Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2013 12:00:00 AM

La revocatoria que tiene en guerra a Florencia

Florencia podría llegar a ser la primera ciudad capital donde se revoque a su alcalde.

Mientras que la Registraduría pidió más tiempo para revisar las firmas recolectadas para la revocatoria de mandato del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, una versión muy diferente es la que se vive en Florencia, la capital de Caquetá.

El pasado 20 de marzo se radicó la iniciativa para la revocatoria de mandato de la alcaldesa de Florencia, María Susana Portela Lozada, del Partido de la U. Para finales de abril, la Registraduría anunció que se había superado el mínimo de firmas válidas necesarias para llamar a comicios electorales.

Quienes lideran el proceso recogieron 15.736 firmas, de las cuales 11.349 resultaron válidas y superan por casi 3.000 el mínimo requerido. Sin embargo, desde que esto ocurrió una tensa situación se vive en esta capital.

Semana.com habló con Augusto Alarcón, uno de los líderes del movimiento que busca la revocatoria y que asegura que este gobierno municipal está lleno de irregularidades.

Según Alarcón, desde que Portela está en el poder, muchos de los problemas de Florencia han empeorado. “Cuando la señora entró había entre 200 y 300 mototaxistas, hoy hay cerca de 1.500, tienen quebrado el sector formal y se ha disparado la inseguridad. Son ellos los que mandan en Florencia”, afirma el líder.

Por su parte, en entrevista con este medio, la alcaldesa afirma que este es un problema que se vive en la ciudad desde mucho antes que ella llegara y que es muy difícil que en año y medio logre la transformación de malas políticas que llevan décadas. “El problema no es tan sencillo, tampoco se puede llegar y dejar sin empleo a estas personas de la noche a la mañana porque también hay que pensar en el problema social inmediato en el que se convertiría”, afirma Susana Portela.

Pero ese no es el gran problema del asunto, desde cuando se anunció el aval de la Registraduría para convocar elecciones, la guerra política en Florencia no ha parado un solo instante y es que podría ser la primera vez en la historia de Colombia que se “remueve” mediante este mecanismo a un alcalde de ciudad capital.

Augusto Alarcón dice que hay una guerra sucia por parte de la Alcaldía para desprestigiarlo a él y a todos los que apoyan la revocatoria y que incluso se realizó una marcha en contra de la iniciativa en donde los declararon personas no gratas en el municipio, “todo eso es movido desde la Alcaldía”, asegura.

Sin embargo, la alcaldesa se defiende diciendo que todo lo que está ocurriendo es de corte político y que la campaña sucia viene de ellos porque la mayoría de los que promueven la iniciativa eran candidatos a Concejo y Asamblea que se “quemaron” o personas que apoyaban las campañas de los candidatos a los que ella derrotó.

“El periodo pasado fue un desastre, se destituyó al alcalde y hubo varios alcaldes encargados. Cuando yo asumí el mandato, recibí una deuda de 1.700 millones de pesos y una cartera por cobrar de 38.000 millones. El primer año me dediqué a pagar deudas”, asegura Portela.

El lío no para ahí. La alcaldesa interpuso un recurso de reposición y de apelación contra la resolución 002 de abril 25 de 2013, por medio de la cual se convoca a votaciones con fines de revocatoria de mandato.

“Mis abogados decidieron interponer este recurso porque hay muchas irregularidades. A pesar de que dicen que tienen las firmas suficientes, había firmas de fallecidos, condenados y habitantes de otros municipios. Además, hay gente que dice que no sabía que estaba firmado para la revocatoria, que la firma era supuestamente porque les iban a dar ayuda para mejoramiento de vivienda”.

En cuanto a la convocatoria de una marcha en contra de los líderes, Susana Portela asegura que no es cierto que haya sido una propuesta desde su despacho. “ La gente me quiere y si hicieron esto es porque me apoyan. Lo hicieron libremente y el gobierno no tuvo nada que ver en eso”, asevera.

Tira y afloja 

Los señalamientos de Augusto Alarcón sobre lo que se vive en Florencia van aún más lejos. El comerciante dice que los medios locales tratan de no difundir información acerca de la tensa situación, pues se encuentran “amañados” a través de contratos y pautas por parte del gobierno municipal y que incluso se le han ofrecido contratos a quien ejerce como líder de los mototaxistas.

En adición, “la alcaldesa desde que sabe que inscribimos lo de la revocatoria se ha inventado cuanto programa existe. Convoca marchas para el día de la madre, habla del plan de internet en Florencia e incluso trae en buses gente de las zonas rurales para que escuchen sus campañas y le hagan promoción”, afirma Alarcón.

Pero otra es la versión de María Susana Portela. “He liderado todas esas campañas desde el 2012, mucho antes de que se inscribiera la revocatoria, pero ellos apenas lo notan, sólo ahora están pendientes de lo que hacemos desde la Alcaldía”, y en cuanto a lo de los contratos, aseguró: "que me los muestre, porque tales contratos no existen y al presidente de los mototaxistas que me lo presente porque no lo conozco, ni sabía que ellos tenían esa figura”.

El polémico Secretario de Tránsito

Miembros de la iniciativa a favor de la revocatoria de mandato aseguran que los funcionarios de Florencia no hacen más que participar en política y por esta razón, el procurador delegado, Carlos Augusto Mesa Díaz, le hizo llegar a la alcaldesa una carta en la que decía “comedidamente me permito hacer recomendación especial para que los servidores públicos de su jurisdicción se abstengan de participar en pro o en contra del proceso de revocatoria del mandato que en su contra se adelanta por iniciativa de ciudadanos municipales” (Ver documento).

Para Augusto Alarcón, uno de los funcionarios que más ha entorpecido el proceso es el Secretario de Tránsito, Silvio Valderrama Hurtado, pues supuestamente aparece en una grabación de audio hablando con la comunidad acerca de estrategias para promover la imagen de la alcaldesa.

En el audio, aparentemente Valderrama afirma que el señor Alarcón le pidió 400 millones de pesos a Susana Portela para desistir de la revocatoria.

Sin embargo, el funcionario ha manifestado que ese audio no es legal y que la voz que aparece no es la de él (Escuchar audio).

También se ha dado a conocer que Silvio Valderrama, mediante fallo disciplinario de la Procuraduría, el 24 de abril de 2007 fue destituido e inhabilitado por 11 años para ejercer cargos públicos por irregularidades en el manejo de recursos en su calidad de gerente de la Lotería del Caquetá, sanción que fue confirmada en segunda instancia el 5 de diciembre del 2007. Sin embargo, actualmente ejerce cargo de Secretario de Tránsito puesto que demandó la decisión de la Procuraduría ante el Consejo de Estado.

Frente a esta situación, la alcaldesa Susana Portela indica que en las páginas de la Procuraduría y la Contraloría aparece una hoja de vida limpia y mientras él no sea declarado culpable de lo que se le acusa, seguirá en su gobierno. “Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Sí se demuestra que hay culpables, entonces tomaremos medidas”, afirma la burgomaestre.

Hay que esperar la respuesta que se dé al recurso de reposición a la convocatoria a elecciones y aún no se sabe qué pasará con las denuncias de participación política y la decisión del Consejo de Estado frente a la situación de Valderrama.

Por ahora, la alcaldesa dice que la revocatoria no la trasnocha y que todas las acusaciones en su contra son falsas, los líderes de la revocatoria siguen en lucha y a la guerra política en Florencia todavía parece faltarle bastante para llegar a un final.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.