Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2012 12:00:00 AM

La reaparición de Salvatore Mancuso

Casi todo lo que dijo ya era conocido con excepción de algunas acusaciones al expresidente Álvaro Uribe. ¿Qué está buscando?

El viernes de la semana pasada volvió a hablar Salvatore Mancuso. Con tono pausado y su inconfundible voz Mancuso habló durante casi dos horas en Caracol Radio. A pesar de lo extenso, la realidad es que la mayor parte de lo que dijo tenía poco de novedoso y ya había sido ventilado por el propio exparamilitar en las múltiples versiones y diligencias judiciales en las que ha participado desde que fue extraditado en 2008.

A pesar de lo anterior, la entrevista tuvo algunas novedades. Por primera vez Mancuso hizo acusaciones directas contra el expresidente Uribe. “Sí. Yo me reuní con el expresidente Uribe”, dijo. Sin embargo, cuando los periodistas intentaron precisar las circunstancias de ese encuentro simplemente evadió la respuesta afirmando que era un tema que “prefiero no abordar”, manifestó.

Cuando se pensaba que cambiaría de tema, sorprendió con otra andanada al decir que contribuyó durante la campaña para la reelección en 2006. “Yo a la reelección del presidente Uribe entregué aportes para que el comandante Andrés contratara buses para que hiciera propaganda y trasladara personas para la campaña”. Frente a esa acusación los periodistas nuevamente le solicitaron ser más específico y dar más detalles. El exjefe de las AUC nuevamente eludió el asunto aclarando que “no hay garantías ni seguridades jurídicas para la familia y los abogados”.

Mancuso recalcó en la entrevista que sí había un ‘complot’ para atacar a la Corte Suprema de Justicia y crear una Corte ad hoc. “Abogados cercanos al anterior gobierno nos pidieron pruebas, fotos para incriminar magistrados. Estaban buscando desesperadamente las relaciones de los magistrados con Giorgio Sale”, dijo el exparamilitar sin ahondar en el tema. Igual, o incluso más general y ambigua, fue la respuesta que dio cuando le preguntaron por Santiago Uribe, el hermano del expresidente y su vínculo con el grupo paramilitar conocido como Los 12 apóstoles. Mancuso se negó a contestar afirmando que su respuesta sería interpretada como una venganza criminal, con lo cual quería decir que sí.

Fuera de estas referencias al expresidente Uribe, las declaraciones de Mancuso giraron en torno a temas que ya son ampliamente conocidos y que él ha repetido. Nuevamente arremetió contra el exvicepresidente de la República, Francisco Santos Calderón, de quien dijo “ideó” la creación del Bloque Capital, una estructura militar de criminales para hacer presencia en Bogotá. “Él fue uno de los que hizo la propuesta de la creación de un grupo de autodefensas”, aseguró.

Mancuso también relacionó a las autodefensas con el excomisionado de Paz Luis Carlos Restrepo, el exfiscal Mario Iguarán, el excomandante del Ejército, general Mario Montoya, Víctor Carranza y José Félix Lafaurie, actual director de Fedegán. A este último lo acusó de buscar a nombre del gobierno apoyo de paramilitares para promover la elección de Iguarán como fiscal.

La entrevista tuvo mucho de refrito y lo único novedoso fueron las referencias a Uribe. El expresidente en una ocasión manifestó que se había cruzado con Mancuso en un almacén en Montería cuando este era un conocido ganadero de la zona. Si se tiene en cuenta que el expresidente fue quien lo extraditó a él y a los otros jefes paramilitares a Estados Unidos, sorprende que estas acusaciones no hubieran salido a flote antes.

Aunque Mancuso habla cada vez que le dan la oportunidad, esta última salida tiene probablemente algunos objetivos estratégicos. En primer lugar, tratar de conseguir algunas prebendas para su familia, incluida la protección en Colombia o visas para Estados Unidos. Tampoco se descarta que él y los otros jefes paramilitares quieran presionar para que en la ley sobre el marco jurídico para la paz que está discutiendo el Congreso se le den a los paramilitares las mismas posibilidades de amnistía e indulto que se les van a otorgar a los guerrilleros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.