15 julio 2010

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Las Farc en Venezuela, ocho años de evidencias

CONFLICTOEl gobierno tiene coordenadas, imágenes y videos que se suman a numerosas señales sobre la presencia de guerrilleros en Venezuela, que vienen apareciendo desde el año 2002, cuando terminaron los diálogos en el Caguán.

Las Farc en Venezuela, ocho años de evidencias. 'Iván Márquez' y Rodrigo Granda (izquierda), 'Timochenko' (arriba), 'Grannobles' (abajo) y 'Pablito' (derecha).

'Iván Márquez' y Rodrigo Granda (izquierda), 'Timochenko' (arriba), 'Grannobles' (abajo) y 'Pablito' (derecha).

Foto: SEMANA

Que varios jefes guerrilleros hayan cruzado la frontera y tengan refugio en territorio venezolano parece ser una hipótesis poco sorprendente.

Desde el 2002, cuando fracasó el proceso de negociación que el gobierno de Andrés Pastrana adelantó con las Farc en el Caguán, y tras la ofensiva de l
as fuerzas militares desde el inicio del gobierno de Álvaro Uribe, muchas han sido las evidencias de presencia subversiva más allá de las fronteras.

Sin embargo, este jueves 15 de julio el Gobierno presentó a directores de medios de comunicación nuevas “evidencias que acreditan” la presencia de los guerrilleros de las Farc Luciano Marín Arango, alias ‘Iván Márquez’; Rodrigo Granda, conocido como el ‘canciller’ de las Farc; Timoleón Jiménez, alias ‘Timochenko’; y Germán Briceño, Alias ‘Grannobles’; así como del jefe del ELN Gustavo Aníbal Giraldo, alias ‘Carlos Marín Guarín’ o ‘Pablito’.

Se trata de coordenadas, fotos satelitales y videos que registran la presencia de campamentos fijos, material logrado entre los años 2007 y 2010, suministrado en algunos casos por desmovilizados. Las evidencias fueron reveladas la tarde del jueves por el ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján, en una reunión en la sede de la cartera y suministradas por doce desmovilizados.
 
Asistentes al encuentro informaron que entre las anunciadas pruebas expuestas por Silva, hay fotos en las que aparecen Jesús Santrich, Germán Rubio, de la coordinadora bolivariana de Ecuador, Narciso Conde y un cambuche con un busto en madera de ‘Manuel Marulanda Vélez’.

También fue expuesto un video en el que se aprecia a ‘Iván Márquez’ con dos perros, en un campamento en el que estaría junto a unos 40 hombres desde 2004. Según la información suministrada por el Ministerio de Defensa, a dos kilómetros estaría Rodrigo Granda y Jesús Santrich, quien estaría casi ciego y caminaría con ayuda de un bastón.

Según la información expuesta por el Ministro de Defensa, 'Iván Marquez' está en un campamento permanente, junto con otros 40 guerrilleros, ubicado 10°40'42'' al Norte, y 72°32'03'', según las coordenadas, cerca a Villa del Rosario, en la vereda Sorotama.
 
En un video de una reunión de estos guerrilleros 'Márquez' menciona la palabra "maduro". Ese sería el campamento del bloque 'Caribe' de las Farc, y allí estaría establecida la escuela de ideología de Jesús Santrich.
 
Alias 'Grannobles' estaría en la finca de un ganadero uruguayo ubicada entre los municipios de Elorza y Achaguas, en el estado de Apure; Timochenko, se mueve en la serranía de Perijá; mientras que alias 'Pablito', de la guerrilla del Eln, se encuentra en El Nule, estado de Apure.
 
Según el ministro Silva, la forma como se ha manejado esta información obedece a que el presidente Álvaro Uribe esté preocupado porque "en un ambiente de acercamiento con el gobierno venezolano sean desconocidas ciertas realidades".

La información se conoció a poco menos de un mes de que se posesione el gobierno del presidente electo Juan Manuel Santos. La pregunta es si esas evidencias podrían determinar el futuro inmediato de las relaciones entre Colombia y Venezuela, que en los últimos años se han alterado en numerosas ocasiones y que han tenido a la guerrilla de las Farc como una de las causas principales y reiteradas del congelamiento de las mismas.

Una larga historia

La hipótesis de la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela ha tenido “dos fases”, como explica el director del Observatorio de Política y Estrategia en América Latina, Opeal, general (r.) Jairo Delgado.

La primera, antes de 2008, determinada por la simple información de inteligencia que indicaba la presunta presencia de campamentos subversivos en tres estados venezolanos.

Recuerda Delgado que el gobierno colombiano, a través de la Comisión Binacional Fronteriza, Combifron, en primera instancia, y luego de forma directa con el gobierno venezolano, trasladó las coordenadas del lugar donde presuntamente había presencia de miembros de las Farc en Venezuela.

En esa información se relacionaban los lugares transitorios o permanentes en los que supuestamente las Farc agrupaba hombres, escondía armas o establecían espacios de supervivencia en lugares fronterizos de los estados venezolanos de Apure, Zulia y Táchira.

