Martes, 23 de septiembre de 2014

| 2013/07/06 02:00

Las minas que no se pueden explotar

Minambiente ‘congeló’ por un año la explotación minera en las zonas ecológicamente sensibles del país.

LA SELVA ESTÁ CON LLAVE. A pesar de que hay una zona estratégica minera en 17,5 millones de hectáreas en la Amazonia y el Chocó, allí no se pueden dar títulos sin que el Ministerio de Ambiente haga el ordenamiento de la región. Foto: Álvaro Cardona

Comienza una importante batalla entre los ambientalistas y el sector extractivo. Esta semana se volvió a abrir la ventanilla de títulos mineros, que había estado congelada dos años debido a la ‘piñata’ que permitió su entrega en parques nacionales, páramos y otras zonas protegidas.

El proceso de ordenar la casa por dentro terminó y las puertas para nuevos proyectos acaban de abrirse. La respuesta fue apoteósica. Tan solo el primer día, el gobierno recibió 2.500 solicitudes, una cifra muy alta si se tiene en cuenta que en total en el país existen alrededor de 9.000 títulos. 

El temor de que esa locomotora arrase con las riquezas naturales del  país más biodiversos del mundo tiene a los ambientalistas en alerta máxima. ¿Podrán frenar un tren que arrancó a esa velocidad?

Una respuesta rápida sería que sí. Hace unos días el ministro de Ambiente, Juan Gabriel Uribe,  expidió un decreto que tiene a los mineros con los pelos de punta. En este crean unas “reservas de recursos naturales temporales” que, según Uribe, protegen cerca de 15 millones de hectáreas y en las cuales “la autoridad minera no podrá otorgar títulos”. 

En resumen se prohibió tocar dos ecosistemas: el bosque seco tropical y las altas praderas de pastos marinos. Y también las dos joyas de la Amazonia: la serranía del Chiribiquete y la estrella fluvial del Inírida.

Los mineros ven esta medida una amenaza. Presidentes de estas empresas ya se reunieron para pensar fórmulas para tumbar el decreto. Sienten que les están prohibiendo áreas que no estaban en la ley y que si a esto se suman los parques y los páramos la locomotora no tendrá por dónde andar. 

Además, sostienen que esta es la segunda vez que el Ministerio de Ambiente les hace el quite pues hace un año, el anterior ministro Frank Pearl firmó una resolución parecida que prohibió provisionalmente la adjudicación de títulos en un área estratégica minera de 17,5 millones de hectáreas en la Amazonia y el Chocó, que había anunciado el presidente Santos.

En ambos casos los ministros invocaron el principio internacional de precaución que establece que cuando exista riesgo de un daño ambiental, así no existan pruebas científicas, las decisiones deben inclinarse a la conservación. Pero aunque parece que el ambiente le hubiera ganado el pulso a la minería, ese debate está muy lejos de resolverse. Las reservas tienen solo un año de vigencia mientras se delimitan estas áreas. Y esa tarea es un desafío enorme.

El páramo de Santurbán, un tema que tiene encima todos los ojos, lleva dos años en ese proceso. Y solo hace un mes, se firmó un convenio que garantiza los recursos económicos para hacerlo realidad en los páramos de todo el país.

El ministro Uribe sostiene que esta medida es lo único que puede garantizar que no se regrese al pasado, cuando los títulos se otorgaban en ecosistemas estratégicos sin ningún reparo. Títulos que en el caso de los parques naturales han sido imposibles de tumbar.  Los mineros sostienen que, por el contrario, la norma lo único que hace es prolongar la incertidumbre sobre qué sitios el país va a proteger. Cuánto tiempo tome entregar la delimitación será determinante para saber quién tiene la razón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×