Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/26/2011 12:00:00 AM

Las razones del magistrado para enviar a Arias a prisión

La decisión de cobijar al exministro con medida de aseguramiento mientras avanza el proceso en su contra por el caso de Agro Ingreso Seguro estuvo precedida por una clara argumentación del magistrado, que en este caso fungía como juez de control de garantías.

Por más de que el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá Orlando Fierro apoyó durante la audiencia del martes varios de los argumentos que la fiscal Viviane Morales expuso en la audiencia de imputación de cargos (peculado por apropiación a favor de terceros y celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales) contra el exministro Andrés Felipe Arias por el caso de Agro Ingreso Seguro (AIS), estaba en duda si su decisión final sería enviarlo a la cárcel (ver nota).
 
Sin embargo, cuando se adentró en los puntos a los que la fiscal había hecho referencia al solicitar la medida de aseguramiento (obstrucción a la justicia y ser un peligro para la sociedad) se empezó a develar que la solicitud del ente acusador de enviar a Arias a la cárcel estaba cerca de ser avalada.
 
El magistrado fue claro. Luego de decir en qué consistía la medida de aseguramiento y explicar por qué era importante como medida cautelar, respaldó la exposición de la fiscal sobre la obstrucción a la justicia en la que podría incurrir Arias si está libre mientras avanza el proceso.
 
El magistrado dio detalles, hasta ahora desconocidos, que resultaron determinantes en el momento de argumentar por qué era necesario cobijarlo con medida de aseguramiento.
 
Se refirió entonces a las visitas, diez en total, que “en menos de dos meses, del 16 de abril al 3 de junio” hizo el exministro a La Picota. Tres de ellas a la dirección del establecimiento, según el magistrado. Cada una con duración de cerca de cuatro horas y en las que se reunió con los exfuncionarios del Ministerio de Agricultura recluidos en las casas fiscales. Sobre este punto recordó lo que había dicho la fiscal y desvirtuó lo que había argumentado la defensa de Arias.
 
Dijo que no es cierto que, como lo aseguró el abogado Jorge Aníbal Gómez, el exministro haya acudido a la cárcel como un acto de solidaridad con sus exfuncionarios.
 
“No fue con fines humanitarios, sino que (las visitas) tuvieron como propósito influir sobre los otros imputados, tal y como lo señaló la señora fiscal (...) la defensa del investigado no demostró que sus testigos hubieran ingresado a la prisión, a ellos sólo les consta una reunión y no lo hablado en los demás encuentros”, aseguró el magistrado.
 
Pero Fierro fue más allá y advirtió que Arias podría inducir a los demás implicados en este caso para que oculten la verdad. Además señaló que dos de las visitas hechas se habían dado en horarios no permitidos y sin ningún problema. "Es una prisión de alta seguridad, por lo que se restringe su acceso tanto a los abogados como a otro personal, pero él ingresó sin ningún problema”.
 
Así mismo, según Fierro Perdomo un análisis en conjunto (visitas a La Picota y la declaración de Javier Enrique Romero Mercado, ex director del Incoder), permite razonar que el procesado puede inducir a obrar con reticencia.

"Este despacho no puede pasar desapercibidas las reuniones del exministro con particulares implicados en el caso de Agro Ingreso Seguro, AIS", aseguró el magistrado antes de referirse a los encuentros que se dieron en septiembre del 2009, luego de que la revista Cambio destapó el escándalo de AIS, el magistrado también se pronunció. Dijo que los funcionarios en ese entonces del Ministerio de Agricultura sí fueron aleccionados por Arias.
 
“Los funcionarios del ministerio sí estaban siendo aleccionados sobre las preguntas que los investigadores hacían (...) Arias utilizó su influencia para conocer el pliego de cargos de la Procuraduría y en las reuniones se buscaba una especie de ‘chivo expiatorio’ para que otros asumieran la responsabilidad de las investigaciones sobre Agro Ingreso Seguro", señaló el magistrado.
 
Sobre las reuniones en las que se habló del spot sobre AIS que protagonizaría la exreina Valerie Domínguez, que según la defensa de Arias fueron “casuales”, el magistrado aseguró que no tenían, como se dijo, el fin de limpiar la imagen de Domínguez, sino de evitar que el escándalo, que apenas se empezaba a conocer, trascendiera.
 
Sobre el otro argumento que expuso la Fiscalía para pedir la detención de Arias, el magistrado aseguró que aunque el exministro no es un peligro para la sociedad, por la gran cantidad de delitos imputados y su gravedad "la comisión de estos comportamientos merecen un trato drástico".
 
Fierro fue enfático en advertir que su decisión no obedecía a una presión mediática o popular, sino que era una ponderación de los cargos. 
 
Ahora, la defensa de Andrés Felipe Arias deberá enfrentar el juicio. En un plazo de 30 días la fiscal deberá presentar el escrito de acusación. Mientras tanto, Arias, así como Oskar Schroeder (exjefe jurídico del Ministerio), Juan Camilo Salazar (exviceministro) y Juan Camilo Ortega (exsecretario general), deberá permanecer recluido en la cárcel La Picota por su vinculación con el penoso episodio de Agro Ingreso Seguro.
 
Por ahora, el exministro pasó la noche en el búnker de la Fiscalía, donde se le practicó su reseña y se sometió a exámenes médicos. Se espera que el INPEC reciba la noticación de las autoridades para trasladar a Arias al lugar de reclusión.
 
Según versiones preliminares, el exministro estará recluido en el Cantón Norte de Bogotá, así lo decidió el magistrado Fierro tras resolver una petición de la defensa de Arias que alega motivos de seguridad. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.