Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/29/2012 12:00:00 AM

Las picardías de los candidatos en el Valle

Pruebas en poder de SEMANA demuestran que dos de los candidatos más opcionados a la Gobernación incurrieron en jugadas maliciosas que confunden a sus electores. Títulos profesionales que no existen y copialina del programa de gobierno hacen parte de las pilatunas.

La guerra sucia dentro de las campañas electorales para neutralizar opositores se convirtió en una máxima de la política colombiana. Bajo esa premisa el Valle del Cauca no podía ser la excepción y más ahora que la región se juega su futuro en medio de unas votaciones atípicas tras la destitución de su titular Héctor Fabio Useche.
 
Desde hace un mes los rumores y campañas de desprestigio circulan en los mentideros políticos o las redes sociales contra dos de los tres candidatos inscritos: Ubeimar Delgado avalado por la Unidad Nacional y Francined Cano del MIO.
 
Esta revista se puso a la tarea de verificar oficialmente las denuncias y si bien lo hallado no constituye una ilegalidad, al menos deja claro las indelicadezas en las que muchas veces caen por acción o por omisión, un candidato y su equipo de campaña.
 
El título fantasma de Ubeimar
 
Entre las denuncias más insistentes figuraba la que el candidato de la Unidad Nacional, Ubeimar Delgado Blandón, se presentaba a sus electores como un profesional con título de abogado de la Universidad Libre, seccional Cali, cuando en realidad sólo es bachiller.
 
Lo primero que hicimos fue peticionar a la universidad para que nos certificara si el señor Delgado había realizado estudios de pregrado o posgrado en ese centro educativo. En su respuesta el rector deja claro que en los archivos aparece que el señor Ubeimar Delgado sólo cursó dos años de Derecho entre los años 1975 y 1977.
 
En su momento verificamos varias páginas no oficiales en internet y encontramos que en efecto dentro del perfil del candidato Ubeimar se anuncia que es abogado de la Universidad Libre de Cali.
 
La denuncia tomó mayor fuerza porque entre las páginas que así lo describían figuraban portales tan prestigiosos como Congreso Visible, Vote Bien y la Unidad de Acción Vallecaucana, esta última es una organización privada gremial del departamento.
 
El portal Congreso Visible de la Universidad de los Andes borró los datos el pasado martes por petición del candidato Ubeimar. Investigadores de esa fundación explicaron a esta revista que accedieron a la solicitud de bajarlos de la web porque en sus archivos no reposa un documento oficial que sustente que esa información errónea fue proporcionada por el señor Delgado o su campaña durante las elecciones al Congreso.
 
No obstante anexamos una copia digital del perfil que reposaba desde el 2006 y hasta hace unos días sobre el candidato Delgado. 
 
El rumor de una presunta falsedad por parte del candidato Delgado corría como espuma a tal punto que se vio en la necesidad de expedir un comunicado con su hoja de vida oficial y además anexar un certificado firmado por Emilio Otero, secretario general del Senado, donde consta que entre los datos aportados por Delgado cuando era congresista, "no existe documento o evidencia alguna que conste que el doctor Delgado es abogado de profesión".

Como dato curioso, esta revista también peticionó a los secretarios administrativos del Senado y la Cámara para que proporcionaran las hojas de vida que reposan sobre el exparlamentario Ubeimar Delgado y la respuesta en el Senado fue enviar toda clase de documentos menos la hoja de vida y en la Cámara el secretario general Jesús Alfonso Rodríguez insólitamente respondió que esos documentos no tienen carácter de públicos.
 
Hasta aquí todo parece indicar que en efecto se trató de un error que se propagó durante años y fue aprovechado por sus opositores en plena campaña. Sin embargo, no hay duda que el candidato pecó por omisión, ya que no reaccionó mucho antes para que la información se corrigiera y así evitarse la molestia de tener que dar explicaciones, como debió hacerlo durante un debate programado por el noticiero 90 Minutos, en el que su contendor le preguntó por el presunto título de abogado.
 
El elefante de Francined
 
Este Administrador de Empresas que hasta hace unos meses era pupilo de la senadora de La U, Dilian Francisca Toro, enfocó su campaña en un imposible: tratar de demostrar que no es la ficha política de los polémicos Juan Carlos Martínez Sinisterra y Juan Carlos Abadía.
 
En el Valle recuerdan ese propósito como la parábola del Elefante del cardenal Pedro Rubiano contra el ex presidente Ernesto Samper cuando afirmó que si entraron dineros calientes a su campaña presidencial, "fue a mis espaldas".
 
La jugada de Cano es un absurdo, en especial porque su candidatura está avalada por el Movimiento de Inclusión y Oportunidades, MIO, el mismo partido de Martínez y Abadía y al que pertenecía el recién destituído Héctor Fabio Useche, también cuota de los Juan Carlos.
 
Y si existen dudas del maridaje Francined-Martínez-Abadía, basta con darle una miradita al programa de gobierno que Cano presentó ante la Registraduría. Insólitamente es el mismo programa de gobierno del destituído gobernador Héctor Fabio Useche.

Irónicamente la frase de campaña de Francined es "el cambio en serio", pero al revisar en detalle su programa de Gobierno se encuentra la sorpresa que desde los títulos hasta cada uno de los puntos de gobierno a desarrollar son idénticos. Si el candidato Cano gana las elecciones no hay duda que Martínez y Abadía de nuevo gobernarán en cuerpo ajeno.
 
De hecho, para matizar la mala imagen que representa estar avalado por el MIO y tratar de desmarcarse de la sombra de Martínez y Abadía, el candidato Cano recurrió a una estrategia bien particular: Toda su publicidad política carece del logo del MIO.
 
En el fondo esa tarea resulta infructuosa. Basta con revisar su página web y las fotos subidas para concluir que todos los líderes que lo apoyan son los mismos que hacen parte de la estructura política de Martínez y Abadía. Su matrimonio con esos dirigentes es tan evidente, que ante el escándalo desatado por estos días tras la libertad y posterior orden de captura por presuntos nexos con la mafia del ex senador Juan Carlos Martínez, algunos liberales indisciplinados que se habían sumado a su campaña, terminaron alejándose por temor a resultar salpicados con la mala imagen del MIO.
 
Y como si fuera poco, entre los manifestantes que el pasado miércoles se apostaron en las afueras de la casa de Martínez para evitar que el CTI de la Fiscalía hiciera efectiva la orden de captura, se observan carros con la publicidad de Francined Cano.
 
SEMANA intentó en varias oportunidades dialogar con el candidato Francined Cano para que resolviera estas inquietudes; incluso se le dejó mensaje con su asistente y un número para que devolviera la llamada, pero hasta el momento en que se publicó este artículo eso no ocurrió.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.