Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2015 4:00:00 PM

La 'totumatón' por Buenaventura

Líderes cívicos y eclesiásticos lanzaron por redes sociales una campaña que busca poner fin a un problema vergonzoso que padece esa ciudad portuaria: falta de agua potable.

Hace exactamente un año miles de bonaverenses salieron a las calles a marchar para protestar por los homicidios, casas de pique, desapariciones y desplazamientos que los tienen arrinconados.

En su momento la protesta social se denominó “Marcha para vivir con dignidad y enterrar la violencia” y produjo la reacción del Gobierno, que de inmediato ordenó una intervención militar y social de Buenaventura y el anuncio de 260.000 millones de pesos para ejecutar 30 obras inmediatas.

Ahora líderes cívicos y autoridades eclesiásticas de Buenaventura lanzaron otra singular campaña denominada “Totumatón por Buenaventura”, donde se visibiliza la sed que padece la ciudad por cuenta del precario servicio de acueducto.

La campaña se apoya en un video que dura seis minutos y medio, que recoge las voces de varias personalidades del municipio, como el obispo Héctor Epalza y líderes sociales, quienes a su estilo relatan lo que a diario padecen ante la falta del preciado líquido.

“A mí me impresiona oír por la radio que hace 15 o 20 días a tal barrio no llega el agua”, dice el obispo mientras sostiene un recipiente plástico lleno con agua, para bañar simbólicamente a una de las manifestantes (Ver video).

Increíblemente, en Buenaventura el agua potable no llega a todos los barrios y donde hay servicio, es sólo por horas. Todo ello ocurre en la ciudad que es considerada el puerto más importante del país, por donde se mueve la mitad de las exportaciones.

Es más, hoy el servicio de agua potable sólo le llega al 80 % de los 360.000 habitantes y, lo que es peor, de manera interrumpida por un máximo de nueve horas diarias.

Todo ello sucede pese a que desde hace 12 años el servicio de acueducto lo maneja un particular al cual le adjudicaron la concesión para operarlo hasta el 2022. Se trata del consorcio Hidropacífico, integrado en su mayoría por empresas paisas (Ver nota).

¿Por qué escasea el agua?

La verdad es que existen más razones para explicar por qué abunda el agua y no lo contrario. Además de ser una ciudad rodeada por el mar Pacífico, Buenaventura cuenta con 11 cuencas hídricas que la surten del preciado líquido.

No obstante, y pese a esas bondades hidrológicas, el agua escasea por ineptitud de su clase dirigente. Lo primero que se debe advertir es que la ciudad no cuenta con un óptimo sistema de acueducto y alcantarillado.

Las redes de conducción están en mal estado, lo que aumenta las fugas y facilita el contrabando. Se estima que el 80 % del agua potable se pierde cuando transita por esas redes obsoletas.

Sumado a lo anterior, el acueducto sólo cuenta con una planta de potabilización que colapsa continuamente, en especial cuando llueve y las fuentes hídricas se sedimentan.

Además, no existe un sistema de almacenamiento que garantice el suministro para toda la ciudad. Para tener una idea de ese déficit, basta decir que de los 50.000 metros cúbicos de agua que hoy se requiere almacenar, sólo se cumple con 7.000 metros cúbicos.

Debido a esa situación, diariamente el operador del sistema de acueducto debe realizar 400 acciones de cierre y apertura de válvulas, para mantener la presión y garantizar que el servicio llegue a los usuarios.

El problema se resuelve parcialmente cuando se construyan la nueva bocatoma, la planta de tratamiento, los tanques de almacenamiento y se instalen tubos de conducción.

Si bien el presidente Juan Manuel Santos incluyó esas obras dentro de las 30 acciones inmediatas a ejecutar en Buenaventura, la mayoría aún se encuentra en el papel, aunque con los recursos garantizados.

Mientras el Gobierno cumple su palabra, desde Hidropacífico, la empresa operadora del sistema de acueducto, brotan explicaciones frente a la penosa realidad.

“Todo lo que se recauda vía tarifa se usa en operación y mantenimiento del sistema”, explicó Gustavo Duque, gerente de Hidropacífico tras aclarar que habrá recursos para obras sólo cuando se llegue a un punto de equilibrio dentro del ejercicio de la operación.

Ese equilibrio, según Duque, tiene que ver con el crecimiento del sistema de acueducto como modelo de negocio. El gerente explicó que desde cuando arrancaron la operación sólo han crecido en 6.000 usuarios o suscriptores, al pasar de 39.000 a 45.000.

“Cuando lleguemos al punto de equilibrio de unos 60.000 suscriptores, se podrá destinar dineros para el fondo de obras”, anotó.

En resumen, el servicio de acueducto no mejora porque no hay clientes, pero los clientes no llegan porque no hay servicio de acueducto. Ese círculo vicioso se ha repetido por años.

Pero ahora cuando el Gobierno le extendió la mano a Buenaventura anunciando millonarias inversiones, entre ellas en acueducto, dirigentes cívicos de esa ciudad advirtieron otra desidia.

“Ya están formulando el Plan Maestro de Acueducto, pero dejaron por fuera el sistema de alcantarillado”, explicó Narcilo Locero, líder cívico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.