Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2016 10:00:00 PM

Un camino para cimentar la paz

Esta semana se puso en marcha el Programa de Alianzas para la Reconciliación (PAR), una estrategia que apoyará proyectos que fomenten el entendimiento en 20 municipios del país.

La reconciliación entre los colombianos que han sufrido más de 50 años el flagelo del conflicto ha empezado a caminar. A pesar de los tropiezos que ha tenido el proceso de paz, Colombia comienza a pasar la página de la violencia y a reconstruir una sociedad que, como explicó el padre Jorge Humberto Piedrahíta, rector de la Pontificia Universidad Javeriana fue “azotada durante décadas por un huracán grado cinco que destruyó gran parte de sus estructuras sociales, culturales y económicas”.

Para que esa reconstrucción sea exitosa debe basarse en la reconciliación y la inclusión. Una labor que no puede quedar en manos del gobierno, sino que tiene que contar con la participación de los empresarios, la academia y la sociedad civil. Debe enfocarse en las comunidades que, además de ser las principales víctimas del conflicto armado, no han contado con la presencia del Estado, y han sido excluidas económica y socialmente. También debe hacerse a través de proyectos o planes de acción que recuperen la confianza de los habitantes con el gobierno, que empoderen a los ciudadanos, que ayuden a construir la verdad de lo que sucedió en este conflicto, y que generen estrategias productivas que aseguren una vida digna a estos colombianos.

Con este propósito, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Inter-nacional (Usaid Colombia) puso en marcha a través de Acdi Voca el Programa de Alianzas para la Reconciliación, que apoyará a comunidades en lugares con poca presencia del Estado o que hayan sido víctimas del conflicto armado, a llevar a cabo procesos de entendimiento. El programa cuenta con el apoyo de socios estratégicos del empresariado, la sociedad civil y el gobierno colombiano. Hasta el momento a esta alianza se han sumado la Andi, la Universidad Pontificia Javeriana, Reconciliación Colombia, el Centro de Memoria Histórica y la revista SEMANA.

Durante cuatro años el PAR financiará, en 20 municipios de país, proyectos que promuevan la construcción colectiva de la verdad y la memoria del país e impulsará iniciativas que fomenten la convivencia, el respeto por las diferencias, el diálogo y fortalezcan la confianza en las comunidades que han sufrido el conflicto armado. Además, el programa recurrirá a las alianzas público-privadas, para fomentar proyectos productivos que generen inclusión económica, y apoyará programas de arte, cultura, deporte, ciencia, tecnología e innovación, que permitirán transformar realidades e incentivar a las nuevas generaciones de colombianos a convertirse en agentes de cambio para la paz.

Por su magnitud, PAR se convierte en uno de los programas de cooperación internacional más importantes de los últimos años. Y su importancia radica en que abordará la inclusión y la reconciliación de manera integral. Es decir, no solo buscará que los colombianos pasen la página de la violencia y comiencen a escribir la de la paz, sino que en ese proceso también se fortalezca la ciudadanía, se reconstruyan los tejidos sociales y culturales, y se generen fuentes estables de trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.