Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/11/17 00:00

La voz de los medios

Autocensura, amenazas de muerte, desconfianza en las cifras oficiales... Una encuesta realizada con más de 200 periodistas en 30 ciudades revela sorprendentes datos sobre la situación de la prensa en Colombia.

La voz de los medios

La mitad de los periodistas del país no le creen a la información que el Congreso de la República les entrega. El 90 por ciento de los comunicadores están convencidos de que los datos que reciben de las entidades del Estado relacionada con el conflicto armado está manipulada. Más de la mitad de quienes ejercen el periodismo en la costa Atlántica han pensando en abandonar la profesión por diversas circunstancias, especialmente por presiones y amenazas. En el occidente, el 48 por ciento de los periodistas se ha abstenido de publicar información que consideraba relevante por temor a perder el puesto. Las Farc, los paramilitares y los políticos son los principales grupos que amenazan e intimidan a los comunicadores. La Defensoría del Pueblo y la Procuraduría son las entidades públicas a las que más les creen los periodistas colombianos.

Estos son tan sólo algunos de los resultados de un estudio que acaba de terminar el Observatorio de Medios de la facultad de comunicación de la Universidad de la Sabana. Entre el primero y el 30 de septiembre pasados se realizaron 235 entrevistas a periodistas de radio, prensa y televisión en 29 ciudades del país. La encuesta arroja resultados inquietantes.

Para comenzar, el 88 por ciento del total de los encuestados considera que en Colombia está amenazada la libertad de prensa. Pero lo que más aterra no es el alto porcentaje, sino que en Bogotá el 84 por ciento piense lo mismo, pues esto contradice un poco la idea de que las interferencias indebidas existen ante todo en zonas de conflicto, donde los periodistas están a tiro de fusil de los actores armados. No deja de ser preocupante que el 34 por ciento de los comunicadores en Colombia ha sido amenazado de muerte por lo menos una vez. El 8 por ciento del total asegura que en este momento se encuentran amenazados y, aun más sorprendente, el mayor porcentaje está en Bogotá (12 por ciento), por encima de la Costa (9 por ciento) y el oriente (8 por ciento).

Otro dato preocupante es que, para los periodistas encuestados, los obstáculos para ejercer su profesión a cabalidad no sólo están en el terreno, sino en las propias salas de redacción. El 31 por ciento del total reconoce que, por miedo a perder el puesto, han tenido que sacrificar principios profesionales (léase éticos) en el manejo de la información. Esta cifra es alarmante en el occidente, donde casi la mitad (48 por ciento) reconocen que han acudido a la autocensura por temor a perder el puesto.

La credibilidad en los comunicados de prensa del Estado también es muy baja. Sólo un 9 por ciento le otorga un nivel alto a los comunicados del Congreso. Al Ejército, Fuerza Aérea y Policía, 11 por ciento. Al gobierno nacional, 12 por ciento. A la Armada y al DAS, 13 por ciento. La gran mayoría confía a medias en esta información oficial (entre un 43 por ciento al Congreso y 67 por ciento al gobierno nacional) y los porcentajes de baja credibilidad oscilan entre 48 por ciento a la información del Congreso y 10 por ciento a la que ofrece la Defensoría del Pueblo.

El 81 por ciento considera que el gobierno nacional tiende a manipular la información, cifra que sólo supera el Ejército, con un 83 por ciento.

Unas cifras preocupantes, sin duda. SEMANA presenta algunos de los datos más relevantes de ese estudio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.