Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2005/09/25 00:00

"La Sierra" en televisión

El próximo domingo, el canal 'Caracol', en alianza con SEMANA, presentará uno de los documentales más premiados de la historia sobre la vida de un grupo de paramilitares en un barrio de Medellín.

"La Sierra" en televisión

"Los de allá matan a los de aquí porque son de aquí. Y los de aquí matan a los de allá porque son de allá. Son muchachos. Es que estamos en manos de muchachos armados. Este es todo el problema. La vida de nadie vale nada".

Así comienza la polémica película La Sierra, un impresionante documental periodístico sobre la vida de tres jóvenes en el barrio que lleva ese nombre en las laderas de Medellín, y que a partir del domingo podrá ser visto por todos los colombianos.

Durante un año, Margarita Martínez, reportera de la agencia de noticias Associated Press, y Scott Dalton, fotorreportero estadounidense, siguieron de cerca a tres muchachos de esta comuna: Edison, alias 'La Muñeca', comandante paramilitar del Bloque Metro en el barrio; Cielo, una joven de 17 años, novia de un líder de las autodefensas preso en la cárcel de Bellavista, y Jesús, un patrullero paramilitar.

La Sierra documenta la guerra urbana desde su ángulo más íntimo, sin el disfraz de los discursos grandilocuentes de los comandantes, sin la frialdad de los análisis de los expertos, sin la distancia ofrecida por las cifras. Es el reflejo de una familia, de un barrio, de una ciudad y de un país. Es el microcosmos de una guerra incomprensible, salvo para aquellos que tienen la oportunidad de acercarse de verdad a sus protagonistas, como lo hicieron magistralmente Martínez y Dalton.

"Es como una novela de gente pobre. Muestra nuestra realidad", fue como la resumió Byron Ríos, un ex paramilitar que también aparece en el documental. Se lo dijo al corresponsal de The New York Times después de que Martínez volvió al barrio en abril a mostrarles a sus protagonistas la obra terminada.

El barrio entero -unas 200 personas- abarrotó la iglesia de Santa María de la Sierra para verlo. Una hora y media después de estar sentados frente a una pantalla de televisión -su propio espejo- sonrieron. Alguien por fin había mostrado su vida sin eufemismos, sin juicios, sin énfasis.

En menos de una semana, la copia que los documentalistas dejaron en el barrio había sido pirateada y estaba siendo vendida como pan caliente en las calles de Medellín y Bogotá. Los vendedores piratas le pusieron su propio sello: "censurada". Cuando alguien le preguntó a un vendedor por qué estaba prohibida, el vendedor contestó, sin inmutarse: "Porque es demasiada realidad".

Lo es. Edison es un asesino de 22 años. Pero también es un joven al que le hubiera gustado ser ingeniero civil para transformar la vida de su comunidad, para ser 'alguien'. En su torpe y brutal manera, sentía que lo estaba haciendo como jefe de las autodefensas. Cielo es novia de un paramilitar preso, es víctima de la guerrilla -que le mató a su papá-. Pero su verdadero drama es más profundo: se debate entre vender dulces o vender su cuerpo. Jesús es un drogadicto, un pistolero loco. Pero también es un niño que sueña con ser papá antes de morir. Sobrevive. En una escena conmovedora, le susurra a su pequeño su único deseo: que no siga su mal ejemplo. También está el padre de Edison, un hombre piadoso, a quien la religión lo rescató del infierno del crimen. Y están las mujeres. Ellas cargan a los bebés, cargan a los niños, cargan a los muertos.

El documental fue filmado entre 2003 y 2004, cuando el Bloque Metro de las AUC aún no había sido exterminado por el Cacique Nutibara, hoy desmovilizado. En septiembre de 2004 ganó el premio a Mejor Documental en el IFP Market de Nueva York, donde concursan los mejores documentales del mundo; desde entonces ha sido galardonado con Mención de Honor en el prestigioso Festival de Slamdance, Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Miami y ha sido exhibido en los Festivales de Cine de Seattle, Los Ángeles, Toronto y Rio de Janeiro. Actualmente está siendo exhibido en salas de cine en Houston, Atlanta, Miami y Nueva York.

Por primera vez oficialmente en Colombia, el domingo 2 de octubre, Caracol presentará La Sierra a las 10 de la noche. Luego del documental habrá una discusión sobre el paramilitarismo y el reto de la reinserción de estos jóvenes a la sociedad civil y productiva, en la que intervendrán los alcaldes de Medellín, Sergio Fajardo, y de Bogotá, Luis Eduardo Garzón.

Esta película desnuda una realidad que está allí, latente, en Medellín, en Bogotá, en Bucaramanga, en Ibagué y en todas las ciudades de Colombia. Su debut en televisión será el abrebocas para profundizar una discusión que seguirá vigente más allá del éxito de taquilla de La Sierra. ¿Qué les puede ofrecer Colombia a muchachos como Edison, Cielo y Jesús para sacarlos del espiral de una violencia que se recicla? ¿Qué hacer para que 'Pirulú', un niño de La Sierra que no llega a los 10 años pero que ya les carga las armas a los jefes, no sea el próximo comandante del barrio? El debate está abierto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.