Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2014 12:00:00 AM

¿Le harán caso al ministro Cristo?

Mininterior pide a los representantes a la Cámara dar la cara a la reforma al equilibrio de poderes.

Luego de la difícil semana que tuvo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en el Senado, donde le archivaron el proyecto de la reelección de actuales alcaldes y gobernadores con un 12-0, reaparece en el Congreso para sacar adelante la reforma al equilibrio de poderes.
 
Ese proyecto, cuyo objetivo principal es la eliminación de la reelección presidencial, pero que se ha convertido en una reforma política y a la justicia, es la prioridad del Gobierno y tiene dos semanas para que la Cámara de Representantes lo apruebe en cuarto debate.
 
El principal enemigo del Gobierno es el tiempo. Apenas quedan dos semanas de legislatura y el equilibrio de poderes bien podría tardar ese tiempo.
 
Sobre todo porque los temas del proyecto modifican, por ejemplo, el juzgamiento de funcionarios aforados como los magistrados de las altas cortes, y los congresistas podrían incurrir en un conflicto de interés.
 
A oídos del Gobierno ha llegado la información de que al menos tres cuartas partes de la Cámara, es decir, más de 100 representantes, tienen investigaciones abiertas en las altas cortes y por eso se declararían impedidos.    
 
El asunto es que los impedimentos deben ser resueltos por la plenaria de la Cámara, de forma individual, y para ello se podrían ocupar varias sesiones, lo que atentaría contra el trámite del proyecto.
 
Ante esa situación, el ministro Cristo envió una comunicación a la Cámara de Representantes en la que pide a los parlamentarios abstenerse de declararse impedidos.
 
En el documento, conocido por Semana.com, Cristo recurre a una larga jurisprudencia en la que, palabras más palabras menos, no habría consecuencias disciplinarias a los congresistas que no se declaren impedidos.
 
Señala Cristo en la comunicación que la obligación del congresista es el voto, que es inviolable; que las reformas constitucionales no aplican el impedimento, y que este sólo se puede declarar cuando hay un interés directo que, según el ministro, no configura en este caso.
 
También advierte que no hay lugar para aceptar impedimentos a congresistas cuya posición política se pueda ver afectada por la reforma, congresistas con investigaciones preliminares en la Corte Suprema de Justicia, congresistas con demandas de pérdida de investidura en el Consejo de Estado.
 
Incluso, Cristo recurrió a la bancada de representantes a la Cámara del Partido Liberal a quienes pidió ayudar a que la aprobación de este proyecto tuviera buen suceso. Mencionó  también que de no haber éxito en este proyecto, probablemente habría “consecuencias políticas”.
 
La recomendación que les hizo Cristo a los liberales es que se comportaran disciplinadamente, no se salieran del recinto, y no se declarararane impedidos, para así dar ejemplo a las otras bancadas.
 
Aunque el Gobierno espera que no haya impedimentos para el debate, los parlamentarios tienen la tesis de que si no lo hacen, les lloverán demandas de pérdida de investidura. De hecho, se dice que abogados de algunas organizaciones estarán pendientes del debate para saber a quién le ponen demanda. Además, los congresistas saben que cualquier proceso de Estado, por más simple que parezca, puede significarles más de 100 millones pesos en honorarios para su defensa.
 
Así las cosas, Cristo vuelve a ponerse a prueba, ahora en la Cámara, donde necesita aprobar la reforma al equilibrio de poderes.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.