Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/20/2010 12:00:00 AM

La tierra sigue tragándose a Gramalote

Las casas se van derrumbando gradualmente mientras la tierra cruje. Las autoridades locales y los habitantes piden ayuda.

La oportuna evacuación del total de los habitantes de Gramalote (Norte de Santander), sin duda, evitó una tragedia. Hoy este municipio es un pueblo fantasma al que, literalmente, minuto a minuto se lo traga la tierra saturada por las intensas lluvias del último mes.
 
Gramalote, fundado hace 150 años, es un pueblo con un relieve montañoso, fuertemente quebrado y escarpado. Desde la semana pasada una combinación de movimientos sísmicos y un deslave causado por las fuertes lluvias comenzó a afectarlo.
 
Decenas de casas se han ido a pique y las iglesias del pueblo empezaron a agrietarse con la amenaza de caer en cualquier momento. Con unas pocas pertenencias los habitantes dejaron el pueblo en decenas de camiones, volquetas y otros vehículos y se dirigieron a pueblos vecinos o a Cúcuta.
 
El sábado, el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, visitó la zona y dijo que probablemente Gramalote "ya no exista" en unos días.
 
"Una colina contigua al municipio se está viniendo encima", describió Vargas Lleras. "Las casas ya se ven resquebrajadas y una buena parte del municipio ya está sepultada".
 
Durante su visita, el Ministro aseguró que el Gobierno pagará el alquiler de casas temporales a cada familia que tuvo que ser evacuada.
 
"Ese compromiso será hasta que se entreguen las viviendas definitivas a las familias", aseguró Vargas Lleras.
 
Las autoridades también pidieron a los habitantes evacuados que no regresen, pues la tierra sigue moviéndose.
 
Las carreteras que lo unen con Cúcuta y con Santiago y Sardinata también sufrieron graves fracturas en varios tramos.
 
El alcalde de Gramalote, Rafael Ángel Celis, dijo que el pueblo tiene un aspecto fantasmal, que las casas se van derrumbando gradualmente y que la tierra cruje.
 
Según Gustavo Adolfo Velandia, Defensor del Pueblo de ese municipio, "tal como está previsto, en cualquier instante Gramalote puede desaparecer".
 
Las últimas cifras de víctimas mortales por las precipitaciones que han afectado este año al país, intensificadas en las últimas semanas, llega a 281, mientras la de damnificados supera los 2,1 millones de personas.
 
Con información de EFE y AP.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.