Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/07/04 00:00

Las FARC y el vocero de la protesta en Catatumbo

Las actividades de César Jerez recibían el visto bueno de ‘Alfonso Cano’, ‘Raúl Reyes’ y ‘Jojoy’. Exclusivo de Semana.com.

César Jerez y en los recuadrosde de arriba a bajo: 'Raúl Reyes', 'Mono Jojoy' y 'Alfonso Cano'. Foto: SEMANA.

En sus tiempos de máximos comandantes de las FARC, ‘Alfonso Cano’, ‘Raúl Reyes’ y el ‘Mono Jojoy’ eran informados al detalle de las actividades de César Jerez, una persona desconocida para la gran mayoría de colombianos, pero de enorme influencia en la región del Catatumbo, al punto de que hoy ejerce como el vocero principal de la protesta campesina que allí se desarrolla.
 
Así consta en los computadores de cada uno de los tres líderes guerrilleros, que murieron en distintas operaciones por las Fuerzas Armadas. En su momento estas se convirtieron en los golpes militares más severos dados a esa guerrilla en medio siglo de confrontación y con el tiempo en el más rico insumo de las autoridades para develar qué nexos tenía la insurgencia con otros sectores de la población.
 
César Jerez es una de las personas que aparecen mencionadas en los correos electrónicos extractados de los computadores de los tres extintos jefes de las FARC, conocidos en exclusiva por Semana.com. “Camarada Raúl: revolucionario saludo esperando que se encuentre bien. La Asociación de Campesinos del Cimitarra tiene un compañero en misión en Europa, se llama César”, le informa Rodrigo Londoño Echeverri, más conocido como ‘Timoleón Jiménez’ o ‘Timochenko’, actual jefe de las FARC, en una comunicación escrita el 8 de marzo del 2007.
 
En otro correo distinto, también en poder de las autoridades, se informa del viaje a Europa de varios líderes de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) para transmitirles a distintas organizaciones que “el terrorismo de Estado” es el que está asesinando al pueblo colombiano, en especial con los campesinos.
 
De la URSS al Catatumbo
 
Sin embargo, llama la atención que a pesar de la férrea defensa que él ejerce del campesinado, el oficio de César Jerez es bien distinto. Es un geólogo de la Academia Estatal Azerbaijana de Petróleos (en la antigua Unión Soviética), con maestría en geología industrial de petróleo y gas. Allí precisamente aprendió ruso, conocimiento que le ha servido para en ocasiones ser profesor y traductor de este idioma. Además de eso, tiene estudios de gestión y planificación del desarrollo urbano y regional.
 
Antes de representar a los campesinos del Catatumbo, a César Jerez se le reconocía por su liderazgo en la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC). Precisamente es el presidente de la zona de reserva del río Cimitarra, en Santander. De hecho, a nombre de ANZORC fue que él se presentó en la actual movilización, que ya va a cumplir un mes en la región nororiental del país.
 
Además de ese correo, las autoridades tienen varias carpetas en donde aparece mencionado César Jerez por los entonces hombres fuertes de las FARC. Así, por ejemplo, en septiembre del 2007 y del computador de ‘Raúl Reyes’, se le escribe a Lucas Gualdrón -hoy miembro del secretariado- en donde lo menciona como una de las personas que hace tareas de denuncias de la situación en Colombia.
 
Y un correo que se extrajo del computador de ‘Alfonso Cano’, donde se entrega un informe sobre un encuentro por la paz en marzo del 2011, el entonces hombre fuerte de las FARC da su parte: “En principios del mes de abril debe estar concretada la convocatoria e iniciarse giras internacionales hacia Europa se propone a César Jerez”.
 
En otro correo de junio del 2011, el entonces jefe de las FARC hace un balance al Secretariado sobre mesas de trabajo en torno a las zonas de reserva campesina, uno de los temas que precisamente han abordado el Gobierno y la guerrilla en las actuales negociaciones que se adelantan en La Habana. ‘Alfonso Cano’ es cuidadoso en sus términos y le advierte a su destinatario: “Anexo un informe sobre lo que se ha trabajado en función del encuentro nacional campesino, con la recomendación que no sobra de sacar lo pertinente y borrar el resto”.
 
La militancia en el PC3
 

'Alfonso Cano' fue quien en su momento puso en marcha, en el año 2000, el denominado Partido Comunista Clandestino Colombiano, también conocido de forma abreviada como PC3, para llevar el ideario de la organización en línea paralela al grupo armado pero sin hacer visible la militancia con la guerrilla, para evitar ser blanco de las autoridades.
 
