Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/20/2017 7:00:00 PM

La solidaridad tras el terremoto en México: "Las lágrimas se me salían sin parar al ver tanta ayuda y oír a la gente cantar"

Tras el terremoto que sembró desolación en México, una ola de solidaridad espontánea ha conmovido dentro y fuera del país

;
BBC

De manera instintiva, quienes estaban cerca de los derrumbes, corrieron a quitar, a veces con las manos desnudas, los escombros para buscar a gente atrapada. Se formaron cadenas humanas: jóvenes y adultos, solos o en grupo, con palas, cubetas, guantes o su simple tesón de buscar y rescatar sobrevivientes.

"Vivimos escenas muy enternecedoras, de gente que quería ayudar, que deseaba hacer algo por los más afectados", asegura a BBC Mundo Joel Reveles, un estudiante universitario que se unió a las brigadas de rescate.

Las cifras del terremoto que sacudió el centro de México este martes

230 

personas muertas

  • 100 de los fallecidos estaban en Ciudad de México, el lugar con más víctimas fatales
  • 7,1 fue la magnitud del terremoto
  • 32 años se cumplía ese mismo día del devastador terremoto que dejó miles de muertos en México
  • 12 días antes hubo un temblor de magnitud 8,1 en el sur del país que dejó al menos 90 muertos

La solidaridad de los mexicanos ya estaba de manifiesto minutos después de que el martes a las 13:14 hora local el centro del país fuera sacudido por un terremoto de magnitud 7,1 que dejaba un balance de 225 muertos en las primeras 24 horas.

Algo similar ya se vivió en el terremoto de 1985, que hace exactamente 32 años, el 19 de septiembre dejó marcado a México. Quienes recuerdan esa tragedia recuerdan la tristeza, pero también la forma excepcional en la que la ciudadanía dio un ejemplo de ayuda.

"Las lágrimas se me salían sin parar, era muy conmovedor. En medio de la tremenda desgracia que estamos viviendo, emociona ver la forma en la que está reaccionando la gente", explica Maricarmen González, que fue como voluntaria un derrumbe en Lindavista, en el norte de la Ciudad de México.

Además de los que removían los escombros, otros llegaban con sándwiches y tortas para alimentarlos. En el centro de acopio, sobraban las manos para apilar la ayuda.

Foto de AFP vía BBC

"En medio de los derrumbes la gente también cantaba y le echaba porras a México, se están viviendo momentos de mucha unión", asegura González.

Las operaciones de rescate no pararon durante toda la noche. "Sirenas, trascabos, megáfonos. La ciudad no duerme. ¿Cómo podría?", posteó en Facebook Viétnika Batres.

Muchos abrieron sus casas a quienes necesitaban un techo para pasar la noche o solo descansar por algunas horas. "Nuestro pequeño hogar no sufrió daño y cuenta con todos los servicios básicos que requieran", ofrecía Guillermo Rivera.

Las redes sociales han sido instrumentales para coordinar la ayuda espontánea. Ahí se dice en dónde y qué se necesita. También por esos medios se ayuda a gente a encontrar a sus familiares. Circulan fotografías de niños que están perdidos de su familia.

Getty Images via BBC

Se ofrecen todo tipo de cosas de forma gratuita, desde grúas para remover escombros, medicinas, hasta terapia psicológica. "Doy terapia gratis para cualquier damnificado", escribe María Elena Calvert. En su página, Ingenieros Consultores, un despacho de ingeniería ofrece inspeccionar de forma gratuita las viviendas para asegurarse que estaban a salvo.

Las necesidades de ayuda han ido cambiando conforme van pasando las horas y son diferentes en cada lugar. "En algunos lugares como en la Del Valle, Narvarte, Roma, Condesa y Villacoapa ya hay mucha comida, tanta que se está echando a perder. Ahora lo que urge son palas, picos, material de curación y antisépticos", asegura Marisol Rueda, que ha visitado lugares afectados.

Getty Images via BBC

"Sabemos que la sociedad mexicana tiene muchas cosas malas. Pero en estos momentos estamos demostrando que tenemos un gran corazón, una gran calidad humana. Se mueve todo por dentro, se siente muy bonito", asegura Mauricio Sosa, que se dirige en automóvil a ayudar a Xochimilco, en el sur de la ciudad.

Cada quien ayuda a la medida de sus posibilidades "Todos quieren poner su granito de arena. Los que son fuertes y jóvenes traen picos y palas, otros dan comida y agua", explica a BBC Mundo el voluntario Alejandro Sarmiento.

Reuters via BBC

"Esta es una prueba que los mexicanos unidos podemos hacer muchas cosas. Ese es el único bálsamo que nos está aliviando este dolor en medio de la tragedia", dice Karime Valle.

Ricardo Cayuela Gally publica en su Facebook, "Mi edificio dañado, mi familia dispersa y asustada. Pero veo la energía de la gente y sé que somos invencibles. Arriba México".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.