Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/29/1997 12:00:00 AM

LA SUCESION MEXICANA

Un documento conocido en exclusiva por SEMANA revela quiénes son los nuevos capos del cartel de Juárez y su relación con los narcos colombianos.


Cuando Pablo Escobar murió hace cuatro años se desató una guerra en el interior del cartel de Medellín para sucederlo. Cada bando enfrentado quería imponer su ley para tomar el control de las rutas y los negocios de la organización en el exterior. Pero el cartel no volvió a ser el mismo sin Escobar. Hubo una gran división que le dio paso a la creación de pequeños grupos que empezaron a realizar sus propios negocios.
Esta misma historia parece repetirse con el cartel de Cali. Con la cúpula del Valle del Cauca tras las rejas desde 1995 no se conoce aún quién liderará esa organización, calificada por las autoridades de Estados Unidos como la más poderosa del mundo.
Este no parece ser el caso mexicano. Después de la muerte de Amado Carrillo Fuentes, conocido como 'El señor de los cielos', el narcotraficante más importante de ese país, las autoridades internacionales creen haber identificado a los sucesores del conocido y temido cartel de Juárez, que controla las operaciones de tráfico de cocaína en 14 estados de México. Carrillo murió el pasado 4 de julio en confusas circunstancias, un día después de haber ingresado a un hospital con el propósito de someterse a una cirugía plástica. Al finalizar la intervención quirúrgica, que se prolongó por espacio de ocho horas, Carrillo fue trasladado a la sala de recuperación y luego a la suite Santa Mónica, donde le suministraron el medicamento Dormicom, que poco después le produjo una falla cardíaca que le causó la muerte.

Los herederos
Una vez confirmado el deceso de 'El señor de los cielos' las agencias antidrogas a nivel internacional elaboraron un documento basado en informes de inteligencia y pruebas tanto testimoniales como documentales, sobre los más seguros sucesores de Carrillo. SEMANA obtuvo copia del mencionado documento, el cual está acompañado de numerosas fotografías.
De acuerdo con el análisis de los expertos los nuevos jefes de la mafia mexicana serían Ismael Zambada, alias 'Mayo Zambada', presuntamente encargado de dirigir las operaciones en la zona del Pacífico, especialmente en el estado de Sinaloa. "Este hombre conoce todos los contactos en Colombia, incluidos los pequeños narcos de los grupos en que se dividieron los carteles de Medellín y Cali", señala el documento.
Otro de los jefes identificados por las autoridades es Vicente Carrillo Fuentes, hermano de 'El señor de los cielos', que tiene a su cargo, según el documento, la coordinación de los cargamentos que ingresan a Estados Unidos a través de Ciudad Juárez. También fue identificado Eduardo González Quirarte, alias 'Lalo', quien opera en el estado de Jalisco y es el supuesto asesor de las operaciones financieras de la organización mexicana. Así mismo, Juan José Esparragoza Morales, alias 'El Azul', controla las rutas de narcotráfico en los estados de Jalisco, Sinaloa y Reinosa.
El documento identifica a otros seis capos del cartel de Juárez que empiezan a proyectarse con gran fuerza dentro de la organización. Entre ellos está Alcides Magaña, alias 'El Metro'. Según el documento, tiene a su cargo mantener el contacto con los narcos colombianos para la recepción de la droga que llega a través de la península de Yucatán.
Igualmente fueron identificados Carlos Colín Padilla, considerado el administrador general del cartel de Juárez, quien a su vez maneja propiedades y cuentas bancarias por medio de testaferros; Jesús Carrillo Chávez, presuntamente el jefe del tráfico en la región de Aguaprieta. Según el documento conocido por SEMANA este hombre se desempeñó como agente del Ministerio Público Federal hasta febrero de 1993.
Los expertos encargados de seguirle la pista al cartel de Juárez señalaron a Carlos Maldonado Castelum, alias 'El General', quien coordinaría con sus contactos colombianos y peruanos la recepción de los cargamentos que ingresan por vía aérea a Guadalajara y su posterior envío al estado de Sonora. También fue identificado José Luis Martínez Rolas, alias 'Floor Manager', quien se desempeñaría como jefe de seguridad de la organización.
Todos ellos, según el documento obtenido por SEMANA, coordinan el ingreso de cargamentos al norte de México, mantienen los contactos con los capos colombianos y se encargan del ingreso de la droga a Estados Unidos. La investigación incluye los nombres de Vicente Carrillo Leyva, hijo de Amado Carrillo, y de Sonia Barragán Pérez y Royn Sandoval Sánchez, dos hermosas mujeres.

Las rutas
El trabajo desarrollado por las agencias antidrogas permitió consolidar las sospechas que tenían de la manera como llegaba la droga procedente de Suramérica, sobre todo de Colombia. Los investigadores descubrieron que los cargamentos ingresan principalmente por dos rutas. La primera llega por Cancún y Mérida, desde donde la droga es transportada por vía aérea al estado de Jalisco, donde es almacenada. Luego es llevada en avionetas a ciudades fronterizas como Ojinaga, Ciudad Juárez, Aguaprieta y Reinosa, entre otras.
La segunda ruta proviene directamente de pistas clandestinas de Colombia que conducen al estado de Jalisco. Allí son almacenados los cargamentos para luego ser transportados vía aérea al sur de Estados Unidos.
Aun cuando las autoridades encargadas del control del tráfico internacional de drogas no dudan en asegurar que el cartel de Juárez es el más poderoso de México, en ese país existen otras dos organizaciones que tienen grandes negocios en Estados Unidos y conexiones con la mafia colombiana. Una de ellas es el cartel de Tijuana, que opera en la costa, en la Baja California, y es manejado, según el documento, por los hermanos Benjamín y Ramón Arellana Félix.
El tercer cartel mexicano es el de Sonora, más conocido como el Caro Quintero, que tiene su centro de operaciones en la parte norte de México. Sus rutas principales llegan a Estados Unidos por Arizona bajo la dirección de Miguel Angel Caro Quintero.
Los análisis de los expertos indican que los tres carteles mexicanos tienen diversos contactos con los 43 grupos de narcotraficantes identificados en Colombia. "El asunto es muy claro: ni un solo kilo de cocaína proveniente de Colombia puede ingresar a Estados Unidos sin la ayuda de los mexicanos. Por esa razón se convirtieron en aliados desde hace más de 10 años. Solo que ahora los peruanos empezaron a procesar la pasta de coca que ellos mismos producen. Por eso se habla de la terminación de la alianza entre los colombianos y los mexicanos", dijo una fuente que participó en la elaboración del documento conocido por SEMANA.
Identificados los capos y las rutas, las autoridades de Estados Unidos, México, Perú, Colombia y Chile iniciarán en los próximos días una vasta operación encaminada a desbaratar al cartel de Juárez, señalado de introducir el 40 por ciento de la cocaína que se consume en Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?