Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/21/2015 2:29:00 PM

Las aterradoras llamadas entre sicarios de La Oficina

Semana.com revela el contenido de audios en los que alias 'Barney', supuesto jefe de La Oficina capturado el 9 de enero pasado, ordena asesinar a tres personas. En uno de los casos, los sicarios se equivocan y matan a otra persona.

Elkin Bladimir Rivera González fue asesinado hace seis años y ni sus familiares ni sus vecinos del barrio Campo Valdés, de Medellín, entendieron nunca la razón. No tenía amenazas o problemas irresueltos con los muchachos de las bandas armadas que se desperdigaban como sombras cada noche por las esquinas.

Hoy, gracias a una investigación de la Fiscalía 24 de la Unidad Especial contra el crimen organizado, se vino a saber que Rivera González fue baleado por un sicario que simplemente se equivocó de persona. El homicidio fue cometido en la noche del 10 de agosto del año 2008, a las 9:30 p. m.

La necropsia determinó que Rivera González falleció como consecuencia natural y directa de un choque postraumático por heridas en el tórax y abdomen, ocasionadas por arma de fuego.

En la siniestra equivocación del sicario, concluyó la Fiscalía, estuvo involucrado como determinador Julián Andrey González Vásquez, conocido como 'Barney', un supuesto jefe de la Oficina de Envigado que fue capturado el 9 de enero pasado en Bogotá.

Hasta el 2014, 'Barney' logró hacerles el quiebre a las investigaciones en su contra, pese a que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos lo había incluido en la lista Clinton, dentro  del grupo de  hombres estaban en lo más alto de la pirámide de La Oficina.

Desde cuando la Fiscalía le abrió procesos por los presuntos delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas y homicidio, 'Barney' viajó a Costa Rica, país donde se radicó y comenzó a llevar una vida de próspero empresario.

'Barney' había dejado atrás sus deudas con la justicia en Colombia y fundó la empresa Consultores Vialfa S. A., una firma de vigilancia autorizada para manipular armas y equipos de comunicaciones. Pero su ventura cambió por cuenta de un accidente de tránsito en el que se vio involucrado a finales de diciembre pasado.

Las autoridades de Costa Rica pudieron darse cuenta, a raíz del incidente, de que 'Barney', quien inmediatamente regresó a Bogotá, tenía en su contra una circular azul de la Interpol. La Policía colombiana le siguió el rastro y días después fue capturado.

Pero luego de la captura, la Fiscalía revivió las grabaciones en las que queda en evidencia que 'Barney' estuvo planeando un homicidio, en conversaciones que sostuvo con un hombre conocido como 'Jordi'. La consecuencia fue el asesinato, por equivocación, de Rivera González.

Interceptación del 9 de agosto 2008., a las 20:29 p. m.:

Jordi: Jefe.

Barney: Qué hubo mijo, ¿ya se dejó ver la bruja, o nada?

Jordi: ¿Ah? Sí, ya estamos esperándolo.

Barney: ¿Por dónde anda?

Jordi: Por allá arriba, ahorita salió y allá enseguida le vamos a volver a ver el rostro.

Barney: Pero tenés que mandar algo muy sornero, home, que no vean tanto la pasadera.

Jordi: No, nosotros no hemos estado mucho por ahí sornero.

Barney: Ponele moral a eso. Hermano, usted no sabe cómo estoy yo… estoy que me voy yo pa donde usted.

Minutos antes del asesinato, hablan otros dos hombres: NN y 'Muñeco', quienes son los encargados de la persecución de la víctima y de ir informándole a 'Barney' de cada movimiento.  

Interceptación del 10 de agosto 2008., a las 20:43 p. m.:

Muñeco: Ya les dije a los muchachos que aceleraran las motos.

NN: Hágale pues.

Muñeco: ¿A dónde va?

NN: No, se nos embolató, por si de pronto otra vez pa Campo Valdés, por la misma.

Muñeco: Ah jueputa, se nos embolató.

NN: ¿Van en las motos y sin las máquinas?

Muñeco: No, las máquinas van en el taxi (Según la Fiscalía, cuando hablan de máquinas se refieren a las armas).

La última frase que 'Muñeco' profiere antes de homicidio es “ya los muchachos van terciados”. Sin embargo, entre 'Barney' y 'Jordi' no tardan en darse cuenta de que la persona a la que dispararon no era la que ellos esperaban. Al parecer, los sicarios y 'Barney' desde el comienzo creyeron que hablaban de una misma persona, pero sólo en el último momento se dieron cuenta de que eran dos distintas. Eso se infiere, según la Fiscalía, por la siguiente conversación:

Barney: Oiga, ya va por toda la 48 (…) después de la iglesia. Ya pa allá otra vez como pal parqueadero.

Jordi: ¿Cómo? No, a ese marica ya… ¡ya lo hicieron!

Barney: ¿Cómo así?

Jordi: Sí, ya.

Barney: ¿A quién?

Jordi: A ese man.

Barney: ¡No, mijo! ¿A cuál man?

Jordi: Ahhhh, yo no sé entonces.

Barney: ¿Cómo así que usted no sabe?

Jordi: ¡Yo qué voy a saber! ¡Si esos maricas ya lo habían tirado!

Barney: ¿Cómo que se la tiraron? Si vamos detrás de él…

Jordi: Ay, hermano.

Barney: ¿Cómo así? No, no, no, no.

Mientras eso pasaba, los familiares de Rivera González, quien falleció de inmediato sobre la vía pública, intentaban salvarle la vida a una mujer herida que lo acompañaba ese día. La Fiscalía dice tener pruebas de que 'Barney' durante esos días era uno de los jefes de sicarios de José Leonardo Muñoz, alias 'Douglas', capturado en abril del año 2009.

A 'Barney' también le fueron imputados otros dos homicidios, el de Édward García Chavarriaga y el del policía Rodolfo Gaviria Barragán, crímenes que también se logró desentrañar por interceptaciones telefónicas. En los tres casos el modo de operar es el mismo: 'Barney' coordina, proporciona las direcciones exactas por donde se mueven las víctimas y luego ordena afanosamente que les “compren el tiquetico”. Esa era su manera de decir que los mataran.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.