Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

Las claves del crimen

Dudas, mentiras e imprecisiones rodean el caso del asesinato del joven estudiante de Los Andes Luis Andrés Colmenares.

El homicidio del joven estudiante de la Universidad de los Andes Luis Andrés Colmenares, asesinado en la madrugada del 31 de octubre del año pasado, sigue dando mucho de qué hablar. El caso, que aún continúa siendo un misterio, ha regresado a los titulares de prensa en los últimos días por varias razones. Varios testigos que han declarado en el caso han sido víctimas de graves amenazas. Lo mismo ha ocurrido con el fiscal 11 de Bogotá, Antonio Luis González, a quien en junio de este año le reasignaron el caso después de que durante más de ocho meses la investigación estuvo prácticamente hundida en el despacho de otro fiscal. González le dio un giro fundamental a la investigación, pues, junto con investigadores de la Sijín de la Policía de Bogotá, descubrió que el estudiante no había muerto por un accidente, como lo habían querido presentar, sino que fue asesinado. Como apoderado de la familia de la víctima fue contratado Jaime Lombana, uno de los más reconocidos y prestantes abogados del país. La familia de Laura Moreno, exnovia del joven y quien se encuentra en detención domiciliaria acusada por la Fiscalía de coautoría impropia en homicidio agravado y falso testimonio, contrató por su parte a Jaime Granados. Como parte de una estrategia, la semana pasada la defensa de la joven filtró el resultado de una prueba de polígrafo realizada por la propia defensa, con la esperanza de desvirtuar las graves sospechas que existen sobre ella. Si bien existe una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de agosto de 2008 en la que se afirma que el polígrafo no es admisible como prueba en una investigación penal, lo interesante es que ese polígrafo, lejos de despejar dudas, lo que permite es generar nuevas preguntas que se suman a las que ya existen. Estos son algunos de los puntos claves del caso.
 
El recorrido y las cámaras

La versión: “Luis Andrés Colmenares salió caminando rumbo a la avenida 85 a comprar un perro caliente. Detrás de él salió Jessy Quintero y la examinada. Caminaron por la Calle 85 hasta llegar a la carrera 15 en donde compraron un perro caliente… (Luis Andrés Colmenares) salió corriendo por la carrera 15 con dirección al norte, sin dar explicación. Al llegar al sitio la entrevistada (Laura Moreno) cogió a Luis Colmenares de la camisa quien le manifestó que se sentía mal, que lo soltara que no quería sentirse acorralado. Empezaron a caminar por la ciclo ruta del sector. Laura se comunicó nuevamente con Jessy Quintero manifestándole que se encontraba en un parque desconociendo que era el parque El Virrey. Fue entonces cuando nuevamente el señor Colmenares salió corriendo con dirección al caño del parque y cayó al mismo...”

Las dudas: Inexplicablemente, los investigadores del CTI que asumieron el caso en octubre de 2010, cuando ocurrió el asesinato, dieron pleno crédito a la versión entregada por las jóvenes sobre un accidente. Nunca inspeccionaron las cámaras de seguridad que hay en la zona para corroborar o desvirtuar el testimonio de Moreno. Tanto sobre la calle 85 como sobre la carrera 15 existen 12 cámaras de seguridad, entre públicas y privadas. (círculos rojos) Hasta el momento no existe registro alguno de esas cámaras que corrobore la versión de Moreno sobre el recorrido que ella afirma que hicieron la noche del crimen.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.