Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2013 12:00:00 AM

Las pruebas de Uribe contra Cepeda

Semana.com revela algunas pruebas que Álvaro Uribe entregó a la Corte Suprema en contra de Iván Cepeda.

El miércoles pasado el expresidente Uribe fue a la Corte Suprema a entregar personalmente las pruebas, que según él, comprometerían al representante a la Cámara Iván Cepeda con el presunto pago de dádivas y el ofrecimiento de beneficios jurídicos a dos paramilitares, entre ellos Juan Guillermo Monsalve, que vincularon al expresidente y a su hermano Santiago con jefes organizaciones criminales.

Al terminar su visita al alto tribunal Uribe, como si lo tuviera preparado, dio una pequeña rueda de prensa donde explicó el motivo de su presencia en el organismo judicial. Dijo que Cepeda había engañado a las autoridades porque pidió permiso para conocer la situación de Derechos Humanos de algunos presos en Colombia, cuando en realidad fue a visitar 21 veces a dos jefes paramilitares para que declararan en su contra. Y remató diciendo que el congresista había pagado dinero a los paramilitares.

Aun cuando el exmandatario y sus abogados no dieron detalles de las pruebas que entregaron, Semana.com conoció la denuncia completa que llegó al despacho del magistrado José Luis Barceló.

Para empezar el paramilitar Juan Guillermo Monsalve le dijo en una entrevista a Cepeda que a la edad de ocho años llegó con su padre a la hacienda de Guacharacas, propiedad de los hermanos Álvaro y Santiago Uribe Vélez, y que a los 18 años comenzó a realizar trabajos para las AUC. Según Monsalve el grupo tenía entre sus miembros a los hermanos Uribe y a los también hermanos Luis Alberto y Juan Villegas y a Santiago Gallón, quienes se movían, según él, en el mundo de la ganadería y las drogas.

Uribe y sus abogados le entregaron al magistrado la declaración de Óscar Antonio Monsalve, papá del paramilitar, realizada el pasado 20 de febrero, donde manifestó que jamás vio a Álvaro Uribe en esa hacienda y desmintió la versión de su hijo. En la declaración Monsalve deja entrever que Cepeda habría entregado dineros y “otros ofrecimientos” a su hijo para que declarara.

“ (…) Él (Cepeda) conversó con Juan Guillermo, el hijo mío, como que pa sacarnos del país o no sé qué. Entonces supuestamente arrancamos nosotros para Bogotá y así pasó. El señor Cepeda nos ofreció a la señora mía de nombre Luz Marina Pineda, a mi hija Marta Elena y a mí, que nos sacaba para otro país. Nos dijo que nos mandaba pa Argentina. A la señora mía y a mí nos dio millón doscientos mil pesos ($1'200.000) cada mes por tres meses y a los tres meses ya hasta ahí llegaba”.

Más adelante Monsalve dijo “(…) Cepeda nos dijo que ya viajábamos para Argentina y ya no resultó nada porque allá no había asilo político, entonces que quedábamos como inmigrantes o que nos mandaba pa Barranquilla mejor. Cepeda me preguntó que Álvaro Uribe, Santiago Uribe, Santiago Gallón y Juan Guillermo Villegas camuflaban y salían ‘enfusilados’, y le dije que yo nunca los vi. Me preguntó que si el doctor Álvaro Uribe tenía laboratorio en esa finca y contesté que tampoco había visto”.

Según el testimonio de Monsalve, aseguró que el dinero que, supuestamente, recibió de Cepeda fue entregado en cheque a nombre de su esposa Luz Marina Pineda.

Los abogados de Uribe entregaron también al magistrado declaraciones de personas de la que vivieron cerca de la Hacienda Guacharacas y que dieron otra versión del paramilitar que quiso hundir a Uribe.

Este jueves Semana.com quiso hablar con Cepeda sobre esta revelación pero su teléfono estaba apagado. El miércoles anterior el congresista le dijo a este medio que está tranquilo y que esta declaración de Uribe no es más que una reacción desesperada del expresidente porque ve que los procesos en su contra avanzan. “Uribe sabe que ahí hay unos hechos por los cuales debe dar unas serias explicaciones”, dijo.

El congresista aseguró que la estrategia que ha utilizado Uribe es difamar a quienes, como él, han querido colaborar con la justicia al denunciar hechos irregulares. “Mi deber es denunciar ante los órganos, es denunciar cualquier ilegalidad”. Reconoció que sí se ha encargado de velar por la seguridad de Monsalve, quien, según él, fue atacado en la cárcel de Cómbita.

Así las cosas será el magistrado Barceló y su equipo quienes después de evaluar la denuncia del expresidente considerará si hay mérito o no para encausar al congresista. Por ahora el balón está en manos de la Corte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.