Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/30 22:24

Las cartas con las que Andrés F. Arias busca quedar libre

El exministro entregó a la justicia estadounidense escritos del exembajador Otto J. Reich, el exasesor Oskar August Schroeder y varios congresistas del Centro Democrático que insisten en que es un perseguido político. 

Andres Felipe Arias. Foto: León Darío Peláez / SEMANA

Con 14 cartas de políticos en Colombia implicados en el caso de Agro Ingreso Seguro y un exembajador de Estados Unidos, el exministro Andrés Felipe Arias busca sustentar ante la Corte del Distrito Sur de Florida que su proceso es producto de una persecución política. Pide ser dejado en libertad mientras se revisa la solicitud de extradición de Colombia, que lo solicita para que pague una pena de 17 años de cárcel por el caso de Agro Ingreso Seguro. 

La petición la encabeza Otto J. Reich, exembajador de Estados Unidos en Venezuela, quien dice que el Poder Judicial en Colombia a veces no funciona de manera independiente, teniendo en cuenta que el país lleva una guerra interna con terroristas durante cinco décadas: “Las ramas del Gobierno están bajo ataque”. Reich, quien también fue subsecretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos de George W. Bush, indica que las personas de alto perfil político, como Arias, tienden a atraer enemigos lo que explica el por qué está en esta situación y que Arias no representa un riesgo de fuga.

La defensa de Arias también cita a Plinio Apuleyo Mendoza, periodista y autor del libro Cárcel o Exilio, donde concluye que Arias fue víctima de un juicio injusto con los intereses políticos detrás. “El sistema judicial se utiliza para impedir que el expresidente Uribe tenga éxito en Colombia. Demuestra (Plinio Apuleyo) que otras figuras emblemáticas con un expediente limpio tuvieron que tomar el camino del exilio por no tener las garantías judiciales”, dice el documento.

“La sentencia de Arias es una de las decisiones más controvertidas de la historia de nuestra justicia”, aseguró el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel, quien además dijo que es una sentencia que ni siquiera los violadores, terroristas, asesinos, traficantes de drogas reciben en el país.  

En el mismo sentido enviaron cartas los representantes a la Cámara Édward Rodríguez, Álvaro Prada, María Regina Zuluaga Henao, el exministro de Agricultura Rubén Darío Lizarralde y los excandidatos a la Presidencia Óscar Iván Zuluaga y Marha Lucía Ramírez. Casi todos coinciden en que “la extradición lo pondría en una posición vulnerable, ya que lo que se quiere castigar es la oposición coherente del Centro Democrático al apoyo al proceso de paz con las FARC”.

A la Corte de Estados Unidos también se dirige José Félix Lafaurie, quien fue presidente de Fedegán. Explica que durante el Gobierno de Álvaro Uribe, la ganadería floreció en Colombia y el programa de Agro Ingreso Seguro proporcionó un alivio para miles de familias rurales de Colombia. “El señor Lafaurie Rivera testifica que participó en el proceso con varias otras organizaciones y formó parte del Consejo Asesor de AIS. El programa fue transparente y eficiente, y sus resultados fueron claros a los ciudadanos colombianos”, indica la misiva. Lafaurie asegura que los pocos casos de asignación indebida de recursos fueron producto del fraude.  

Las posturas de los abogados Hernán Gonzalo Jiménez Barrero y Fernando Velásquez Velásquez también fueron enviadas a Estados Unidos. Ellos aseguran que desde 1993 se cerraron 132 acuerdos similares en el Ministerio de Agricultura, y que nunca fueron interrogados por cualquiera de las entidades de control: “sorprende que sólo ahora dicha actividad está tipificada como delito”.

Incluso el exjefe de la Oficina de Asesoría Legal del Ministerio Oskar August Schroeder Muller, procesado e inhabilitado por este caso, también envió un mensaje donde le asegura al gobierno de Estados Unidos que los acuerdos suscritos por Arias siempre fueron hechos por anteriores ministros. Y que no “violó ninguna ley”.  

Los defensores de Andrés Felipe Arias insisten en que por ser una persona tan cercana al expresidente Uribe, terminó convirtiéndose en el símbolo de la polarización política en Colombia. Miguel Ceballos, quien fue ministro de Justicia, llega a manifestarle a Estados Unidos que el Gobierno de Colombia se ha comprometido a no permitir la extradición de los miembros de las FARC para "cualquier conducta cometida antes de la firma del acuerdo de paz”.

Las cartas fueron reveladas por el columnista Yohir Akerman. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.