Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/09/30 20:00

Puja del Clan Aguilar por la Gobernación de Santander

Aguilar padre y Aguilar hijo tienen una clara división política y cada uno apoya a candidatos diferentes. Según analistas, si no se unen, podría ganar Didier Tavera, del Partido Liberal.

Richard Aguilar está terminando su mandato y quisiera aspirar nuevamente a la Gobernación en un futuro y su padre vuelve a la política con la fuerza de su estructura política y su pasado. Foto: Archivo SEMANA

La contienda electoral en Santander está cada vez más reñida y el juego de poderes empieza a cobrar fuerza. Después de que el Consejo Nacional Electoral revocó la candidatura de Iván Aguilar, del Centro Democrático, por incurrir en doble militancia, los santandereanos tendrán que elegir entre las fichas del Clan Aguilar y el Partido Liberal.

Santander ha estado en manos de los Aguilar en dos oportunidades. Richard Aguilar es el actual gobernador de Santander y es el hijo del coronel (r) Hugo Aguilar, quien fue gobernador en el 2004. Un dirigente de gran popularidad, la cual mantuvo incluso a pesar de que en el 2011 fue condenado a nueve años de cárcel luego de que se le comprobara nexos con paramilitares.  El pasado mes de mayo salió de prisión, por haber cumplido tres cuartas partes de la pena. Aguilar volvió a la política.

Su hijo Richard llegó a la Gobernación impulsado por el movimiento político 'Santander en serio', plataforma creada por el coronel que se hizo famoso por haber neutralizado, en un tejado, al capo Pablo Escobar. . “Richard Aguilar no fue elegido por sí mismo, por su carisma o su fuerza política, sino por ser el hijo de Hugo Aguilar”, comenta Diana Giraldo, columnista de Vanguardia Liberal.

Una vez en el poder, Richard empezó a gobernar bajo sus propias lógicas y a configurar su propia estructura política. La autonomía llegó a tal punto, que después de cuatro años,  padre e hijo hoy parecen el agua y el aceite, y representan dos fuerzas políticas diferentes. Hugo Aguilar es el padrino del candidato Carlos Fernando Sánchez, quien fue el director de la Corporación Parque Nacional de Chicamocha (Panachi) y asesoró megaproyectos como el Cerro del Santísimo, las dos banderas del turismo de los Aguilar.

Sin embargo, tener a cuesta la sombra de Panachi no es del todo bueno. El parque se construyó con dineros en su mayoría públicos, pero los recursos que se recaudan no son públicos, así lo ha reconocido la Asamblea. Sánchez explica en su defensa que Panachi le ha dado al departamento otros beneficios como el empleo y califica de “cuentico chimbo” los cuestionamientos.

A esto se suma que su padrino político haya sido acusado de parapolítica, lo que sin duda es utilizado para golpear su candidatura. Sánchez defiende al coronel (r) y niega que sea por su apoyo político que tenga chance de ganar las elecciones. “Hugo Aguilar ha sido el mejor gobernador que ha tenido Santander en su historia”, recalcó Sánchez.

Sánchez también tenía un proceso por doble militancia por haberse inscrito por el Movimiento Santander en serio sin haber renunciado a Opción Ciudadana. Pero esto se solucionó debido a que el Consejo Nacional Electoral determinó que como no ocupaba cargo dirigencial en el partido y no se le podría aplicar esa inhabilidad. Sànchez podrá seguir aspirando a la Gobernación. Sánchez aseguró que él nunca se inscribió a Opción Ciudadana y que sufrió un “secuestro político”.

Por su parte, Richard Aguilar niega estar apoyando a algún candidato para la Gobernación. Lo que se dice en Santander es que el gobernador respalda a Holguer Díaz, un excongresista que se hizo a esa curul con el apoyo de Hugo Aguilar y que logró ser gobernador encargado de Santander en seis ocasiones.

Díaz se enfrentó a un proceso por doble militancia por no renunciar a ser directivo de Opción Ciudadana, antiguo Partido de Integración Nacional, antes Convergencia Ciudadana, un año antes de aspirar a la Gobernación por el Partido de la U. Pero el Consejo Nacional Electoral le dio aire al desestimar esa denuncia. Pero hay otro tema mucho más complicado para él. Se trata de un proceso de pérdida de investidura por estar presuntamente involucrado en el escándalo de corrupción de Salucoop (denunciado por Daniel Coronell). Díaz, según las evidencias, solicitó dinero al gerente de la entidad, Gustavo Palacino, para hacer su labor legislativa en la reforma a la salud, teniendo un conflicto de intereses porque su esposa, Martha Lucía Quiroz, trabajaba en Salucoop.

El abogado y presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas, Pablo Bustos, que presentó la demanda, explicó que la esposa de Holguer “engañó a la justicia porque dijo que ya no laboraba (en Salucoop) cuando lo que tuvo fue una suspensión en su contrato, hoy en día todavía trabaja como directiva”.

Hace más de un mes el abogado presentó un recurso de súplica al magistrado Alfonso Vargas Rincón, del Consejo de Estado, quien lleva el caso y explica que la decisión “ha tenido una demora extraordinariamente larga”.

Si Holguer Díaz pierde la investidura, no podría desempeñarse como gobernador porque tendría ‘muerte política’ y se deberá convocar a otra elección en caso de que gane la gobernación, con todo el desgaste político y económico que esto representa. Semana.com intentó comunicarse con este candidato para saber su versión, pero nunca atendió la solicitud.

El futuro de Santander estará marcado por quién lo lidere. El actual gobernador, Richard Aguilar, advierte que “si llega un gobernador amigo, continúa la tarea, pero si llega un gobernador enemigo, trunca todo”, asegura al referirse a proyectos de su gobierno como la remodelación de la refinería de Barrancabermeja y el Contrato Plan, que tiene recursos comprometidos por 7,8 billones de pesos.

Si los Aguilar, padre e hijo, continúan divididos, el camino del medio lo ganará sin duda el candidato del Partido Liberal, Dídier Tavera. Se trata del controvertido político señalado de haber tenido presuntos nexos con jefes paramilitares. Horacio Serpa fue cuestionado por darle el aval. En todo caso las elecciones a la gobernación de Santander está marcada por la división de una familia Aguilar, y por los señalamientos en contra de quienes quieren quitarle el poder a los Aguilar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.