Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/10/27 21:00

Victor Pacheco, de la Modelo a su casa

Un juez de Bogotá otorgó el beneficio al abogado procesado por un supuesto soborno en la Corte Constitucional.

En la audiencia de imputación de cargos, Pacheco se declaró inocente. Foto: Archivo SEMANA

El abogado Víctor Pacheco, involucrado en el escándalo de la Corte Constitucional en el que supuestamente medió la entrega de 500 millones de pesos al magistrado Jorge Ignacio Pretelt a cambio de que la empresa Fidupetrol saliera favorecida en una tutela, logró que un juez le concediera la casa por cárcel.

En este caso, fue la propia Fiscalía la que sustentó ante un funcionario judicial de Bogotá que Pacheco dejó de presentar un "riesgo para el proceso". Pero además, el ente acusador demostró que el abogado pasó a ser un aliado en este caso.

Pacheco es la piedra angular de todo este proceso porque fue quien denunció la trama. Tanto así, que ahora es el testigo clave para el juicio que se adelantará en contra de Helbert Otero, el mayor accionista de Fidupetrol y actualmente preso por este escándalo.

"Lo que se tuvo en cuenta es que Pacheco colaboró con la justicia. Está ayudando a esclarecer los hechos. También se tuvo en cuenta que necesita seguridad en su domicilio. Además ha entregado 76 millones de pesos y se comprometió a entregar los 76 millones restantes el próximo año", señaló a Semana.com su abogado defensor, Leonardo Cruz.

La Fiscalía, en desarrollo del caso, logró pruebas que indican que el abogado Víctor Pacheco estaría involucrado en una operación de tráfico de influencias en la Corte Constitucional, donde movió la tutela de un cliente suyo -Fidupetrol- para cambiar, a través de una acción de tutela, un fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de la Gobernación de Casanare.

El ente acusador logró otras evidencias que relacionan al jurista con un presunto enriquecimiento ilícito de 150 millones de pesos. Para la Fiscalía es claro que la existencia de una adición de 50 millones de pesos al contrato de Pacheco para prestar sus servicios a la fiduciaria fue una fachada para encubrir el tráfico de influencias del abogado ante la Corte Constitucional, puesto que se dio en los mismos días en los que resultó seleccionada la tutela para su estudio por parte del Constitucional.

El fiscal del caso, Fabián Ordóñez, adscrito al despacho del vicefiscal general, le imputó al abogado barranquillero los delitos de enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias. Pacheco se declaró inocente.

“La Fiscalía no entiende cómo le pagan 50 millones de pesos al doctor Pacheco 17 días antes de que fuera notificada la selección de la tutela. El mismo día que se seleccionó la tutela Víctor Pacheco estaba cobrando el dinero. Claramente, le ha quitado venda a la justicia para que sea imparcial y no distinga de nadie. Esa venda se la quitó para hacerse visible con su amistad afectando su imparcialidad”, dijo Ordóñez.

Advierte la Fiscalía que con las actuaciones de Pacheco se violó el principio de igualdad. "No es lo mismo una tutela con ‘padrino’, cuyo interesado hace agasajos a los magistrados, a una que no tiene esas ventajas para que sea seleccionada. Eso afecta el principio de imparcialidad. Las razones que determinaron la selección de la tutela fueron las que se pusieron por debajo de la mesa", concluyó.

Esta no fue la única noticia en este caso, pues el ente acusador arrancó la carrera para lograr la condena a Helbert Otero, considerado el cerebro de todo este escándalo. Este es el primer paso para que se inicie el juicio contra Otero como determinador del delito de tráfico de influencias que tiene una pena de cuatro a ocho años de prisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.