Lunes, 24 de noviembre de 2014

| 2013/02/16 03:00

“Las casas gratis deberían entregarse por méritos, como un premio”

Samuel Azout renunció a la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (ANSPE). El filántropo barranquillero cuenta su experiencia en el sector público.

“Las casas gratis deberían entregarse por méritos, como un premio”

SEMANA: ¿Cuáles son las razones de su renuncia? 


SAMUEL AZOUT: Son dos. La primera obedece a asuntos personales y familiares. En segundo lugar, la misión que me encomendó el presidente Santos se cumplió.


SEMANA: ¿Renuncia para ser candidato al Senado en 2014?

S.A.:
Yo nunca he participado en política ni he sido candidato a un cargo por elección popular. Sin embargo he vivido lo suficiente para saber que uno no puede decir un rotundo no a nada. En una conversación con el presidente Santos, él me pidió que considerara la opción de ser candidato al Senado. Como viene del presidente a quien tanto admiro pues lo voy a considerar, pero no es mi plan de vida. 

SEMANA: ¿Ese plan de vida pasa tal vez por la Alcaldía de Barranquilla?

S.A.:
Soy barranquillero y mi trabajo comunitario se da en Barranquilla y en el Atlántico, a través de la Fundación Fútbol con Corazón. No es mi idea en este momento ser candidato a la Alcaldía o a la Gobernación del Atlántico. Lo consideraré en su momento, pero ahora los barranquilleros debemos apoyar a Elsa Noguera, quien está intentado sacar el potencial que tiene nuestra Arenosa.

SEMANA: ¿Cuál es el balance de su paso por la ANSPE?

S.A.:
Colombia tiene indicadores muy malos en materia de pobreza e igualdad. Cuando llegamos al gobierno propusimos un nuevo modelo: un sistema de promoción de familias, único en el mundo. La ANSPE acompaña a las familias más pobres y excluidas a que salgan de manera sostenible de la pobreza extrema. Nuestra receta, donde esta el corazón de la diferencia del modelo que implementa Colombia, es que no hay receta o fórmula única.

SEMANA: ¿Cuántas familias se han graduado?

S.A.:
El programa comenzó a mitad del año pasado y a la fecha ya se han promovido unas 40.000 familias. Lo importante es que hay 155.000 familias que están muy cerca de lograr la promoción en este año.

SEMANA: ¿Técnicamente estas familias derrotaron la pobreza extrema?

S.A.:
Sí. Estas familias han superado la pobreza extrema en forma sostenible. 

SEMANA: ¿Qué piensa del programa de casas gratis del gobierno?

S.A.:
Aplaudo el coraje del ministro Germán Vargas de entregar viviendas sin costo para las familias en condición de pobreza extrema. Sin embargo, no deberían ser gratis per se sino un premio a las familias que por su comportamiento y consecución de logros se han hecho meritorias a las casas. Yo agregaría a la iniciativa un sistema de méritos, porque hoy el gobierno puede saber cuáles familias están más listas que otras. Eso crearía una dinámica de que el gobierno premia a los que más se esfuerzan. 

SEMANA: ¿De su experiencia por el sector privado qué aplicó como funcionario público?

S.A.:
El peor día en el gobierno es mucho más interesante que el mejor día en el sector privado. A mí me sorprendieron tres cosas en el sector público. Primero, falta intersectorialidad. En una empresa por ejemplo, el área de finanzas, de mercadeo, ventas, recursos humanos, todos están integrados y trabajan en equipo mientras que en el Estado cada ministerio es una agencia desconectada. Segundo, a diferencia del mercado, no hay competidores en lo público y no existe el mismo desafío al statu quo ni deseo de innovar. Lo tercero es que la norma hace compleja la ejecución, entonces requiere un alto nivel de planeación legal que no es propio del sector privado.

SEMANA: ¿Qué pueden aprender los empresarios del sector público?

S.A
.: No es cierto que todos los funcionarios públicos sean corruptos, hay gente muy buena en el gobierno, con un idealismo especial, y están cambiando el país. Ese idealismo es algo que puede aprender el sector privado.

SEMANA: Una idea innovadora en materia social…


S.A.: Por ejemplo, el ‘litro de luz’ que ilumina una residencia con una reacción química de un líquido y permite que los niños estudien de noche sin gastar energía eléctrica. Lo importante es que en el corazón de la política social está la idea de que hay mucha riqueza en la pobreza. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×