Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/19/2015 7:17:00 PM

La ‘trasquilada’ al plebiscito de Roy Barreras

El senador de La U fue internado en un hospital de Cali mientras en el Congreso se aprobaba el mecanismo de participación para refrendar los acuerdos de paz.

El pasado miércoles, en el debate de la aprobación del plebiscito por la paz, se extrañó la presencia del senador Roy Barreras. Él fue quien se sacó del sombrero la fórmula del plebiscito como mecanismo para refrendar los acuerdos de paz, luego de que se descartaron la constituyente y el referendo. Así se lo vendió al presidente Juan Manuel Santos, quien terminó por comprársela. Y terminó por convencer a los negociadores del Gobierno para que se la jugaran por esta alternativa.
 
Se esperaba el protagonismo de Barreras en el debate, más aún cuando el ponente del uribismo, el senador José Obdulio Gaviria, tratara de descalificarlo al llamarlo “el médico al que el Gobierno graduó de constitucionalista”.
 
Pero Barreras brilló por su ausencia. Esta obedeció a complicaciones en su salud. Según comunicó la oficina del senador, durante su misión oficial en China, donde buscaba apoyo al proceso de paz y la repatriación de colombianos condenados a muerte -empezando por Harold Carrillo, que será el primer colombiano repatriado este mismo mes-, el senador presentó una complicación médica que lo obligó a recluirse en el Hospital Público de Beijing, donde lo estabilizaron para que pudiera viajar a Colombia a hospitalizarse.
 
A su llegada al país, Barreras fue trasladado directamente del aeropuerto al servicio de urgencias del Centro Médico Imbanaco de Cali, donde fue intervenido quirúrgicamente por una “infección retropalatina” que la delegación colombiana atribuyó a la fuerte contaminación del aire en Beijing, ciudad de 23 millones de habitantes donde circulan más de seis millones de vehículos diariamente.
 
El senador salió de cirugía en la madrugada de este viernes y lo primero que hizo fue preguntar por la aprobación del plebiscito por la paz, proyecto de su autoría. El reporte inicial que recibió fue que su idea superó sus dos primeros debates, pero seguramente sus asesores tendrán que informarle las numerosas modificaciones, o mejor, los artículos que le 'trasquilaron' a su proyecto.

Y es que ante la ausencia de Barreras, las comisiones conjuntas aprobaron un texto muy diferente al que fue presentado por el senador el pasado mes de septiembre en el Congreso.
 
El proyecto de Barreras establecía, entre otras, que todos los ciudadanos que conforman el censo electoral deberán participar del plebiscito por la paz. Que la Registraduría Nacional habilitaría puestos de votación cercanos a universidades y lugares de amplia afluencia laboral y adelantará todas las acciones adicionales necesarias para la participación de la ciudadanía en la jornada de votación extendida del plebiscito.
 
También que para la votación, los ciudadanos podrían decidir si mantienen el puesto de votación de su lugar de residencia o inscribir sus cédulas en los nuevos puestos. Que la votación se realizara durante tres días hábiles y un fin de semana. Y que los ciudadanos habilitados para votar que no participen en el plebiscito por la paz, incurrirán en multa equivalente a un salario mínimo legal mensual vigente.
 
Todas esas disposiciones fueron eliminadas. Quizá no por la ausencia de Roy Barreras, sino porque la cuestionada reducción del umbral para validar de 16,9 millones de votos a 4,4 millones. Pero en todo caso, el copresidente de La U salió de su cirugía y se dio cuenta de que el proyecto aprobado fue muy distinto al que había propuesto.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.