Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2014 8:45:00 PM

FARC: ¿pedirán libertad de guerrilleros presos?

Tras la liberación del general Alzate pondrían en la agenda a varios de sus miembros encarcelados.

Está previsto que este domingo sea liberado, en algún lugar del Chocó, el general Rubén Darío Alzate. Su secuestro, junto al de la abogada Gloria Alcira Urrego Pava y el cabo Jorge Rodríguez, ocurrido hace dos semanas en Las Mercedes, cerca de Quibdó, motivó la suspensión de las negociaciones entre el gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana. Si el tiempo lo permite, y el general regresa a la libertad, probablemente el presidente Juan Manuel Santos ordene a su equipo negociador el inmediato regreso a Cuba, y reanudar el proceso de paz.

Lo que nadie sabe a ciencia cierta es qué pasará en la Mesa luego de estas dos semanas de tensión. Pero expertos apuntan a advertir que la guerrilla podría reivindicar esta liberación y aprovechar para buscar algo a cambio.

Se habló mucho de que pudieran exigir cese al fuego bilateral, por lo menos algunos sectores lo han propuesto, pero el gobierno mismo lo ha descartado. Lo que sí podría producirse es un “desescalamiento” del conflicto, que nadie sabe a ciencia cierta en qué consiste. Jesús Santrich, uno de los voceros de las FARC, manifestó que lo que viene es recuperar la confianza entre las partes.

Sin embargo, la delegación de la guerrilla en La Habana este viernes reivindicó la inminente liberación del general Alzate y los demás secuestrados como un gesto de paz. Y aprovechó para exigirle al gobierno algún tipo de reciprocidad frente a los guerrilleros presos en cárceles colombianas. Por eso, muchos pueden pensar que ahora la guerrilla pueda exigir alguna liberación de los guerrilleros presos.

En un comunicado, las FARC desde la Habana se refieren al general Alzate no como un secuestrado sino como un prisionero de guerra del ejército gubernamental.

“Durante la segunda quincena de noviembre del presente año, mientras se han adelantado las operaciones de liberaciones de los prisioneros de guerra del ejército gubernamental, incluido el General Rubén Darío Alzate y la abogada Gloria Urrego, muestra de voluntad de paz de las FARC-EP -dicen- en las cárceles del régimen decenas de insurgentes privados de su libertad, sufren la peor situación humanitaria que se haya conocido hasta el momento”.

Y agregan “los padecimientos de los nuestros se extienden al conjunto de la población carcelaria que sobrevive en deplorables condiciones de hacinamiento, falta de atención médica a delicados problemas de salud y violaciones de los más elementales derechos humanos que comprenden torturas, maltratos psicológicos y vejámenes de todo tipo denunciados durante meses sin que las autoridades penitenciarias y estatales en general se den por aludidas”.

Mencionan que 20 detenidos están en delicado estado de salud y que permanecen sin atención, por lo que varios tuvieron que coserse la boca y adelantare una huelga de hambre. “La afrenta que significan las graves circunstancias que genera la indiferencia gubernamental, acompañada de amenazas y represalias contra quienes protestan, obligó a que la huelga de hambre más reciente que se inició esta semana, vinculando a más de un centenar de compañeros, tuviera que continuarse por cuatro prisioneros que optaron por coser sus bocas, siendo esta una manifestación extrema de indignación y de exigencia de soluciones urgentes a una situación de crisis humanitaria que no da más espera. Los compañeros que hoy tomaron tal determinación son Neil Garay Rusell (Cesar Rondón), José Armando Cadena, Jhon Jairo Garzón, Sergio Luis Santos”.

Las FARC también dieron muestras de que no se olvidan de los guerrilleros presos y recordaron la muerte en prisión, durante este año, de Ramón Emilio Mallarino (en Cómbita), Alexander Giraldo Parra, (en la cárcel de Doña Juana), Luis Carlos Riazcos (cárcel de Jamundí) y Jaime Alberto Aroca Lucuara (cárcel de Villavicencio). “El valor moral y la fuerza de resistencia rebelde de quienes han hecho de las cárceles una trinchera de lucha por la Colombia Nueva, es ejemplo de decoro y patriotismo que nos enorgullece y llena de valor para seguir adelante con la causa de la emancipación de los oprimidos y sojuzgados que claman por un país donde reine la justicia social”.

Este es quizás el primer pronunciamiento en el que las FARC mencionan los guerrilleros presos en cárceles colombianas. Y hace pensar que puedan ser tema de la agenda cuando se reanude el proceso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.