Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2013 12:00:00 AM

La teoría de la conspiración contra Petro

Según el ex M-19 Otty Patiño, Francisco Santos le reveló hace casi un mes la destitución del alcalde.

Aunque la destitución de Gustavo Petro tuvo un fuerte impacto, la noticia cogió a pocos por sorpresa. Los rumores sobre una posible sanción e inhabilidad que le impondría el procurador Alejandro Ordóñez al alcalde de Bogotá por el tema de las basuras eran tan insistentes, que desde varias semanas atrás muchos sectores esperaban la oficialización de la noticia.

El fallo fue calificado por muchos sectores como excesivo, desproporcionado e incluso antidemocrático. “Fascista”, según palabras del propio afectado. Pero lo que ha empezado a rondar en el ambiente es que fuera un fallo con tintes políticos, y que un sector de la clase política tradicional haya fraguado un plan para tumbar a Petro del Palacio Liévano y que, para ello, se hubiera prestado Ordóñez.

Uno de los que manejan esa teoría es el compañero de lucha de Petro en el M-19 Otty Patiño, actual director del observatorio de cultura de la Alcaldía. Él considera que Ordóñez participó de una conspiración para derrocar al alcalde por la vía de un fallo disciplinario, con el único propósito de que la derecha recuperara una Alcaldía que desde hace más de una década ha estado en manos de la izquierda.

Como una prueba de que tal conspiración se produjo, Patiño reveló en Canal Capital una reunión que tuvo el pasado 14 de noviembre en la oficina de Francisco Santos en Bogotá. Ese día Patiño recibió una llamada de Rodrigo Romero, quien le pidió que lo acompañara a una reunión con el ex vicepresidente.

En la reunión, según Patiño, Santos les contó una información confidencial: “Nos dijo que a Gustavo Petro lo iban a destituir y que él quería ser el alcalde”. Incluso, el exmiembro del M-19 reveló que el expresidente hasta ya estaba trabajando en un programa de gobierno que les diera reversa a muchas de las decisiones que Petro había adoptado en la Alcaldía.

Para ello, según Patiño, Santos le pidió a Rodrigo Romero que le ayudara a conseguir el aval de la Alianza Social Independiente, toda vez que tras la convención del Centro Democrático había algunas heridas con el uribismo. Al término de la reunión, Francisco Santos les pidió a sus interlocutores mantener la confidencialidad.

A Patiño le sorprendió la información que conoció de boca de su amigo Francisco Santos. En principio creyó que como él sabía que había sido del M-19 y que actualmente trabajaba en el gobierno distrital, pretendía sembrar pánico en la administración distrital.

Por eso, días después, Patiño se reunió con Jorge Rojas, secretario de Integración Social de la Alcaldía. Le preguntó qué sabía sobre una posible destitución de Petro. Rojas le dijo que lo único que se sabía en los círculos cercanos al alcalde es que el procurador Ordóñez se reunía permanentemente con el exministro Fernando Londoño y el expresidente Álvaro Uribe. Un dato que para Patiño casaba como una pieza con la información que le reveló Francisco Santos.

Es por eso que Otty Patiño asegura que un pequeño círculo sabían de la destitución y ya se estaba preparando para ello. Incluso considera que Uribe bien podría haberle dicho a Francisco Santos, tras la convención del Centro Democrático, que su nueva misión sería conquistar la alcaldía de Bogotá.

“Me repugna que el procurador sea tan corrupto de estar metido en una conspiración para a través de un fallo quitarle la Alcaldía a quien se la ganó en unas elecciones y entregársela a otra corriente política”, dijo Patiño a Canal Capital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.