Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2016 4:58:00 PM

El duro golpe que recibió el general Martínez

Tras su retiro de la Policía, Luis Eduardo Martínez continúa con su batalla para demostrar que no ha tenido nexos con narcotraficantes. Este jueves, EE. UU. le retiró la visa.

En la tarde de este jueves, las cosas se agravaron para el general (r) Luis Eduardo Martínez, a quien llamaron a calificar servicios hace varias semanas después de que el Gobierno decidió no promover su ascenso. Las autoridades de Estados Unidos decidieron retirarle la visa de ingreso a ese país. Así lo dio a conocer fuentes cercanas al oficial.

Este era uno de los temas que tenía en vilo a Martínez, después de que en las útlimas semanas arreciaron los señalamientos por supuestos nexos con jefes paramilitares en Antioquia. Él ha dicho que se trata de anónimos con información de oídas sin pruebas contundentes.

El lunes pasado, el presidente Juan Manuel Santos se refirió de manera directa al caso del general. Dijo que su salida no fue fundamentada en “rumores” y que en los próximos días se darán detalles sobre los motivos.

Fue la propia hija del general quien vía Twitter escribió, hace pocos días, que se trata de una persecución contra su padre e, incluso, insistió en que el saliente director de la Policía, Rodolfo Palomino, y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, lo amenazaron con hacerle quitar el documento de viaje.

“El ministro de Defensa lo amenazó el pasado 18 de diciembre (2015) y el general Palomino el pasado jueves. Mi papá me lo contó”, aseguró. Y afirmó que su padre ha querido mantener eso por ahora en silencio porque “se está asesorando”.

Este jueves el general rompió su silencio. En entrevista con la Noche de RCN dijo que hablaba para defender su dignidad y honor y habló sobre los documentos que lo involucran con narcotraficantes.

“Son memorandos de la DEA, documentos internos de la DEA que, hasta donde yo tengo entendido, se hicieron durante los años 2008, 2009 y 2010. En esos documentos se hablan de situaciones de oídas, es que a mí fulano me dijo que sultano dijo que le daban al general en esa época sobornos para determinadas, digamos, protecciones a los delincuentes (…)”, dijo el general

Agregó que “son una cantidad de sandeces que son viejas y que precisamente nunca han podido comprobar con esta persecución mediática, a la cual me he visto expuesto pues yo mismo le pedí a la Fiscalía y a la Procuraduría que iniciaría investigaciones penales en mi contra para establecer la veracidad o rechazar de plano lo que dice en esos documentos”.

En la extensa entrevista el oficial retirado habló de enemistades y persecuciones al interior de la Policía por el trabajo que realizó durante muchos años. Se refirió a una especie de complot en su contra, pero no entregó nombres ni datos acerca de  quién estaría detrás de su retiro.

Martínez se refirió a las reuniones que tuvo con el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas donde se tocaron los temas que complicaron su ascenso. “El ministro de la Defensa me llamó y me dijo: general llegaron unos elementos nuevos, vamos a retirar o aplazar su ascenso mientras adelantamos algunas investigaciones y el 16 de marzo, si no sucede nada, lo volvemos a presentar”.

Dijo que no le dieron el derecho a la defensa y que luego el Ministro no le respondió las peticiones por escrito que él envió para aclarar su situación.
“Entonces, yo creo que si me hubieran dado el derecho a la defensa, como yo lo pedí. Yo inclusive dije: ‘no necesito el ascenso porque yo entiendo el tema jerárquico y piramidal de la institución’, uno llega hasta cierto punto y uno está preparado para eso, pero yo quiero defender mi honor y el de mi familia”.
Sin investigaciones

Semana.com, sin embargo, consultó con fuentes de la Fiscalía y de la Procuraduría que informaron que, a la fecha, no registran procesos en contra del general (r). En el caso del ente acusador se tiene un proceso preliminar solicitado por el mismo general Martínez, tal y como él mismo lo señaló. La asignación está a cargo de una fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia por los delitos de enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

“En este momento la Fiscalía está a la espera de que Estados Unidos autorice para tomar la declaración a los extraditados Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias ‘Macaco’; Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, y el general retirado Mauricio Santoyo”, señaló una fuente del ente acusador a este portal.

Fue con esas personas que, presuntamente, Martínez tuvo relación. Así se desprendió de anónimos que llegaron al Congreso.

Así las cosas, mientras no se tengan esas declaraciones no existe un proceso formal contra del alto oficial retirado, de quien a la fecha ya “se han desestimado otros procesos debido a que no existe el material probatorio suficiente para vincularlo”, señaló una fuente de la Fiscalía.

En lo que corresponde a investigaciones disciplinarias, el general (r) Martínez, quien se ha movido por cargos como comandante de la Policía en Medellín, Bogotá, además de encabezar operativos de talla mayor contra las FARC y el Clan Úsuga, la Procuraduría no tiene nada en su contra.

Según fuentes del Ministerio Público, así como en el sistema de antecedentes de la entidad, no se registran procesos vigentes en su contra.

Este tipo de señalamientos persigue al general retirado desde el 2012. Ese año apareció por primera vez su nombre relacionado con los de narcotraficantes. Con base en anónimos, algunos medios en ese entonces informaron que Macaco lo señaló de ser “uno de los hombres más cercanos al capo mexicano Francisco Cifuentes”.

El año pasado al Congreso llegó un anónimo, similar al que años atrás ya había circulado, que vinculaba al general Martínez con narcotraficantes. Semana.com conoció los detalles de esa misiva fechada en Miami el 24 de septiembre del 2014.

En tres párrafos escritos en español, aunque con varios errores gramaticales, decía que el general Martínez recibió “pagos, sobornos y en algún momento propiedades, por la información que él proporcionaba a las organizaciones del narcotráfico alertándolos de la acción de las Agencias Americanas (sic)”.

En el documento se dice que esta información fue proporcionada por Macaco, Dagoberto Giraldo Pérez (‘Percherón’), Otto Herrera García, Salvatore Mancuso, Rodrigo Tovar Pupo (‘Jorge 40’), Carlos Aguilar Echeverry, Patricia Rodríguez Guzmán y el general Mauricio Santoyo.  

No obstante, Martínez logró demostrarle al Senado la falsedad del documento. Contrató un análisis pericial del documento, que fue contrastado con un memorando original de las agencias de Estados Unidos. Entre las principales conclusiones del análisis pericial se advierte que “existe una evidente intención de suplantar documentos oficiales de agencias federales de los Estados Unidos, y/o personas”.

Martínez, sin embargo, , ha prometido seguir demostrando su inocencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.