Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 2013/03/19 00:00

La reforma a la salud en cuatro puntos

La iniciativa propone desaparecer las EPS y crear un fondo único de afiliación y recaudo.

Los recursos serán girados directamente por la nueva entidad afiliadora Salud Mía a los hospitales. Foto: .

Estos son los cuatro puntos de la reforma a la salud que el Gobierno radicó en el Congreso de la República. La iniciativa, con nueve capítulos y 68 artículos, es una de las principales apuestas del presidente Juan Manuel Santos para hacerles frente a los problemas de la salud.

La nueva ley tendrá dos años para su implementación. Sin embargo, los detractores de esta iniciativa creen que se trata de cambios superficiales en las entidades que intervienen más no de reformas estructurales al sistema.

1. Nuevos protagonistas

Con la reforma a la salud los nuevos 'actores' del sistema son básicamente tres:

* El Estado, que actúa como afiliador, recaudador y pagador

* El “gestor de salud”, que administra los programas de salud y de prevención y hace las veces de EPS.

* Los prestadores de salud, que básicamente son clínicas y hospitales.

2. Desaparecen las EPS

La reforma acaba con las EPS de la manera como venían funcionando hace 20 años y crea otras instancias llamadas “gestores de salud”, con énfasis territorial. Estas entidades ya no manejarán el dinero del Gobierno, como ocurría con las EPS, que eran las encargadas de pagarles a clínicas y hospitales, y su remuneración dependerá en parte de los resultados en salud.

Los recursos serán girados directamente por la nueva entidad afiliadora Salud Mía a los hospitales. Mientras que los gestores de salud se convertirán en una especie de auditores de las cuentas que les envían hospitales y clínicas por los servicios médicos prestados. Así mismo, serán las encargadas de administrar los programas de salud y de prevención.

Los gestores de salud ya no tendrían cobertura  nacional (como ocurría con las EPS) y, en cambio, van a operar en 10 o 12 zonas geográficas específicas.

Vale la pena aclarar que las EPS actuales que estén al día con su cartera podrán transformarse en gestoras de salud al igual que los entes territoriales que tengan más de un millón de habitantes.

3. Creación del Fondo Salud Mía

Nace Salud Mía, una megaentidad pública que se encargará del recaudo del dinero para el sector. Este fondo único de recursos también estará a cargo de administrar la afiliación de los usuarios y del pago de los gestores de los servicios de salud (que se crean con esta reforma) y los prestadores de servicios de salud (hospitales, clínicas y centros de salud, entre otros).

Ese gran ente va a recaudar 26 billones de pesos al año, pues recogerá los recursos del Sistema General de Participaciones, los recursos de juegos de azar, las cotizaciones de los afiliados al régimen contributivo, los aportes de las cajas de compensación familiar, los del presupuesto general de la Nación, los Fondo del Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito (Fonsat), los de Indumil y los de las rentas cedidas de los entes territoriales.

Salud Mía es descrito en el proyecto de ley como una “entidad pública de naturaleza especial del nivel descentralizado, con autonomía administrativa, financiera y presupuestal, que afilie directamente al sistema, recaude y distribuya los recursos que hoy financian los regímenes contributivo y subsidiado”. La entidad administrará los recursos y la información del sistema.

Por otro lado, el Centro de Investigación para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional critica este fondo, pues “mantiene dos cosas: la intermediación financiera, que ha sido nefasta para el sistema y la segmentación. Tenemos salud para pobres, salud para medios y salud para ricos”, asegura Mario Hernández, profesor de Medicina e investigador del CID.

4. Se cambia el plan de beneficios por un plan integral

El plan de beneficios en salud dejará de llamarse POS y de ahora en adelante será denominado Mi Plan. Este plan de beneficios se ampliará y se instaurará una lista negativa en la que estarán fijados los procedimientos y los medicamentos que definitivamente no serán cubiertos por el sistema.

Se estructurará a partir de exclusiones, con participación de las sociedades científicas, la sociedad civil, la academia y los pacientes. Por ejemplo, se aclara que el sistema de salud no cubrirá procedimientos cosméticos, los que no tengan evidencia científica y los que no sean con tecnología en salud.

En cuanto a la regulación de los precios y las tecnologías en salud, serán responsabilidad del Ministerio de Salud.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×