Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2013 12:00:00 AM

'Le Figaro': en Colombia cambian cacao por coca

Un artículo del diario francés refleja la dura situación de los cultivadores del producto.

El diario Le Figaro, en reciente artículo titulado ‘Les fermiers colombiens préfèrent la coca au cacao’ (‘Los granjeros colombianos prefieren la coca al cacao’), afirma que según la Federación Nacional de cacaoteros, (Fedecacao) la poca demanda de ese producto a nivel global ha generado una caída en los precios, que ha hecho que haya un retorno al cultivo de coca.

Según el rotativo, “los campesinos pueden vender la hoja de coca a 2.400 pesos por kilo, y la pasta en 1,8 millones de pesos. Aún más lucrativo resulta si la venden en forma de base cuando ya está elaborada, pues el precio aumenta a 2,6 millones de pesos por kilo. Este cultivo puede asegurar al campesino que venda el producto bajo forma de hoja un ingreso neto por hectárea de alrededor 227 euros al mes” (unos 542.000 pesos).

El informe también entrega datos proporcionados por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). En ellos se señala que “según las estadísticas oficiales, el grano de cacao sostiene entre 16.000 y 25.000 familias, mientras que la cocaína alivia las necesidades de aproximadamente 62.390 de ellas”.

El informe se basa igualmente en análisis proporcionados por Bloomberg, medio especializado en análisis financieros según el cual la política del Gobierno sobre la erradicación de cultivos de forma manual y con glifosato, cuyo fin era disminuir la producción de coca, permitió un aumento de la inversión extranjera en el país que tuvo un récord de 13.200 millones de dólares el año pasado.

Le Figaro afirma que el principal desafío que tiene el Gobierno es buscar que los campesinos siembren cacao de nuevo y no hoja de coca. La idea es mostrar que aunque el Gobierno ha hecho esfuerzos para que los campesinos no siembren el arbusto, las condiciones de siembra de ambas plantas son similares, ya que crecen en climas húmedos y calientes entre 600 y 1.700 metros de altitud.

También, se debe combatir la facilidad con la que los campesinos recuperan el dinero invertido por la presencia de grupos guerrilleros que incentivan la producción del cultivo, señala.

El texto concluye que el Gobierno busca cumplir su objetivo de ser el segundo productor mundial de cacao (actualmente es el tercero después de Brasil y Ecuador) y que según el Ministerio de Agricultura y un informe de Proexport publicado en 2012, el país podría llegar a  producir 250.000 toneladas en el 2018.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.