Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/06/05 00:00

Las imágenes de la bella modelo y el ‘Indio’

Aquí está el video de la captura de la atractiva joven con uno de los más despiadados narcotraficantes.

La grabación refleja momentos antes de la captura de alias el 'Indio', acomañado de la modelo Sara Builes. Foto: Captura de video

La fotografía y el video pueden ser uno más de los que se toma en un aeropuerto cualquiera. Una mujer de negro impecablemente vestida camina al lado de un hombre que lleva un suéter negro de marca. Todos vieron cuando se bajaron de un avión procedente de Madrid que arribó a Río de Janeiro y muchos, con la cordialidad normal de los viajeros, los saludaron y hasta conversaron.

Nadie sabía que estaban al lado de John Freddy Manco Torres, alias el ‘Indio’, reconocido en Colombia como cabeza de una de las organizaciones criminales más sanguinarias del país. Tampoco sabían que este hombre, quien hasta hace días figuraba como Iván Darío Gallego González, natural de Envigado (Antioquia), había sido la persona que logró, a cambio de dádivas, que las autoridades –Fiscalía y Policía- desaparecieran su nombre verdadero del organigrama delincuencial de Daniel Rendón ‘don Mario’ en 2008.

En el aeropuerto todo era felicidad. Manco Torres y la atractiva dama, que hoy se sabe que es la joven modelo Sara Builes llegaban de dar un paseo por Europa, específicamente Madrid, para asistir a un encuentro de fútbol en el nuevo estadio de Río de Janeiro. Pero las autoridades de ese país ya tenían la información sobre los turistas y enfocaron las cámaras de vigilancia del Aeropuerto Internacional Antonio Carlos Jhobin hacia ellos sin dejar de perder su huella. Sabían que era uno de los hombres más buscados en Colombia y que su perfil aparecía en los archivos de la Policía Internacional Interpol como un poderoso narcotraficante.



Minutos después cuando pasaban por migración las autoridades aeroportuaria los requirieron. Ella se mostró impresionada y él no tanto: es un hombre de sangre fría acostumbrado a sortear todo tipo de eventos. Los requisaron y a él le encontraron cerca de 30.000 euros, una suma del todo extravagante para gastar en un fin de semana. Lo primero que le dijeron era que quedaba arrestado por intentar ingresar al país con un pasaporte falso y una ciudadanía impostada.

A ella le dijeron que en su contra no había requerimientos judiciales pendientes pues no aparecía con antecedentes. Le pidieron que se regresara cuanto antes a su país. Ella reclamó el dinero a lo que le respondieron que esa plata quedaba decomisada porque procedía de un presunto lavado de activos. “Puedo hacer una llamada”, preguntó entonces. Le pusieron un teléfono a su disposición y ella, muy nerviosa, llamó a Medellín a su familia que le compró rápidamente un tiquete en la ruta Rio de Janeiro-Ciudad de Panamá-Medellín.

Sara Builes regresó a su natal Medellín y hoy es el centro de atención de medios y del mundo del modelaje donde no se explican cómo una joven que trabajaba como imagen de reconocidas marcas, entre ellas una de un de los más importantes operadores de televisión por cable, pudo caer en la tentación de andar con uno de los más tenebrosos capos del narcotráfico. ¿Sara sabía con quién andaba? Ella ha dicho que estaba enamorada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×