Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/30/2012 12:00:00 AM

Langlois cree que palabras de Uribe contra él son "una falta de mal gusto"

El corresponsal del canal France24 y el diario Le Figaro piensa que esas ofensas provienen de un momento en el que coincidieron y Langlois hizo una pregunta al entonces presidente, la cual, al parecer, no le gustó.

El periodista francés Roméo Langlois, liberado el miércoles por las FARC después de 33 días de cautiverio, consideró que las palabras expresadas por el expresidente de Colombia Álvaro Uribe contra él son "una falta de mal gusto".

"No tengo que responder nada, me parece otra falta, como mi secuestro fue una falta de mal gusto, esta es otra de mal gusto, vendrán más y listo", dijo Langlois a Noticias Caracol sobre los mensajes que envió el miércoles Uribe por Twitter, en los que le vinculó a la guerrilla de las FARC y al terrorismo.

"Creo que dice eso porque una vez le hice una pregunta, no le gustó y no quiso contestarme, fue la única vez que me pude acercar a él en ocho años, después de pedirlo oficialmente. La pregunta no le gustó", aclaró.

A través de su cuenta de Twitter, Uribe envió dos mensajes en los que mencionó al periodista. En el primero de ellos escribió: "Langlois: Una cosa es la curiosidad del periodista y otra la identificación con el terrorismo".

Una hora después, cuando Langlois, ya liberado, se encontraba aún en un caserío  del departamento de Caquetá junto a la misión humanitaria que fue a recogerlo hasta allí, Uribe volvió a trinar.

"Langlois, qué hacía en Colombia, qué relación tenía con FARC? Algunos conocimos que usted sabe engañar", fue el segundo mensaje enviado por Uribe a través de la red social.

El reportero, de 35 años y quien trabaja en Colombia desde hace 12, también explicó que los guerrilleros en los últimos días le facilitaron una cámara de vídeo para grabar escenas de su cautiverio.

Esa cámara fue con la que grabó los primeros momentos de su llegada a la aldea de San Isidro, rodeado de guerrilleros y donde le esperaba una multitud de campesinos, incluida la misión humanitaria y periodistas.

"No pasé 33 días con la cámara, me la dieron los últimos días, se la había pedido y me pareció un abuso porque esperaba tenerla antes, por eso no tengo un gran registro de mi detención", explicó.

También adelantó que tiene grabado el combate entre las fuerza pública y la guerrilla que dio lugar a su secuestro, el 28 de abril pasado, cuando acompañaba a un contingente de policías y militares a una operación antidrogas.

"Eso sí lo tengo grabado", confirmó, para después explicar que ese material lo publicará en los medios franceses para los que trabaja.

"Lo que les pasa a muchos soldados colombianos se debería mostrar más, están exponiendo sus vidas, muchas veces las misiones son difíciles, tienen bajas, hay muertos de ambos lados, y ese día me tocó presenciar eso", manifestó.

Langlois dijo que el trabajo que hacen esos soldados tiene "mucho valor", por eso consideró "importante que se muestre ese trabajo".


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.