Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2011 12:00:00 AM

Las gringa-DAS

Detectives del DAS se gastaron plata donada por Estados Unidos y otros gobiernos extranjeros en fiestas con 'prepagos' y paseos familiares.

La semana pasada, el Estado suprimió definitivamente el DAS. Pero el fantasma de la agencia de inteligencia, que duró más de medio siglo, seguirá rondando en el país. Por lo menos eso indican los archivos secretos que SEMANA tiene en su poder y que ha venido publicando en las más recientes ediciones.

En varios de los archivos secretos llama la atención el uso que se les dieron a ciertos recursos técnicos y dinero donados por Estados Unidos para el apoyo de equipos estratégicos y para la creación de grupos especiales.

Una de las unidades que recibió apoyo de los estadounidenses fue el tristemente célebre Grupo de Observación Nacional e Internacional (Goni), una de las piezas claves del escándalo de espionaje ya que fue el reemplazo de otra macabra estructura, el G-3, que fue creada por el exsubdirector del DAS José Miguel Narváez y que, como está documentado por la Fiscalía y la Procuraduría, siguió, espió, amenazó e intimidó a periodistas, sindicalistas, miembros de partidos de oposición y ONG.

El Goni era un grupo que a su vez se subdividía en otros tres, todos apoyados por el gobierno estadounidense, conocidos como Falcon, Fénix y Cóndor. En teoría, estaban destinados a investigar y combatir amenazas externas como la influencia cubana y venezolana y el terrorismo islámico, respectivamente. Sin embargo, en varios documentos de inteligencia y contrainteligencia en poder de SEMANA hay evidencias que demuestran que el dinero que entregaba el gobierno estadounidense para su funcionamiento iba a parar en actividades muy diferentes. "El funcionario (se omite el nombre) cuando era encargado del grupo Cóndor realizaba constantes viajes a la Costa Atlántica utilizando los recursos de la embajada americana, justificando dichos viajes con coordinaciones que debía hacer con grupos satélite en Cartagena y Maicao. Situación que se pone en entredicho al encontrarse fotos familiares en el computador del funcionario (paseo con familiares y amigos) y cuando se encontraba de vacaciones legalizó una comisión de trabajo por $2.371.591", dice uno de los apartes de una investigación de contrainteligencia.

"Cuando estuvo encargado se malgastaba el dinero entregado por los americanos. Igualmente miembros de este grupo durante una comisión ingresaron prostitutas al hotel en donde se hospedaba y en donde estaban los equipos de decodificación de celulares", dice uno de los apartes de un informe en el que se afirma que el dinero de los estadounidenses terminó pagando una fiesta con 'prepagos' que además se hizo en el lugar donde tenían los equipos móviles para interceptar teléfonos celulares. "La oficina de control interno adelanta una investigación en contra del funcionario (se omite el nombre) por irregularidades en el manejo de recursos donados por la embajada Británica y Americana", afirma otro aparte de ese mismo informe (ver documento).

Pero ese no es un caso aislado, ni el más grave. Otro documento hace referencia a un grupo denominado Unidad Técnica Antiterrorista -Utac- cuyo objetivo era "efectuar actividades de inteligencia técnica en contra de las organizaciones terroristas". Según el informe, ese grupo fue "creado en febrero de 2005 mediante acuerdo verbal entre el DAS y la embajada americana" y operó hasta 2009.

Aparte de avanteles, celulares, carros, ese grupo, conformado por ocho personas, contaba con decodificadores de Avantel, una plataforma móvil de inteligencia y un sistema de localización celular (ver documento). Ese grupo ha salido salpicado en el escándalo de las 'chuzadas' debido a que algunos de esos equipos fueron usados para fines diferentes a "la lucha contra el terrorismo".

Eso sin contar otros casos ya mencionados en la serie de WikiDAS publicada por esta revista en los que equipos de interceptación donados por ese gobierno eran arrendados a narcotraficantes por 1,5 millones de pesos. O información privilegiada obtenida por agentes de la agencia ICE (Immigration and Customs Enforcement, de Estados Unidos) que era filtrada por detectives del DAS a personas detenidas con fines de extradición.

Estas son tan solo algunas muestras de lo que ocurrió con la ayuda entregada al DAS por gobiernos extranjeros. No es muy claro si la Embajada de Estados Unidos se enteró del uso que se le dio al dinero de los contribuyentes de ese país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.