Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2013/07/19 00:00

Las dudas sobre la salud de Salamanca

Mientras en la Clínica Monserrat lo tratan por estrés agudo se supo que, el día del choque, el Hospital Méderi lo dio de alta.

. Foto: .

Una gran controversia sobre cuál es el verdadero estado de salud de Fabio Andrés Salamanca -el joven ebrio que mató a dos ingenieras que se transportaban en un taxi y dejó al conductor gravemente herido- se vive este viernes, cuando se conoce sobre un inesperado examen médico.

El insólito episodio en el que, una semana después del fatal suceso, aún no es judicializado el victimario porque, supuestamente, padece un cuadro de estrés agudo, podría tomar un giro de 180 grados.

Al parecer, el día que ocurrió el trágico hecho, el Hospital Universitario Mayor (Méderi) le practicó una examen médico al joven, cuya conclusión es que Salamanca se hallaba en plenas condiciones físicas y mentales, es decir, no presentaba el anunciado cuadro de estrés agudo.

Según algunos medios, fuentes cercanas a la investigación de este caso aseguraron que los resultados de la prueba de Méderi permitieron que, en ese momento, se le diera de alta al ingeniero.

No obstante, el pasado martes, mientras las familias de las víctimas enfrentaban la ausencia forzosa de sus seres queridos, el joven fue sometido a otro examen médico, a cargo de un equipo de psiquiatras del Instituto Nacional de Medicina Legal.

En los resultados, los funcionarios aseguraron que Salamanca sufre un cuadro de estrés agudo postraumático. Incluso, anunciaron que estará internado unas semanas más en la Clínica Monserrat -especializada en el manejo de patologías mentales-, donde se encuentra hospitalizado desde el pasado sábado.

Este dictamen, que está respaldado por la Fiscalía y Medicina Legal, impide que el joven comparezca ante un juez de control de garantías a quien solo puede acudir en pleno uso de sus facultades mentales.

Incluso, ese día, fue Jorge Eduardo Carranza, el director seccional de Fiscalías de Bogotá, quien dijo que la comisión constató que el conductor padece un cuadro agudo emocional y tardará una o dos semanas más internado.

En medio de la confusión sobre si el joven está estresado y nervioso, o huye de la audiencia de imputación de cargos, los familiares de Diana Milena Bastidas y Ana Torres, en medio del dolor, se preguntan qué ocurre con la justicia.

Roberto Bastidas, el padre de Diana, asegura que una persona vio al joven horas después de la tragedia, y no lo notó con un estrés excesivo. “El viernes pasado, después del accidente, una persona cercana al taxista herido vio a Fabio Salamanca en el hospital y aseguró que él no se mostraba con el estrés exagerado, como ahora quieren hacer ver. Él estuvo como hasta las 6 de la tarde de ese viernes y luego se fue para la casa”.

El aparente error de la Policía de Tránsito

En su momento, la Fiscalía aseguró que la Policía de Tránsito, como primera autoridad en llegar al lugar donde ocurrió el fatídico hecho, se preocupó por atender las lesiones de Salamanca y no por ponerlo a disposición de la Fiscalía para adelantar la imputación de cargos. “Al no haber el procedimiento, no se puede considerar que se esté frente a una flagrancia. Por lo tanto, esa figura ya no opera, la única alternativa es citarlo a audiencia de imputación”, señaló el fiscal. 
 
Al conductor se le endilgaría ser responsable de un doble homicidio con dolo eventual, que lo llevaría a pasar buena parte de su juventud en la cárcel.
 
“Tenemos claro que hay un accidente de tránsito donde mueren dos ciudadanos, lo que nos tendría frente a un homicidio culposo, pero el fiscal 322 está valorando la posibilidad de imputar un dolo eventual”, sostuvo el pasado lunes la Fiscalía. La diferencia de los dos delitos es clara frente a la condena. Si se le imputa la conducta de homicidio culposo, enfrenta una sentencia que ronda los ocho años. Si se le añade el dolo eventual, sería más de 25 años de prisión. También se le endilgarían lesiones personales por la afectación que presenta el taxista en su columna vertebral.

Por el aparente error procedimental por parte de la Policía de Tránsito, al no entregarlo a la Fiscalía, aún no existe ninguna orden de captura en contra del conductor. Si el joven quisiera abandonar el país u ocultarse de las autoridades, podría hacerlo sin inconvenientes, puesto que no tiene ningún antecedente judicial. Pero la Fiscalía descarta de tajo esta posibilidad, pues asegura que Salamanca ha mostrado el compromiso de responder. Además, la familia del joven y sus abogados han manifestado su deseo de que, una vez este se recupere de sus problemas de salud, comparezca ante las autoridades.
 
¿Estrés postraumático?
 
Aunque se ha hablado de que Salamanca presentaría un diagnóstico de estrés postraumático, los expertos aseguran que este problema de salud sólo se puede presentar varios meses después de un incidente de alto impacto que marque la vida del paciente. Este dictamen se caracteriza por la aparición de síntomas determinados, luego de que la persona se vea inmersa en un acontecimiento de estrés traumático.
 
Máximo Duque, exdirector del Instituto Nacional de Medicina Legal, explica que lo que puede presentar Salamanca es un estrés simple, que se debe ver como el producto de las secuelas que quedan tras estar involucrado en las muertes de dos personas.
 
Duque asegura que un diagnóstico de estrés postraumático sólo se puede conocer varios meses después de que se presenta el episodio en la vida del paciente y que se detecta mediante síntomas que evidencian los profesionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×