En ninguna de las dos instancias “hubo respuestas convincentes” por parte del gobierno venezolano.

Quizás la primera evidencia contundente fue la captura en Venezuela, en diciembre de 2004, de Rodrigo Granda. Ese episodio motivó el primer desencuentro entre los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe.

Porque mientras el mandatario venezolano aseguraba que Granda había sido “secuestrado” por la fuerza pública colombiana, el gobierno de Uribe defendía la versión de que la captura había sucedido en Cúcuta.

Las evidencias crecieron cuando, en 2007, el gobierno colombiano autorizó la participación de Piedad Córdoba y Hugo Chávez para adelantar una mediación con las Farc que permitiera la liberación de los secuestrados por la guerrilla.

En ese entonces, alias ‘Iván Márquez’ apareció en la sede del gobierno venezolano, el Palacio de Miraflores, junto a Chávez y Córdoba. Antes, en medio de esa mediación, se publicó una foto en la que la parlamentaria colombiana aparecía en Venezuela junto a Rodrigo Granda, quien había sido excarcelado en junio de 2007, Iván Márquez y José Santrich.

La información del computador de ‘Reyes’

Pero la segunda fase, de la que habla el general (r.) Jairo Delgado, se produce después de marzo de 2008, concretamente, tras el bombardeo de la fuerza pública colombiana al campamento que ‘Raúl Reyes’ tenía en Angostura (Ecuador).

En ese operativo, que culminó con la muerte del segundo de las Farc, los computadores incautados contenían información que fortaleció la tesis de la presencia de las Farc en Venezuela y de los lazos que supuestamente alcanzaron a tender en el vecino país.

Los correos almacenados en esos ordenadores “pusieron de manifiesto los alcances que habrían podido alcanzar las Farc en Venezuela”, dice Delgado.

Presuntos niveles de coordinación con el entonces ministro de Interior venezolano, Ramón Rodríguez Chacín; cercanía de cabecillas de las Farc en Fuerte Tiuna (base militar venezolana); y correos en los que se advierte coordinación de alias Timochenko con autoridades fronterizas venezolanas, son algunos de los temas que se mencionan en correos contenidos en estos computadores.

Además, en la información de ‘Reyes’ que fue desencriptada, se menciona la presunta relación de esta guerrilla con el Movimiento Electoral del Pueblo, en el que las Farc pretendía manejar escenarios políticos que buscaban influir con candidatos en las elecciones del estado de Apure, principalmente.

También hay evidencias de posibles “apoyos logísticos” en Venezuela. Se han descubierto imprentas para la distribución de documentos. Por ejemplo, hay informaciones de inteligencia que señalan que las Farc imprimieron un elevado número de volúmenes de un libro titulado ‘Bolívar el hombre de América’ en la misma imprenta en que se encontró publicidad del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia.

Así mismo, Delgado explica que uno de los mayores esfuerzos de las Farc ha sido “recuperar espacio político” como respuesta a la presión militar. Y quizás Venezuela ha sido uno de los objetivos de los cuadros políticos del secretariado de esta guerrilla.

Para el general retirado, el pronunciamiento de Hugo Chávez en la Asamblea Nacional Venezolana, luego de la liberación de Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, en el que pidió reconocer el estatus de beligerancia a las guerrillas de las Farc y el ELN, significó “el mayor alcance político de las Farc desde la muerte de ‘Raúl Reyes’”.

Pero en los últimos dos años, muchas más versiones han respaldado la tesis de la presencia de las Farc en Venezuela.

Información de desmovilizados han advertido que el hermano del ‘Mono jojoy’, Gabriel Briceño alias ‘Grannobles’, estaría en el estado de Apure, dedicado a negocios de narcotráfico, y en cierta rebeldía con el secretariado de las Farc.

En la pasada campaña presidencial, el entonces candidato Germán Vargas Lleras entregó mapas donde, según él, hay campamentos guerrilleros protegidos por fuerzas venezolanas.

"’Iván Márquez’ permanece Venezuela, y en inmediaciones de la Serranía del Perijá están 'Timochenko' y 'Bertulfo Álvarez'. Igualmente, está radicado en Venezuela 'Grannobles', en el sitio El Horza, Estado de Apure. Y 'Antonio García' y 'Gabino', del Eln, han encontrado también refugio en territorio venezolano", dijo Vargas Lleras.

El entonces candidato habló de rutas que, según su versión, “permiten a las Farc moverse entre Colombia y Venezuela y sacar droga”.

Las pruebas que reveló este jueves el gobierno colombiano son un elemento más de esta hipótesis. Una hipótesis que ha crecido sobre todo desde cuando las relaciones entre Colombia y Venezuela entraron en un prolongado periodo de congelación.



Publicidad
artículos relacionados

RELACIONES EXTERIORES

"Las relaciones se restablecen creando confianza": Santos

El presidente electo Juan Manuel Santos dijo desde Miami, Estados Unidos, que seguirá trabajando para restablecer las relaciones con Venezuela y Ecuador, porque es lo que necesita la región.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad