Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

Las horas contadas

En un mes se sabrá si Alberto Santofimio es acusado o no del crimen de Luis Carlos Galán. Treinta testigos, ex presidentes, políticos y periodistas han declarado en su proceso. SEMANA revela cómo se defendió el ex senador.

En su única declaración ante la fiscalía, el ex senador Alberto Santofimio, dijo que detrás de sus acusaciones por el asesinato de Luis Carlos Galán, hay conocidos malquerientes políticos suyos.

La única vez que Alberto Santofimio le ha hablado a la Fiscalía sobre el magnicidio del precandidato presidencial Luis Carlos Galán, fue el pasado 13 de mayo, después de su captura. En un tono calmado, pero sin dejar de lado la elocuencia que lo ha caracterizado, le recordó al fiscal del proceso, Eduardo Mesa, que ninguno de los cuatro fiscales generales anteriores, Gustavo De Greiff, Alfonso Valdivieso, Alfonso Gómez Méndez y Luis Camilo Osorio, lo vincularon al proceso, porque jamás le creyeron a esos miserables engendros. El ex senador tolimense se refería a los lugartenientes de Pablo Escobar, John Jairo Velásquez, alias 'Popeye'; Luis Carlos Aguilar Gallego, alias 'El Mugre', y al ex parlamentario preso por corrupción y asesinato Carlos Alberto Oviedo Alfaro. Las versiones de los tres coinciden en señalar al político de haber convencido al extinto jefe del cartel de Medellín de asesinar a Galán. Aunque la declaración juramentada de Santofimio fue muy corta, sostuvo que durante 16 años se ha pretendido utilizar políticamente la justicia para vincularlo a un crimen horrendo sin que exista prueba testimonial o material confiable. Dijo que nada tuvo que ver con semejante acción y que él siempre ha sido un hombre de paz, ajeno a cualquier tipo de violencia. Sostuvo que tramitó las controversias políticas que tuvo con sus adversarios en el Parlamento, en las convenciones políticas y en los medios de comunicación, con convicción ideológica y con respeto intelectual. Luego de una pausa dijo que durante el tiempo que lleva de existencia la Fiscalía, en todos los infundios perversos y malévolos, generalmente de criminales que purgan largas condenas, han estado detrás conocidos malquerientes políticos de él. Pero no reveló los nombres. Desde cuando Santofimio, de 63 años, fue detenido hace seis meses, comenzó una controversia pública entre quienes sostienen que las declaraciones de unos sicarios carecen de credibilidad. Pero hasta ahora, la Fiscalía ha encontrado coherentes y ajustados a los hechos los testimonios de 'Popeye, 'El Mugre' y Oviedo. Los dos primeros coinciden en que Santofimio estuvo en una reunión, en la finca Marionetas, cerca de la hacienda Nápoles, en donde se planeó la muerte de Galán. 'Popeye' dio la versión en abril de este año y 'El Mugre' le relató los mismos detalles a un fiscal hace 11 años, antes de ser asesinado al salir de la cárcel. Oviedo contó a la Fiscalía que se reunió, en presencia de 'Popeye', con Pablo Escobar para limar asperezas con el cartel del norte del Valle. El ex parlamentario, de 45 años, recordó que en esa ocasión el extinto jefe del cartel de Medellín le dijo: "Por Santofimio se hizo lo de Galán, pues cuando se falló en el primer intento en Medellín, me insistió en que tenía que matarlo porque me extraditaba si era Presidente. Fue él quien más me insistió para matarlo. Más aún, me dijo: Cuando este bandido tenía a Andrés Pastrana amarrado -y señaló a Popeye- Santofimio no tuvo reparos en decirme que tenía que matarlo. Ese es un político que tiene siete pecados capitales y se inventó otros siete". El fiscal Eduardo Mesa, además de ser el coordinador nacional de la Unidad de Derechos Humanos, ha leído, hoja por hoja, el expediente del magnicidio durante los últimos siete años. Y desde cuando ordenó la captura del ex senador tolimense ha llamado a declarar a más de 30 personas, desde ex presidentes de la República, políticos y personas allegadas a Galán, hasta reconocidos periodistas. Algunas de estas declaraciones fueron solicitadas por la familia del inmolado líder político, y otras, por la defensa del ex senador tolimense. Algunos de los que han desfilado por el búnker manifestaron en sus declaraciones que la misma mafia podría dar luces para esclarecer el crimen. De hecho, Carlos Alberto Oviedo sostiene además que por su cercanía con los narcotraficantes del Valle, él es testigo de que Santofimio se reunía con Gilberto y Miguel Rodríguez en sus escondites cuando huían de la justicia. Por eso, la Fiscalía les envió a las autoridades norteamericanas -a través del cónsul de Colombia en Washington- la solicitud para que un fiscal de Derechos Humanos entreviste a los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, los dos capos del cartel de Cali detenidos en Estados Unidos, para que declaren dentro del proceso. Pero el interrogatorio cara a cara no va a ser posible porque las autoridades norteamericanas ya lo la negaron. Pero la Fiscalía podría intentar por los lados de Cuba. Oviedo asegura también que el ex senador tolimense estuvo reunido, en el hotel Intercontinental de Cali, con Hernando Gómez Bustamante, alias 'Rasguño', cuando asistieron a la feria de diciembre de 1988. Este capo, detenido en la isla caribeña, podría ser también testigo de las supuestas andanzas del político con los mafiosos. "Quienes conocen a Santofimio saben que detrás de su grandiosa inteligencia se esconde una mefistofélica ambición política, que venía acompañada de un odio hacia Galán porque éste había develado públicamente el romance de los políticos con la mafia", sostiene Oviedo. Lo cierto es que el caso de Santofimio es uno de los más grandes retos que tiene la Fiscalía antes de que termine este año. El 22 de diciembre es la fecha límite que tiene el fiscal para acusarlo formalmente ante un juez de ser uno de los autores intelectuales del crimen o precluir el caso y dejarlo en libertad. De suceder lo primero, Santofimio podría enfrentar una condena de 40 años de prisión por homicidio con fines terroristas y concierto para delinquir. Y de suceder lo segundo, el caso arrancaría de nuevo en ceros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.