Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2011 12:00:00 AM

Las voces de la marcha por la libertad

"Libérenlos", "no al rescate a sangre y fuego", y "no más FARC", algunos de los mensajes que se escucharon este martes.

Con la voz cansada de tanto gritar por su hijo, María Virginia Franco de Beltrán, madre del sargento del Ejército Luis Alfredo Beltrán, secuestrado por las Farc en marzo de 1998, llegó hasta la Plaza de Bolívar, como cada martes, para pedir por la libertad y para decirle al Gobierno que no se le ocurra el rescate a sangre y fuego.
 
Esta mujer de 70 años, quien tiene puesta una de las cinco camisetas que usa desde que fue raptado ‘Lucho’, contó que no deja de recordar a su hijo a cada instante y aunque apoya la marcha dice que esto no puede ser solo una efervescencia.
 
“Uno está pensando en él, cuando llueve porque uno sabe que están caminado (…) nosotros no queremos que nuestros hijos perezcan”, reclamó la mujer que tiene el recuerdo vivo de la muerte de los cuatro uniformados a manos de las Farc.
 
Al clamor de doña Virginia se sumó el de Mercy Sarmiento, quien con su hermana y su hijo reclamaron frente a la Catedral Primada con una camiseta en la cual se leía: “No más Farc desde Venezuela”. Para ella esa organización es “el enemigo del pueblo”.
 
Mientras su hijo pinta en su camiseta un “no” a las Farc, la mujer aseguró que no es la primera vez que sale a protestar ya que ella ha sufrido en carne propia la violencia de esa organización que la desplazó de una finca en la Macarena, en el departamento del Meta.
 
Otros marchantes ven en el diálogo la posibilidad de salir del conflicto en el país. Dejando de lado una papelería en el sur de la ciudad, Fabiola Tejada, su esposo, Julio César Forero, y un niño, que muestra con los dedos que tiene tres años y que lleva el nombre de su padre, izaron la bandera tricolor y pidieron que haya un acuerdo humanitario para que los secuestrados vuelvan a sus casas.
 
“Dios quiera que haya un proceso de paz entre la guerrilla y el Gobierno, esperamos que las futuras generaciones vivan en paz”, resaltó este hombre que porta la camiseta de la selección Colombia con el número diez.
 
A pesar de que las nubes amenazaban lluvia, la mítica Plaza de Bolívar se llenó de manifestantes, entre ellos dos puertorriqueñas, medre e hija, que tomaban fotos y que cargaban en la mano camisetas contra las Farc. Ellas las compraron en la calle por siete mil pesos como recuerdo.
 
“Nos parece interesante porque se ve la participación de los diferentes sectores, la policía, las familias, los afectados, las ONG, los políticos”, dijo la más joven, Petra Petry.
 
Las dos mujeres visitaban la ciudad y se encontraron con la marcha. Este martes regresan a su natal Puerto Rico con un mensaje: los colombianos rechazan una organización que por fuera del país es reconocida como narcotraficante e inhumana.
 
Finalmente, cuando parecía que la lluvia opacaba la protesta, a la una y media de la tarde rugió por la séptima la caravana de motociclistas que recorre el país para que liberen a los secuestrados.
 
Aunque esta vez la marcha distó mucho de la multitudinaria manifestación que contra el secuestro se registró en febrero del 2008, una vez más los colombianos demandaron, con múltiples mensajes, la liberación de los secuestrados.
 
Otras voces
 
Juan Manuel Santos, presidente de la República
 
"Exigimos ya la liberación de esos 11 héroes de la patria que siguen secuestrados en manos de las Farc (…) Si liberan a los secuestrados podemos sentarnos a dialogar".
 
Herbin Hoyos, director del programa Voces del Secuestro
 
"Desafortunadamente calculábamos que iban a venir más personas pero... los colombianos son muy poco solidarios".
 
Gélber Rodríguez, del grupo organizador Colombia Soy Yo
 
"Es una una exigencia de la libertad inmediata de todos los secuestrados y desaparecidos".
 
Marleny Orjuela, directora de Asfamipaz
 
"Estamos diciendo no al rescate a sangre y fuego, por la vida, la liberación de los secuestrados y la paz en Colombia".
 
Patricia Trujillo Solarte, hermana del intendente Jorge Trujillo
 
"Pedimos la liberación de todos los secuestrados, pero sanos y salvos y no en bolsas".
 
Oliva Solarte, madre del intendente de Jorge Trujillo
 
"Este apoyo es fantástico porque no nos sentimos olvidados".
 
Hernando Piñeros, uno de los organizadores de la manifestación en Miami
 
"Las FARC deben ser derrocadas por los ciudadanos en la calle... no tienen ninguna razón de ser".
 
Sigifredo López, exsecuestrado
 
"Estas movilizaciones son muy útiles, porque es una forma de decirle a los violentos que rechazamos sus acciones".
 
Redacción Nación Semana.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.