acuerdo con el sicólogo Julián Vanegas, aunque el adultocentrismo busca modelar la conducta de los niños y las niñas, no es la forma más correcta de la crianza, ya que los comportamientos de los adultos son incoherentes. "Botamos la basura en la calle y a veces nos pasamos los semáforos, luego no es conveniente seguir esos ejemplos", explica.

La campaña fue creada por el gobierno a través de la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

En entrevista con Semana.com, la alta consejera para la Equidad de la Mujer, Cristina Plazas, asegura que el fundamento de la campaña es romper los patrones culturales y sensibilizar a la población sobre los lamentables casos de violencia contra la mujer en el país.A diferencia de Thomas, la funcionaria advierte que el proyecto nació como idea antes de que sucediera el episodio de 'Bolillo'.

La representante del Gobierno confirmó que en el 2010 se presentaron 51.181 casos de violencia sexual, mientras que el año anterior la cifra disminuyó 11 por ciento, con 51.092 historias.

"La violencia contra la mujer es un delito, si no solucionamos los problemas de violencia en casa, es muy difícil llegar así a la tan anhelada paz en Colombia", puntualizó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?