Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/09/23 00:00

Las víctimas de 'Jojoy'

Víctor Julio Suárez Rojas o 'Jorge Briceño' fue uno de los jefes más sanguinarios de las Farc. A lo largo de sus 35 años en la guerrilla dejó decenas de víctimas. Estas son las más representativas.

Muchos secuestrados terminaron en las cárceles del 'Mono Jojoy', en medio de las selvas de Guaviare, Meta, Caquetá y Putumayo.

- General Carlos Julio Colorado

El 19 de julio de 1994, un grupo de hombres de las Farc emboscó y asesinó al general Carlos Julio Colorado, comandante de la Cuarta División del Ejército, a pocos kilómetros de Villavicencio.

El oficial tenía bajo su mando cerca de 12.000 soldados y controlaba las operaciones militares en siete departamentos. Nació en Bogotá y en 1957 ingresó a la escuela Militar de Cadetes.


- Stephen Evertt Welsh y Thimothy Van Dick, misioneros estadounidenses

El 16 de enero de 1994 los dos estadounidenses fueron secuestrados por 20 guerrilleros de las Farc en una finca en la región de Villavicencio.

Welsh, que vivía en Colombia desde 1981, y Van Dick, que llegó en 1989, pertenecían a la Asociación Nuevas Tribus, organización dedicada a divulgar el catolicismo entre los indígenas. Vivían en una escuela en San José, una vereda a 45 minutos de Villavicencio.

Un año y medio después del secuestro, las autoridades encontraron los cuerpos de los dos misioneros en el páramo de Los Farallones, en límites entre Cundinamarca y Meta.


- José Raimundo Sojo Zambrano
 

El 30 de septiembre de 1995 José Raimundo Sojo Zambrano fue asesinado por las Farc cerca a su finca en Anloaima, Cundinamarca, cuando intentaban secuestrarlo.

Sojo Zambrano fue presidente de Fenalco, Fedegán y asesor de la Sociedad de Agricultores de Colombia. Lo eligieron además al Concejo y a la Alcaldía de Barranquilla, y al Senado. En las elecciones de 1994, Sojo fue candidato a la vicepresidencia de la República por el Movimiento de Concertación Cívica, liderado por el ex director del DAS Miguel Maza Márquez.


- Toma de Las Delicias

El 30 de agosto de 1996, 600 guerrilleros de las Farc atacaron la base del Ejército de Las Delicias, en Puerto Leguizamo, Putumayo.

A las 8 de la noche, con granadas y cilindros bomba, las Farc empezaron a bombardear los 120 soldados que estaban en Las Delicias. Los combates, dirigidos por el ‘Mono Jojoy’, duraron cerca de nueve horas y dejaron un saldo de 31 soldados muertos, 16 heridos y 60 secuestrados, que fueron liberados en abril de 1998, dos años después de los combates.
 

- Toma de La Carpa

El 7 de septiembre de 1996, guerrilleros al mando del ‘Mono Jojoy’ se tomaron la base militar La Carpa, de la Brigada Móvil Número 2, en San José del Guaviare. Después de dos horas de combate, las Farc se retiraron; el ataque dejó 22 soldados muertos.


- Toma de Miraflores

El 3 de agosto de 1998 unos 500 guerrilleros atacaron la base de la Policía Antinarcóticos y la del Batallón Joaquín París del Ejército de Miraflores, Guaviare, donde se concentraban cerca de 200 uniformados.

Durante más de dos días las Farc invadieron las instalaciones, mataron a nueve militares, hirieron a 10 y secuestraron a 22, entre los que se encontraban Arbey Delgado, William Donato, Robinson Salcedo y Luis Alfredo Moreno, liberados más de una década después de la toma.

Miraflores era uno de los centros vitales en la lucha anti droga, contaba con tecnología de punta y ahí trabajaban tropas élite de la Policía y el Ejército. La toma significó un golpe al corazón de las autoridades de parte del ‘Mono Jojoy’.


- Toma de Mitú

El 1 de noviembre de 1998 a las 5 de la mañana, 500 guerrilleros rodearon la capital de Vaupés. Mientras tanto, más de mil hombres fuertemente armados entraron en la ciudad de 15.000 habitantes, lanzando granadas y cilindros de gas.

A pesar de la defensa de 120 policías, bajo las órdenes del entonces coronel Luis Mendieta (ahora general), en la tarde los guerrilleros lograron doblegarlos. Los hombres dirigidos por el ‘Mono Jojoy’ estuvieron cerca de 72 horas en la ciudad y acabaron con la estación de Policía, la Registraduría, los juzgados y las sedes de Telecom y la Caja Agraria.

Las autoridades reportaron la muerte de 37 policías y 11 civiles. Las Farc además se llevaron a la selva a 56 uniformados, la mayoría liberados en 2001. Sin embargo, John Franck Pinchao, Javier Vianney Rodríguez, Luis Mendieta, Enrique Murillo tuvieron que esperar varios años antes de poder escapar de los campos de concentración de las Farc.
El ataque a Mitú fue el primer y único ataque directo a una capital colombiana por parte de las Farc, donde el ‘Mono Jojoy’ demostró su iniciativa militar.


- Diego Turbay Cote

El 29 de diciembre del 2000 un comando del frente 14 de las Farc asesinó al congresista liberal Diego Turbay Cote, en Puerto Rico, municipio de Caquetá.

Junto a Turbay Cote fueron acribillados su madre, Inés Cote de Turbay; el arquitecto Jaime Peña Cabrera; sus tres escoltas -Edwin Angarita Alarcón, Mail Bejarano Martínez y Dagoberto Samboní Uni-, y el conductor del vehículo donde se desplazaban, Rafael Ocasiones.

Diego, que era hermano de Rodrigo Turbay Cote (quien murió cuando estaba secuestrado por las Farc en 1994), fue electo en 1998 representante de Caquetá y era presidente de la Comisión de Paz de la Cámara.

Su familia dominó la política en Caquetá por varias décadas.


- Los muertos de El Nogal

El 7 de febrero del 2003 un carro bomba estalló en el parqueadero del club El Nogal, en el norte de Bogotá. La explosión cobró la vida de 36 personas, dejó 200 heridos y sembró el pánico entre los más de 600 socios y empleados que estaban ahí en ese momento.

Pocas semanas después, las autoridades señalaron que el ‘Mono Jojoy’ planeó el atentado y le ordenó a Javier Paz, uno de sus hombres de confianza, coordinar el atentado y conseguir el carro, que tenía más de 200 kilos de explosivo C4 y amoníaco.
En el 2004 la Fiscalía acusó al ‘Mono Jojoy’ de ser uno de los principales responsables del atentado.


- Los secuestrados de las Farc

Desde finales de los años 90 las Farc consolidaron el secuestro de políticos, militares y policías como una de sus principales estrategias políticas para presionar los gobiernos de turno, tener poder de negociación y pedir un intercambio humanitario.

Muchos secuestrados terminaron en las cárceles del ‘Mono Jojoy’, en medio de las selvas de Guaviare, Meta, Caquetá y Putumayo.

Entre estos están Íngrid Betancourt; Clara Rojas y su hijo Emmanuel; los contratistas estadounidenses Keith Stansell, Marc Gonsalves y Thomas Howes; los políticos Alan Jara, Luis Eladio Pérez, Orlando Beltrán, Consuelo González, Jorge Eduardo Géchem, Gloria Polanco y decenas de policías y militares, capturados en las tomas de Patascoy, El Billar, Miraflores y Mitú.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.