Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/10/2017 11:52:00 AM

¿Lanzaron billetes en la boda del hijo de La Gata que se celebró en la cárcel?

SEMANA conoció en exclusiva fotografías de una boda polémica, la de Jorge Luis Alfonso López, quien niega que en su matrimonio tras las rejas se hubiese tirado plata al aire.

Una historia sobre supuestos fajos de dinero arrojados en un patio de la cárcel El Bosque de Barranquilla, durante la boda de Jorge Luis Alfonso López, hijo de Enilse López, la polémica exempresaria del chance, tiene nuevamente en apuros al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec). En las últimas horas fueron destituídos el director y la subdirectora del centro carcelario.

Una versión de prensa divulgada por el diario El Heraldo de Barranquilla asegura que durante la celebración de la boda, habrían arrojado fajos de dinero en billetes de 50.000 pesos.

Pero, ¿qué fue lo que realmente sucedió? El sábado 1 de julio, tras surtir una serie de trámites, Jorge Luis Alfonso López contrajo matrimonio en la cárcel con su abogada, quien se encuentra embarazada. El permiso fue aprobado por un comité en el que participaron el director Dionisio Calderón Sánchez, la subdirectora Mistela Garcés Álvarez; así como el comandante de vigilancia, el asesor jurídico, la encargada de atención y tratamiento, y una trabajadora social.

La boda se celebró entre las 10:40 a.m. y las 3:00 p.m., hora de salida de los visitantes. En diálogo con SEMANA, una fuente cercana a los cónyuges, confirmó que a la boda asistieron 36 personas, entre ellos dos hijos de Jorge Luis Alfonso, quien está preso desde hace cuatro años y medio.

La solicitud de permiso presentada por el hijo de ‘La Gata’ fue estudiada el 9 de junio, según consta en el acta 000165. En ella los miembros del comité mencionado estudiaron la petición del interno y la aprobaron efectivamente para el día 1 de julio de 2017, entre las 10:40 y las 11:40, en ceremonia eclesiástica. Luego se sirvió un almuerzo que se prolongó hasta pasadas las 2.30 p.m.

Entre la solicitud contenida en el acta, el interno pidió que le permitieran hacer unos arreglos florales, mesas, manteles y cortinas para decorar el salón donde se desarrollaría la ceremonia y que le aprobaran una lista de invitados.

De acuerdo con el acta, el director del centro penitenciario manifestó que la ceremonia debía realizarse con sometimiento estricto a los procedimientos y reglas del régimen interno, evitando a toda costa poner en riesgo y vulnerar la seguridad y el orden del establecimiento.

El mismo comité que aprobó la boda ordenó que el evento tuviera apoyo del área sicosocial y que miembros de Policía Judicial hicieran un registro fotográfico. Como vigilantes del matrimonio designaron a dos dragoneantes, un suboficial y un miembro de policía judicial.

Parientes de Jorge Luis Alfonso niegan que en la celebración se hubiesen lanzado billetes, en vez de arroz. También aseguran que no hubo trago. Según el general Álvaro Enrique Miranda Quiñones, quien asumió la dirección regional del Inpec, la destitución del director y la subdirectora obedeció no a que se hubiera permitido la boda, pues incluso es legal que se realicen matrimonios colectivos. El problema estuvo en autorizar la entrada de arreglos florales, mesas, manteles y decoración por fuera de lo que permite la ley. Desde el Inpec aseguran que no hubo licor ni repartición de billetes.  

Otra fuente consultada asegura que el día 30 de junio, en otro evento, cuando celebraban el día del guardián, un interno de nombre Gersón Peña Mejía, habría arrojado una cantidad indeterminada de billetes de 50.000 pesos en el patio A de la misma cárcel.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.