Sábado, 29 de noviembre de 2014

| 2013/07/23 00:00

“Le dimos choques eléctricos y puñaladas”

Édgar Murillo, alias ‘Payaso’, cuenta cómo asesinaron al agente de la DEA James Watson y pide clemencia.

. Foto: SEMANA

Édgar Javier Murillo, uno de los seis implicados en el paseo millonario y posterior muerte del agente de la DEA James Terry Watson en Bogotá, pidió clemencia y que no lo extraditaran a Estados Unidos sino que lo juzgara un juez en Colombia.

De acuerdo con las declaraciones de ‘Payaso’, los atracadores no supieron que Watson era estadounidense porque “nunca habló” y tampoco que se desempeñaba como agente de la DEA porque no le hicieron seguimiento alguno, sino que la víctima tomó ese taxi por casualidad.

Según él, en el momento del atraco, “la idea nunca era causarle ninguna herida a ninguna persona, la idea era intimidarlo”, pero, según su versión, Watson comenzó a forcejear por lo que le propinaron choques eléctricos y varias puñaladas.

“Ya yo vi sangre y lo dejé salir porque yo me puse muy nervioso”, contó ‘Payaso’, antes de indicar que lo único que le quitaron fue un maletín que después arrojaron desde el taxi al doblar la esquina. Las sorprendentes declaraciones de ‘Payaso’ fueron hechas en una entrevista exclusiva con La F.M. y con Noticias RCN.

En la entrevista Murillo pidió perdón en medio del llanto y admitió tener “la mayor culpa” del fallecimiento de Watson, pues fue él quien le causó las heridas mortales en medio del frustrado robo.

“Acepto mi culpa, creo que la mayor culpa la tengo yo y quiero pagar mi error acá. No quiero que me extraditen”, clamó Murillo.

Según las investigaciones, en la noche del pasado 20 de junio Watson abordó un taxi conducido por Julio Steven Gracia, en el que después se subieron Edwin Figueroa, alias ‘Garcho’ y ‘Payaso’, quienes pretendían robar al agente bajo la modalidad del “paseo millonario”, obligándole a sacar dinero del cajero.

‘Payaso’ explicó que después de ser detenido por la Policía, agentes de la DEA y del FBI le sometieron a duros interrogatorios.

“Siempre los agentes de la DEA fueron los que estuvieron conmigo y en la declaración no dejaron a ningún colombiano escuchar”, dijo al recordar que le dijeron que cuando fuese extraditado a Estados Unidos le “iban a matar” y le “iba a ir muy mal”.

“Me trataban mal y hasta uno en una entrevista lloró y me quiso pegar porque era amigo del señor que murió”, agregó.

Un jurado federal del estado de Virginia acusó el pasado 18 de julio a los detenidos Gerardo Figueroa, Omar Fabián Valdés, Édgar Javier Bello, Héctor Leonardo López, Julio Estiven Gracia y Andrés Álvaro Oviedo de dos cargos de homicidio en segundo grado, un cargo de secuestro y un cargo de conspiración para secuestrar.

Según la Cancillería de Colombia, al menos cinco de ellos han sido pedidos en extradición por las autoridades estadounidenses. Watson falleció, después de ser apuñaleado, en un hospital del norte de Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×