Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/2011 12:00:00 AM

Las promesas de la reforma a la salud

Desde ya el sistema de salud debe funcionar según lo aprobado en los 145 artículos de la nueva ley de salud. Semana.com le cuenta cuáles son esos compromisos que el Estado asume con sus ciudadanos y cuáles son las exigencias que pueden hacer los pacientes.

Esta semana el Gobierno expidió la reforma al Sistema General de Seguridad Social en Salud, una ley polémica por las múltiples críticas que recibió durante su estudio en el Congreso, en especial del sector académico y de organizaciones médicas que aún hoy aseguran que las decisiones se tomaron dándole prioridad al tema financiero sin ahondar en los verdaderos problemas del sistema que impiden un acceso a la salud.

Aún así, con importantes sectores en su contra, los 145 artículos que componen esta ley, la 1438, ya rigen. La expectativa, ahora, está en el reto que tiene el Gobierno para reglamentar la norma, de manera rigurosa y acertada, para que las buenas intenciones no se queden sólo en el papel.

Contrario a quienes tienen los reparos el ministro de la Protección Social, Mauricio Santamaría, confía en que la norma “debe solucionar problemas estructurales y poner en el centro de la discusión el bienestar de los usuarios como único objetivo del sistema”.

Por eso, apartándose un poco del debate, Semana.com escogió diez temas, diez decisiones, contemplados en la norma que deben conocer los colombianos para exigir su derecho a la salud.

1.  Portabilidad nacional

Esta decisión le permitirá a cualquier colombiano acceder al servicio de salud en cualquier rincón del país, y sin trabas. Vale aclarar que esta directriz comenzará a regir desde el año 2013, dado que no es un tema sencillo de adoptar. Sólo a partir de ese año las personas podrán ser atendidas, sin excusas, en clínicas y hospitales (IPS) que no pertenezcan a la red de su EPS, luego, la IPS le cobrará a la empresa promotora que pertenezca el paciente.

Los escépticos del tema, creen que no será sencillo si se tiene en cuenta que las EPS compiten entre sí.

2. Multas por inasistencia en las citas médicas

Según el artículo 55, “queda prohibido el cobro de cualquier tipo de multas a los cotizantes o beneficiarios de los regímenes contributivo y subsidiado, así como la población vinculada, en lo establecido para citas médicas programadas”.

En este punto hay temores: que las EPS creen otro tipo de sanciones para ‘castigar’ al paciente que no cumpla con una cita programada o se ejerza algún tipo de presión en la cuota moderadora (pago que hacen los pacientes por las citas médicas y las medicinas, según sus ingresos).

En caso de abusos, el paciente podrá interponer una queja ante la Superintendencia Nacional de Salud.

3. La desconcentración

Así se le ha llamado a la presencia que deberá tener la Superintendencia Nacional de Salud en las regiones, de manera directa o por convenio interadministrativo con las direcciones departamentales o distritales de salud. La idea, según la norma, es “tener mayor efectividad en las actividades del sistema de inspección, vigilancia y control”.

Beneficia a los pacientes porque podrán hacer sus denuncias y quejas en la superintendencia de sus regiones y no remitirlas a Bogotá, como se ha hecho hasta ahora. Expertos no dudan de las buenas intenciones de la decisión, pero creen que los grandes beneficiados serán los habitantes de ciudades, pero no aquellos de zonas rurales o pueblos remotos.

4. Atención primaria en salud

Es un concepto que se maneja muy bien en países desarrollados que entienden la salud desde la prevención y no sólo desde el asistencialismo. Es decir que acercan a sus médicos, enfermeras e instituciones de salud al ciudadano, familias y comunidad sin esperar a que éstos se enfermen y requieran de los servicios del sistema.

Se espera que los entes territoriales en conjunto con las EPS lleguen con sus servicios de salud y políticas de prevención a la población que por desconocimiento, desconfianza, falta de dinero, entre otros problemas, busca la atención cuando es estrictamente necesario, incluso, demasiado tarde.

En una verdadera atención primaria, cualquier ciudadano, zona rural o urbana, encontrará muy cerca de donde vive un servicio de salud completo y de alta calidad. Que sienta que tiene el médico de vecino o en su misma casa.
 