Esta sigla está en uno de los correos en una comunicación enviada al ‘Mono Jojoy’. En ésta se le da un informe de jornadas sociales, de marchas campesinas y protestas en Cimitarra, Barranca, Puerto Wilches, Yondó, Cantagallo, San Pablo, Simití, Puerto Berrio y Segovia, entre otras, poblaciones. “Transmitieron la marcha y el acto central en el Parque Camilo Torres, hablaba de 6.000 participantes. La animación en la tarima estuvo a cargo de César Jerez (PC3)”, dice el texto firmado por alias Baltasar, conocido por Semana.com. El remitente le envía al ‘Mono Jojoy’ “un abrazo y revolucionario saludo”.
 
César Jerez, por su parte, niega toda esta información y la adjudica a la imaginación extractada de “computadores mágicos” y que él es una persona que defiende a las víctimas del conflicto y de ninguna manera se le puede calificar de otra forma. “Soy sólo un vocero de los campesinos”. En la región también se le conoce como uno de los fundadores de Prensa Rural, un portal que principalmente publica información relacionada con los movimientos campesinos y que nació, dicen ellos, “ante la indiferencia de los medios masivos”. La información que allí escribe Jerez es retomada por portales como Anncol, Resistencia y Café Stéreo, páginas que destacan a diario notas de las FARC. De hecho, en Anncol hay un link directo para entrar a Prensa Rural.

Este portal ha salido en defensa de César Jerez ante estas informaciones. En una amplia nota dice que “luego de que la Asociación Campesina del Catatumbo se cansara de los incumplimientos del Ministerio de Agricultura, se declaró una huelga contra la erradicación no concertada de coca y por la constitución de la zona de reserva campesina que el Gobierno se ha negado a declarar”.

Añadió que "la respuesta a las peticiones no ha sido a la luz de la razón y el diálogo por parte del Gobierno sino que ha sido la violencia y la combinación de todas las formas de terrorismo de Estado. Cuatro campesinos han sido asesinados y decenas más de heridos por las fuerzas armadas durante la actual crisis, que se suman a los más de 11.000 labriegos de la región que el paramilitarismo, en cabeza del bloque Catatumbo, masacró, dejando más de 70.000 desplazados en la región”.

Una mentira del aparato mediático

Y agrega que “como las balas asesinas del Estado no han podido vencer la resistencia del campesinado, el régimen ha recurrido nuevamente a la estigmatización, el señalamiento y la calumnia por medio de su aparato mediático” que “se ha dedicado a ocultar los muertos, defender a los victimarios y criminalizar la protesta”. Y ahora, dice en el artículo puesto en la página este jueves, “la estrategia es volver a la vieja mentira de “los computadores mágicos”.

Entonces afirma que “el régimen ha perseguido a César desde hace tiempo por medio de calumnias originadas por los representantes de la extrema derecha José Obdulio Gaviria y Fernando Londoño, ambos íntimos amigos del expresidente Álvaro Uribe. El primero el ‘Goebbels’ colombiano y el segundo el ‘héroe de Invercolsa’, un fanático fascista y corrupto que aún le debe millones al Estado mientras cuenta fantásticas historias de Colombia que sólo él en su ceguera ideológica cree”.

“Jerez fue relacionado con el mágico computador de 'Raúl Reyes' como relacionista de las FARC en Europa, pero no hubo ninguna prueba concreta y no hay ningún proceso vigente sobre el caso”. Prensa Rural dice que César Jerez “es geólogo de la Academia Estatal Azerbaijana de Petróleos con maestría en geología industrial de petróleo y gas en Bakú. El establecimiento no “autoriza” que alguien con formación académica pueda representar a los campesinos y mucho menos si fue en la URSS como si aún viviéramos en la Guerra Fría”.

“Si bien Jerez no 'ejerce' labores del campo, ha sido un destacado líder agrario que contribuyó a la construcción del plan de desarrollo del valle del río Cimitarra en 1998 y actualmente ha logrado una destacada labor en ANZORC, defendiendo con argumentos la figura de Zonas de Reserva Campesina. Mientras el Gobierno pone burócratas y tecnócratas al frente de los temas agrarios, se le hace extraño que el campesinado no pueda tener sus propios intelectuales. Por eso es que Ascamcat designó vocero a César aunque no haga parte orgánica de la asociación”, argumenta Prensa Rural.

En la nota se asegura que “Cesar es cofundador y redactor de la Agencia Prensa Rural, un medio que también es atacado sistemáticamente tanto por las mentiras del régimen como por sus hackers, que continuamente logran sacarla de la red por algunos momentos”.

“Mientras el régimen señala y estigmatiza, el campesinado avanza y obliga al Gobierno a sentarse a dialogar sobre sus problemas. Esperemos que la Mesa de Interlocución y Acuerdo llegue a feliz término, que el poder militar y el poder mediático cesen sus acciones de odio contra el campesinado y que la zona de reserva campesina para el Catatumbo sea una realidad para frenar la gran minería y el latifundio en beneficio de las comunidades que sólo quieren vivir en paz”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×