Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/6/2012 12:00:00 AM

Las versiones encontradas de los amigos de Luis Andrés Colmenares

Caída o golpiza son las dos hipótesis que se manejan en el caso de la muerte del joven de la Universidad de los Andes. Dos de los mejores amigos de Luis Andrés tienen declaraciones encontradas sobre lo que pasó luego de la fiesta de disfraces.

Los testimonios de dos de los estudiantes de la Universidad de los Andes, Guillermo Alfonso Martínez y Gonzalo Gómez, han sembrado muchas dudas sobre lo que pasó en la madrugada del 31 de octubre del 2010, cuando apareció muerto Luis Andrés Colmenares en el caño de El Virrey, en el norte de Bogotá.

Los dos universitarios le han dicho a los investigadores de la Fiscalía que no vieron la supuesta agresión de la que fue objeto Luis Andrés Colmenares, y mucho menos, el golpe con una botella que, según ha dicho José Wílmer Ayola, el testigo avalado por la Fiscalía, le propinó Carlos Cárdenas (el estudiante acusado del homicidio). Entonces, cabe preguntarse: ¿qué han dicho los estudiantes?

¿Una golpiza?

En los testimonios entregados al ente acusador se pueden reconstruir algunos hechos, uno de ellos trata sobre una aparente discusión entre Luis Andrés Colmenares y Laura Moreno.

Martínez, estudiante de ingeniería industrial, contó que en la fiesta de disfraces, celebrada en la discoteca Penthouse, Luis y Laura bailaban juntos. "No sé de qué hablaban y de un momento a otro Luis la soltó y se fue, Gonzalo Gómez fue a perseguirlo a ver qué pasaba (...) Al rato llegó (sic.) Gonzalo y Luis normalmente".

Según narró Guillermo a la Fiscalía, Luis volvió a bailar con Laura, "como si nada hubiera pasado". Como no podía tomar, ya que tenía un problema de salud, ese día Guillermo era el conductor elegido y conducía la camioneta de Laura. Según su versión ,y tras conocer que Luis corría hacia el caño de El Virrey, él (Guillermo) tardó en llegar al parque por el trancón y porque estaba perdido.

Cuando ubicaron el sitio, cuenta Guillermo, Laura estaba llorando y les dice que Luis se había caído. "Nos asomamos al caño y sólo había agua, no vi ningún cuerpo".

Fue a Guillermo a quien la Fiscalía le mostró las fotos de cómo quedó el rostro de Luis Andrés. En ese momento, el fiscal le preguntó si creía que esas heridas eran producto de un accidente. "Tuvo que haber pasado algo distinto, es decir, algo premeditado o manos criminales", señaló.

Más adelante, Guillermo afirmó que las heridas en la cara podrían ser producto de golpes. Además, aseguró que en el lugar donde Laura les dijo que se había caído Luis Andrés, "las paredes del caño no tenían sangre".

Guillermo se ha negado a entregar declaraciones a la prensa y así se lo hizo saber a Semana.com, que lo contactó para conocer si corroboraba o no su versión.

El otro testimonio

Gonzalo Gómez, quien conoció a Luis Andrés en una clase de la universidad y vivía en el mismo barrio, ha sostenido que la muerte del estudiante fue un accidente y con ello, valida la declaración de Laura Moreno.

Incluso, uno de los investigadores de la Fiscalía le preguntó a Gonzalo qué pensaba sobre la tesis de que hubo un asesinato. Su respuesta fue corta. "Creo que fue un accidente, creo que no se dio cuenta del caño y siguió derecho", indicó.

Gómez recuerda que Luis Andrés, a pesar de que había tomado, no estaba borracho. "Hablaba bien y caminaba perfectamente". Además, reconoce que la última conversación con Luis Andrés fue cuando le dijo que se iba a comprar un perro caliente pero, “no vi hacia dónde cogió”.

El estudiante aseguró que gran parte de la responsabilidad la tienen la policía y los bomberos, quienes no se metieron al caño, pues era posible que Luis Andrés estuviera vivo y pudiera ser auxiliado.

En su testimonio, Gonzalo también afirmó que no conoció que Luis Andrés tuviera problemas con Carlos Cárdenas. "La verdad, nunca me comentó nada", refiriéndose al desaparecido joven.

En diálogo con Semana.com, Gonzalo reiteró que no entrega entrevistas a medios, pues considera que lo que ha declarado “es lo que vi y sé”.

Ante las versiones delos estudiantes que estuvieron en la discoteca y sus alrededores, el fiscal de la unidad de vida, Antonio Luis González, se ha hecho una pregunta: ¿por qué confirman la versión de Laura sin haber visto lo que pasó? 

Lo único claro hasta ahora es que las declaraciones de Guillermo y Gonzalo, y otros testimonios, son claves a pocos días de que se reanuden las audiencias contra Jessy Quintero, acusada de encubrimiento; Laura Moreno, acusada de homicidio impropio, y Carlos Cárdenas, señalado por la Fiscalía del delito de homicidio agravado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.