Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/09/18 00:00

La Unidad Nacional pide neutralidad a Santos

La ausencia de algunos jefes de partidos en la inauguración de Buen Gobierno le manda ese mensaje al presidente.

Roy Barreas y Simón Gaviria Foto: SEMANA.

Mientras el presidente Juan Manuel Santos asistía a la inauguración de la fundación Buen Gobierno, que ha sido llamada el 'búnker’ para su reelección, algunos pesos pesados de la Unidad Nacional brillaron por su ausencia.

Simón Gaviria, el jefe liberal, prefirió ser panelista en Hora 20 de Caracol. El máximo jefe del Partido Conservador, Ómar Yépez Alzate, no se apareció por el evento, y una amplia mayoría de parlamentarios de La U prefirieron refugiarse en el Capitolio y no asistir a la nueva sede política de la reelección.

Y aunque para muchos esta circunstancia pueda ser asumida como un desplante directo al presidente de la República, pues Buen Gobierno fue montada para su reelección, hay una gran distancia en que estas ausencias sean interpretadas como una evidencia de que los partidos políticos le estén dando la espalda a Juan Manuel Santos.  

Todo lo contrario. Este desplante, según varios de los ilustres ausentes, tenía como único propósito respaldar a Santos como el único candidato de la Unidad Nacional para la reelección, y, en palabras del Simón Gaviria, jefe liberal y uno de los ausentes, “desmontar el llamado plan B”, que sería la candidatura presidencial del exministro Germán Vargas Lleras, jefe natural de Cambio Radical y actual presidente de la Fundación Buen Gobierno.

Por eso Gaviria considera que el gran ganador en la inauguración de la sede de esta fundación fue precisamente Juan Manuel Santos porque se le envió un “mensaje contundente” en el sentido de que “cualquier intento de trabajar por fuera de la candidatura del presidente no va a ser acompañada por los partidos políticos”.

Para Gaviria el llamado plan B le estaba haciendo “un daño enorme al presidente, lo hacía parecer débil”, pero el mensaje que los partidos enviaron con su notable ausencia fue contundente, de respaldo a su reelección.

Roy Barreras, senador de La U, defiende esta tesis al señalar que la ausencia de la mayoría de parlamentarios del partido fue un rechazo a la que consideró “la falsa existencia de un plan B”.

Y aunque Germán Vargas Lleras, afirmó que el objetivo de Buen Gobierno será trabajar por un “único plan”, el cual se comprometió a “ejecutar a cabalidad”, para Barreras la idea de que en esa fundación se está construyendo una candidatura presidencial del jefe natural de Cambio Radical radica en que el propio exministro dejó abierta esa posibilidad al salir del Gobierno antes de la fecha de inhabilidad. “Me pareció inconveniente que alguien que ha dicho que va a ser el soldado de nuestra causa, es decir, de la causa del partido de La U que es Juan Manuel Santos, se haya retirado del Gobierno habilitado para aspirar. Ninguna de estas dudas estarían en el tapete si él se hubiera retirado del Gobierno pasada la fecha de la inhabilidad. Ahí radica el asunto”.

Por eso afirmó que el plan B, pero “con v pequeña, no sólo es un error de ortografía sino un error político monumental”.

Lo que sí quedó en evidencia es que los partidos políticos aprovecharon la inauguración del búnker de la reelección para dejar de manifiesto algunas molestias en la Unidad Nacional, las cuales no pueden ser desatendidas por el presidente, pues, a juicio del senador Armando Benedetti, “son los partidos políticos los que le garantizan los votos para la reelección”.

Lo que los partidos reclaman es neutralidad en la campaña de la reelección. Más aún cuando el recién nombrado presidente de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, se estrenó en su cargo afirmando que el partido está con la reelección de Santos, pero que sí tenían plan B, y sería Germán Vargas Lleras.

La U desconoció al exministro como jefe de la campaña reeleccionista y reafirmó que debe ser este partido el que asuma la jefatura del debate. Simón Gaviria dijo que el comando de la campaña la debe administrar alguien amigo y cercano al presidente, “una persona que una y no divida” y que logre convocar ampliamente. Esta persona, en su criterio, debe venir desde afuera de la fundación Buen Gobierno.

Por los lados de los conservadores las molestias podrían ser más de fondo. Porque según el senador Juan Manuel Corzo, expresidente del Congreso, la ausencia de los dirigentes azules en la inauguración de Buen Gobierno radica en que la candidatura del presidente cada vez es más liberal. “Así no lo hacen saber todos los días y Buen Gobierno se montó en torno a una candidatura liberal”. Y aunque el conservador Juan Gabriel Uribe haya aterrizado en el equipo de esta fundación, Corzo considera que el exministro no representa a las máximas instancias directivas de la colectividad, por lo que aún se sienten excluidos.

Por eso estos desplantes políticos pueden tener como conclusión que los partidos respaldan a Santos en su reelección, pero le piden neutralidad pues los movimientos también están en su propia campaña por obtener la victoria en las elecciones de Congreso. Pero a la vez que los partidos de La Unidad Nacional le dijeron a Vargas Lleras que una posible aspiración presidencial no tendría el respaldo de la Unidad Nacional.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×