5. Protección a mujeres víctimas de violencia física y sexual

El artículo 54 ordena que los servicios de salud física y mental para las mujeres víctimas de violencia física y sexual no podrán ser cobrados por concepto de cuotas moderadoras, copagos u otros pagos, no importa en el regimen en que se encuentre. La atención deberá ser integral siempre y cuando esté certificado por una autoridad competente.

6. Defensor del usuario

La ley contempla la figura del defensor del usuario, sin embargo, es uno de los puntos que en la norma no están claros. Sobre el tema hay preguntas: ¿cuáles serían sus funciones y límites? ¿En dónde operarían? ¿Cuál sería su costo? Habrá que esperar la reglamentación.

7. Antitrámites

En los 12 meses siguientes, el Gobierno adoptará un sistema único de trámites en salud que incluirá los procedimientos, formatos de afiliación, recaudo, así como autorización, registro, auditoría, facturación y pagos de los servicios de salud. De lograrse, facilitaría al paciente el acceso a medicamentos, tratamientos y citas. Sin embargo, no es un proceso fácil puesto que cada EPS tiene un sistema de trámites particular y ponerlas de acuerdo no será una tarea sencilla.

8. Unificación del POS

La ley promete que en el año 2015 los Planes Obligatorios de Salud (POS) de los regímenes subsidiado y contributivo sea el mismo. Según el Gobierno, al unificar el Plan de Beneficios se pondrá fin al crecimiento desbordado de los pagos que el Estado le hace a las EPS por la atención y medicamentos no incluidos en el POS.

Según los críticos, aunque se beneficiarían los usuarios del régimen subsidiado, si se unifica “por lo bajo”, se corre el riesgo de que el régimen contributivo pierda beneficios y sea el más afectado.

9. Emergencias médicas

El Gobierno deberá desarrollar un sistema de emergencias médicas para responder de manera oportuna a víctimas de enfermedad, accidente de tránsito, traumatismos o paros cardiorrespiratorios que requieran de atención médica en urgencia.

En la práctica, en caso de ocurrir alguna de estas eventualidades todo debe funcionar de manera integrada. Es decir, que las ambulancias no se peleen los pacientes y tampoco tengan que rodar por la ciudad en busca de una clínica y hospital que lo atienda. La idea es proteger la integridad del paciente desde el momento en que se presenta la eventualidad hasta cuando no sea necesaria su permanencia en el sistema de emergencias.

10.  Atención para infancia

El título III de la norma define la atención para los infantes y adolescentes. Para expertos, la reforma en este punto no le agrega nada a lo contemplado en la Ley de Infancia y Adolescencia, que incluso, ordena que los menores del régimen contributivo y subsidiado tengan acceso al mismo plan de beneficios y que hasta ahora no se ha cumplido.

Sin embargo, con esta ley los padres de familia podrán presionar y exigirle al sistema una atención, sin excusas, para los menores. La norma obliga al sistema a garantizar la “promoción, la efectiva prevención, detección temprana y tratamientos adecuados de enfermedades, atención de emergencias, restablecimiento físico y sicológico de derechos vulnerados y rehabilitación de las habilidades físicas y mentales de los niños, niñas y adolescentes en situación de discapacidad, teniendo en cuenta sus ciclos vitales, el perfil epidemiológico y la carga de la enfermedad”.

Para estar atentos:

La ley incluye dos artículos para el manejo de la salud mental y la discapacidad en el país. Aunque son de suma importancia, la reforma no entra en detalles, no especifica beneficios, por eso es importante estar atentos a su reglamentación.
 
- Salud mental

Lo contempla en el artículo 65 y aunque lo define como “Atención integral en la salud mental” no se especifican los beneficios si se tiene en cuenta que dentro del concepto de salud mental caben diversas enfermedades, algunas más complejas y costosas que otras.

La norma habla de salud mental en términos generales: “Las acciones de salud deben incluir la garantía del ejercicio pleno del derecho a la salud mental de los colombianos y colombianas, mediante atención integral en salud mental para garantizar la satisfacción de las necesidades de salud y su atención como parte del Plan de Beneficios y la implementación, seguimiento y evaluación de la política nacional de salud mental”.

- Discapacidad

Al igual que el tema de salud mental, el artículo no entra en detalles y también habrá que esperar a su reglamentación. “Las acciones de salud deben incluir la garantía a la salud del discapacitado, mediante una atención integral y una implementación de una política nacional de salud con un enfoque diferencial con base en un plan de salud del Ministerio de Protección Social”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.